¿Necesitas una buena imagen digital? VI-Destacar de la competencia

En este último capítulo hablaré de como destacar de la competencia. El resto que forman la serie los encontrarás aquí:

1 El mundo es digital
2 Tu imagen lo es todo, o casi
3 Conseguir nuevos clientes
4 Fidelizar a tus clientes
5 Mostrar el profesional que eres
6 Destacar de la competencia

Dicen que destacar de la competencia no es fácil. Sin embargo creo que esta es la parte más fácil y más efectiva sin ningún género de dudas. Si hacemos todo lo que he planteado en los puntos anteriores, si lo haces con el profesional adecuado a tu lado ¿crees que lograrás destacar? Te aseguro que sí.

La mayor parte de las empresas tienen una imagen que ya necesitaba una revisión antes de lanzarla y en algunos casos llevan años, incluso toda una vida, sin ningún cambio. Y por eso destacar es tan fácil: solo hay que ponerse a ello y hacerlo mejor, para superar a todos los que lo hacen mal.

Destacar no se trata de llamar más la atención, va de parecer una mejor opción que los demás. Y en eso hay que encontrar el equilibrio, ofreciendo una imagen atractiva, sí, pero la que encaje con el perfil de tu cliente.

Para el cliente destacarás cuando hagas algo que no hacen la mayoría: preocuparse de él y contarle menos de tu vida, que entre tú y yo, le interesa bastante poco.

Por eso, es un reto entregar la información adecuada desde la primera línea de tu boletín informativo, o en la primera frase de tu web. Algo a lo que debes dedicar el tiempo y el cariño necesarios.

Aunque tengas poco presupuesto puedes construir una imagen que te destaque. Y lo hará si cumple al menos los siguientes puntos:

  • Mostrar al profesional que eres
  • Ser fiable, y aún más importante parecerlo
  • Debe estar diferenciada
  • Presentarte de forma atractiva
  • Y sobre todo, ¡rentable!

¿Están por orden de importancia y dejo la rentabilidad al final? Sí, porque sin resolver las condiciones previas no habrá beneficios.

Cumplir estos objetivos es posible. Tener una buena imagen no cuesta mucho, siempre puedes ir de menos a más. Un profesional te ayudará a decidir como invertir mejor tu presupuesto. Lo que es muy caro es no tener la imagen que necesitas. Pero eso si te parece te lo cuento en una nueva entrega.

Mientras tanto agradecerte que hayas visto toda la serie y si necesitas ayuda con tus proyectos digitales, en El Super podemos ayudarte. Somos los de las tres Bes.

 

¿Necesitas una buena imagen digital? IV-Fidelizar a tus clientes

Este artículo se divide en seis partes:

1 El mundo es digital
2 Tu imagen lo es todo, o casi
3 Conseguir nuevos clientes
4 Fidelizar a tus clientes
5 Mostrar el profesional que eres
6 Destacar de la competencia

¿Cómo puedes evitar que tus clientes se echen en sus brazos cuando remodela su tienda, o cuenta con empleados atractivos y que aparentemente sirven mejores productos, que le entregan más valor?

Sea o no cierto lo que ofrece, ha conseguido captar la atención de tus clientes y eso no es bueno. Probablemente tendrás que hacer algo en tu negocio físico, pero las herramientas digitales también son la vía para conseguir batirle, además te ayudarán a dar forma al resto de tu estrategia. Y si no lo tienes claro o no te lo crees, pregúntame.

La fidelización es la clave

Hacer un cliente nuevo es mucho más caro que venderle a un cliente existente. Sé que a veces no hay tiempo material para hacer todo lo que debemos, pero los negocios que funcionan es porque tienen al frente a alguien que toma las decisiones. El negocio no debe decidir por ti.

Por ejemplo puedes mantenerles informados de novedades que les resulten interesantes. Contarles sobre esas nuevas madejas de lana que has recibido, las maravillosas características de la última colección de lencería, lo que se te ha ocurrido para sacarle más provecho a los viejos armarios o para dar unos años más de vida al coche. No están los tiempos para malgastar ni un céntimo, y al usuario le interesa cualquier oferta que objetivamente le beneficia.

Ojo, cualquier cosa que les beneficie a ellos, si les saturas con temas que no les resultan interesantes, dejarán de seguirte. Tienes que entregar la información adecuada a cada uno, recuerda que estamos saturados. Porque tú también estás hasta arriba de correos que no te interesan,¿verdad?

Revisar lo que ofreces, cómo lo haces, poner al día tu estrategia y mensajes te ayudará a estar más cerca de tus clientes. A través del mundo digital puedes establecer una comunicación con ellos, automatizarla y ser mucho más productivo. Es el único método para lograr objetivos ambiciosos con pocos medios. Al fin y al cabo esto trata de vender.

Tan importante como mostrar que tipo de profesional eres, es fundamental. Hablaremos de ello en la siguiente publicación. Si puedo ayudarte aquí estoy o en la web de El Super. Hasta pronto.

Imagen: US Department of Agriculture CC By 2.0

¿Necesitas una buena imagen digital? III-Conseguir nuevos clientes

Este artículo se divide en seis partes:

1 El mundo es digital
2 Tu imagen lo es todo, o casi
3 Conseguir nuevos clientes
4 Fidelizar a tus clientes
5 Mostrar el profesional que eres
6 Destacar de la competencia

¿Qué es para ti un cliente? Para mi el sumun, el no va más, el orgasmo de cualquiera que venda. Cerrar una operación es lo más. Y tan importantes son las de miles de euros, como cada uno de esos pedidos de 9 euros que entran automáticamente en tu cuenta. ¿No es fantástico?

Pero además de la experiencia emocional, sería como ligar, como encontrar novia o novio, está la parte pecuniaria: vivimos gracias a nuestros clientes. ¿Mimaste a tu novia? Pues no te cuento lo que vas a tener que hacer a tu cliente.

Y tal como están las cosas conseguir nuevos clientes no es fácil, porque cada día el usuario, que está extraordinariamente entrenado, se cruza con centenares de nuevas empresas y ofertas de todo tipo. ¡Todo el mundo quiere ligar con él!

La ventaja es que la mayor parte de estas propuestas no merecen ni unas décimas de segundo de su tiempo. Nuestro cerebro no podría manejar tanta información y simplemente la deja pasar. El usuario, tu potencial cliente, solo está abierto a lo que realmente merezca la pena.

El cliente te busca, no lo sabe, aún no te conoce

Solo aquellos planteamientos que destacan por alguna razón se toman en consideración. Y eso no significa ser el más llamativo, simplemente encajar en lo que el usuario considera interesante: dar la información precisa, estar en el lugar y la forma apropiados, parecer un socio fiable.

Lo más importante de todo lo que me gustaría dejarte, es que tu presencia digital es siempre una vía para conseguir nuevos clientes. No importa lo que hagas, independientemente de lo que vendas, el precio o la forma de entregarlo, en el medio digital los usuarios se dejan centenares de miles de millones al año. Un pastel enorme, en el que los comensales te están buscando. ¿Te lo vas a perder?

Y no significa que la venta tenga que producirse ya, puede ocurrir en otro momento, cuando el consumidor esté preparado, cuando tenga la necesidad. O incluso puede que quien te vea no sea el comprador, pero sí la persona con capacidad para recomendarte a quien será tu cliente.

¿Sabes lo mejor de todo? Que una buena parte de este trabajo ocurre de forma automática, desatendida, en algunos casos la venta se va a cerrar sin que tengas que hacer nada. En otros simplemente te permite estar disponible 24 horas al día, 365 días al año. ¡No se ha inventado nada mejor!

En el siguiente capítulo hablamos de fidelizar a los clientes que tienes. Y recuerda que si necesitas ayuda puedes dejar las preguntas aquí o estoy a tu disposición en la web. Me alegrará saber que he sido útil para ti.

 

¿Necesitas una buena imagen digital? II-Tu imagen lo es todo, o casi

Este artículo se divide en seis partes:

1 El mundo es digital
2 Tu imagen lo es todo, o casi
3 Conseguir nuevos clientes
4 Fidelizar a tus clientes
5 Mostrar el profesional que eres
6 Destacar de la competencia

¿Qué ha pasado con esos negocios tradicionales que había en cualquier ciudad y nos vendían los más variados productos? Unos eran generalistas, otros se especializaban en droguería o alimentación. Estaban ahí a la vuelta de la esquina, pero muchos ya no están.

La mayoría han desaparecido y los que no se han adaptado, han transformado su imagen. Se han actualizado y ofrecen lo mismo que antes o incluso más, aunque lo hacen de otra forma: se han transformado para adaptarse a sus clientes, a los tiempos si lo prefieres.

Hay algunos que tienen la personalidad para seguir adelante como fueron, pero ¿van a estar ahí siempre? No es que no sean buenos, lo son y mucho, es que otros casi tan expertos como ellos, les copiarán y harán lo mismo, pero mejor. Y vale para casi todos, a no ser que sea un mesón tradicional o venda alpargatas de esparto. ¿Y estos deberían adaptarse? Respóndelo tú.

En poco más que un parpadeo

En el tiempo que dura un parpadeo, el usuario ya se ha formado una opinión de ti, a partir de la imagen que ofreces. En la mayoría de los casos no vas a poder alterar esa primera impresión. Si no aciertas, no hay una segunda oportunidad.

Antes de que exploren los servicios que ofreces en tu web, que vean los productos que ofreces en tu tienda o que lean lo que cuentas en tu blog, aunque continue con tu web, el usuario ya ha decidido si comprará tu producto o no.

¿Se puede cambiar la impresión que recibe el usuario?

La mayor parte de las veces no podemos cambiar la impresión del usuario, hace falta un esfuerzo enorme para corregirla. Siempre que hablamos de esfuerzo se trata de dinero, básicamente. ¿Estás de acuerdo?

La  mayor parte de las veces no puedes cambiar su opinión porque directamente se irá, no seguirá navegando. Has dejado pasar la oportunidad de captar su atención.

Y en el resto de los casos, porque somos animales menos racionales de lo que creemos y nuestro cerebro reptiliano gana al cortex 9 de cada 10 veces. La impresión gana a la razón casi siempre y nos dejamos llevar por ella.

Por eso vas a construir una buena imagen para que te visiten, podría decir que no tienes alternativa, pero es que merece la pena. Para que se queden contigo y, si no compran lo que vendes en ese momento, para que te recuerden.

En la próxima entrega toca hablar de como conseguir nuevos clientes. Mientras tanto si te ronda algo por la cabeza, puedes dejarlo aquí mismo o preguntar en la web. Cualquier cosa siempre es bienvenida, saber que alguien me lee del otro lado, que lo que cuento es útil, es una satisfacción.

 

¿Necesitas una buena imagen digital? I-El mundo es digital

Este artículo se divide en seis partes:

1 El mundo es digital
2 Tu imagen lo es todo, o casi
3 Conseguir nuevos clientes
4 Fidelizar a tus clientes
5 Mostrar el profesional que eres
6 Destacar de la competencia

El debate de si lo que se toca es más importante que lo virtual, si fue primero el huevo o la gallina, no tiene sentido, no altera en nada la realidad. Es fácil, imagina… ¿qué pasaría si mañana desapareciesen todos los periódicos en papel? Algunos nos llevaríamos un disgusto, pero no pasaría nada. Seguiría habiendo información por otros medios, incluso los periódicos podrían existir solo en Internet. De hecho algunos ya han dado ese paso.

¿Pero y si pasado mañana no funcionase la red? Dejarían de hacerlo servicios básicos como las comunicaciones, fallaría la distribución de alimentos y todo tipo de bienes y suministros necesarios, no habría bancos, la sanidad o la seguridad tendría dificultades serias para operar… Y no sigo porque no quiero asustarte, pero sí, es evidente que nos afectaría. El mundo hoy, una parte muy importante de él, es fundamentalmente digital.

Competir en el mundo digital

Este primer motivo ya sería suficiente para hacer una apuesta seria por lo digital. Si el mundo es así, tienes que estar en este peculiar ecosistema en las mejores condiciones posibles.

Y además tienes que destacar sobre tu competencia. No puedes permitirte perder ni un minuto más. ¿Vas a defraudar a tus potenciales clientes? Porque no puedes olvidar que a tu lado en Internet hay cientos, miles de ofertas, tan atractivas o más que la tuya.

Pero es que si sabes hacerlo, o cuentas con quien sepa, es muy, pero que muy rentable. Garantiza los ingresos actuales y, aún más importante, una forma de hacer negocios que es la única que tendrá sentido mañana.

Y mañana no es dentro de cinco años o el año que viene: mañana empezó hace tiempo. El carro del mañana arrancó allá por el 2005, más o menos, y cada vez se mueve más rápido. Llevamos al menos 10 años en el mañana, algunos dirían que más.

¿Te planteas como una tarea prioritaria resolver este tema o necesitas más razones? Pues tengo cinco más que compartir contigo.

En el siguiente capítulo hablaremos de la imagen digital, de la tuya. Si quieres preguntar alguna cosa puedes hacerlo aquí mismo o preguntar en la web. Estaré encantado de aclarar lo que sea necesario, debatir contigo o leer tus críticas.