¿Es malo Facebook?

Chamath Palihapitiya, ex-ejecutivo de Facebook… "Creo que hemos creado herramientas que están destruyendo la forma en la que funciona la sociedad… Los circuitos de retroalimentación a corto plazo empujados por dopamina que hemos creado están destruyendo la forma en la que funciona la sociedad. […] Creo que no os dais cuenta pero estáis siendo programados. […] Mis hijos no tienen permitido usar esa mierda".

Este es uno de los testimonios que recoge un artículo de Xataka. El denominador común: Facebook es malo. No voy a defenderlo yo, que llevo diez años aquí y les he puesto a parir un día sí y otro también, pero independientemente de su capacidad para hacer el mal, controlar nuestras mentes y vidas, ejem, ¿qué pasa con el libre albedrío? Somos mayorcitos. Lo de los chavales por supuesto no es ni discutible, si aprecias su salud mental, no deberían utilizarlo. Pero ni esta red social, ni ninguna otra.

Sean Parker, primer presidente de Facebook… "El principal objetivo de Facebook es retener la atención de las personas. El proceso mental que se ha empleado para la creación de estas aplicaciones, siendo Facebook la primera de ellas, es: “¿cómo podemos consumir la mayor porción de atención y tiempo posible de la gente?”. Sólo Dios sabe lo que le estará haciendo al cerebro de nuestros hijos."

Lo cierto es que nuestros problemas con el uso de las tecnologías vienen de largo. Son fáciles de usar, son atractivas, útiles, se convertirían en algo adictivo sin que nadie hiciera nada para que así fuera, heroína pura en vena, ¿quién puede resistirse? Tanto es así que acuñé el término cibercrastinación, cuando observé cómo los usuarios quedaban enganchados a las herramientas tecnológicas y malgastaban el tiempo, todo.

Justin Rosenstein, el creador del like… "Es habitual que los humanos creen cosas con la mejor de las intenciones y que éstas acaben teniendo, sin querer, consecuencias negativas. Ahora todo el mundo está distraído. Todo el tiempo."

No sé hasta que punto podemos culpabilizar a Facebook, por habernos convertido en unos yonkis de los likes, pero si acabamos con el tabaco, se demonizó el alcohol y un camello es perseguible por suministrar drogas, tal vez a Zuckerberg también algún día le pidan cuentas. Al fin su objetivo declarado, como el de Google, es dominar Internet. Y con ello la vida de todos y cada uno de los que en este momento teclean frenéticamente en un cacharrito digital.

 

 

Cómo borrar mensajes enviados por Whatsapp

Si alguna vez te has arrepentido o confundido al enviar un mensaje por Whatsapp, que sepas que existe la posibilidad de borrarlo en el teléfono del destinatario una vez enviado. Se puede hacer ya en la versión beta para Android de la aplicación. Hasta ahora solo se podía eliminar del propio teléfono, pero ahora se puede también en los dispositivos de los receptores. Eso sí, cuentas solamente con siete minutos para hacerlo, luego ya no será posible.

Para poder realizar esta acción, tanto tú como la persona que reciba el mensaje debéis tener la última versión de la aplicación, Whatsapp ya la ha liberado. Si no es así, no desaparecerá en el dispositivo del otro usuario.

El proceso a seguir es sencillo. Si tienes un Android: 

Tienes que abrir el chat que contiene el mensaje/s a borrar y presionar encima. Después hay que pulsar en la papelera para eliminar y ahí puedes elegir entre > Eliminar para todos, si quieres que desaparezca de todos los dispositivos, o > Eliminar para mí, que es la única opción que aparecerá después de pasados siete minutos.

El mensaje borrado quedará sustituido por otro: el mensaje fue eliminado, que aparecerá también en las notificaciones del contacto o contactos.

Si tienes un iPhone:

Abres el chat que contiene el o los mensajes que quieres eliminar y presionas encima. Una vez seleccionado pulsa la opción > Eliminar > Eliminar para todos.

Nuevamente aparecerá en el chat un mensaje que avisa de que se ha eliminado, que será visible para el receptor.