22 buscadores analizados. ¿En qué se diferencian?

¿Qué es un buscador y qué es un navegador?

Primero aclaremos conceptos, porque no es lo mismo buscador que navegador. Un buscador es una herramienta con la que se encuentran resultados en base a la consulta realizada. Un navegador es un programa informático que permite acceder a las páginas web desde el móvil u ordenador, introduciendo una URL. Una URL es la dirección de una página web, por ejemplo http://google.com.

Hay diferentes navegadores o browsers como Chrome, Firefox, Explorer, Safari… Google NO ES UN NAVEGADOR, es un buscador. Aunque muchos usuarios lo utilicen como punto de partida, para llegar a una página web, incluso a las suyas propias, es un paso innecesario. 

Si escribes en el espacio asignado en el navegador para poner la URL, estás pidiéndole que vaya a esa dirección. Cuando se introduce cualquier término en Google, incluso una web, estás buscando. Google te mostrará los resultados, al hacer click en uno de ellos te llevará a la página de destino, lo mismo que si la hubieras tecleado en tu navegador. Por tanto un navegador y un buscador son diferentes herramientas, con propósitos distintos. Aclarado esto vamos con los buscadores.

Los buscadores usan herramientas como las arañas o spiders, que exploran los servidores accesibles públicamente. Indexan todos los contenidos que encuentran en las páginas web, es decir, los ordenan y elaboran un índice. Siguen cualquier enlace que encuentren, hasta una nueva página o al contenido enlazado. Ahora lo vemos en más detalle.

Existen miles de buscadores, Google, Bing, Yahoo son los más utilizados en el mundo. Aunque algunos locales, como los propios de China o Rusia, son muy importantes.

¿Cómo funciona un buscador?

Los buscadores utilizan una base de datos, que contiene toda la información que han indexado sus spiders a lo largo del tiempo, así como el resto de herramientas que usan para explorar las webs en Internet. Esta base de datos es actualizada permanentemente gracias a estas arañas que actúan como robots autónomos. Van recopilando e indexando los contenidos, para devolverlos al usuario como resultado de una búsqueda. Los algoritmos de clasificación y ordenación trabajan para que el usuario, al realizar la búsqueda, tenga más probabilidades de encontrar la información deseada. Se devolverá filtrada por un algoritmo de ordenación, que mostrará los resultados más relevante en primer término.

Resumiendo: el buscador al hacer la búsqueda solicitada, ofrecerá de entre los datos almacenados los resultados más relevantes según sus algoritmos y el criterio de clasificación. También tendrá en cuenta factores como el lugar geográfico, donde se encuentre el usuario, o su historial de búsqueda previo.

¿Qué tipos de buscadores hay?

Los buscadores encuentran y clasifican la información de diferentes maneras. Se trata de un proceso muy interesante, mucho más complejo y sofisticado de lo que podría parecer a primera vista. Piensa que la respuesta es casi instantánea, que todos los días se realizan centenares de millones de búsquedas, que tienen que explorar entre miles de millones de páginas web. Hace falta mucha magia técnica para realizar un proceso tan complejo de una forma tan eficiente, porque todo ello ocurre en décimas de segundo. 

La forma de ordenar la información facilitará el proceso y que el usuario consiga los resultados deseados. En función de cómo se estructure la información, los buscadores se pueden clasificar de varias maneras.

Hay buscadores jerárquicos. Son básicamente los mencionados hasta ahora. Aquí entrarían Google, Bing, Yandex o Baidou, por ejemplo.

Directorios, índices temáticos o de búsqueda. Son enlaces de páginas web clasificados por categorías, que se ordenan por temas, fechas o de cualquier otra forma que pueda resultar útil. Se construyen de forma manual y son personas, habitualmente los propios usuarios, los que introducen los datos: enlaces, títulos y toda la información necesaria, que o editores o ellos mismos clasificarán en categorías y subcategorías.

Metabuscadores. No poseen bases de datos propias con la información, aunque las utilizan para mejorar la respuesta y calidad de los resultados. Estos metabuscadores buscan en otros, los más importantes como Google o Bing, a los que subcontratan el acceso a los datos. Luego filtran toda la información y ordenan los resultados, para devolver un listado más relevante, teóricamente. La realidad es que salvo excepciones, los resultados son una copia de los que obtendrías si consultases directamente a Goolge o Bin. Así funcionan Dogpile y Metacrawler, por ejemplo.

¿Cuál es el buscador más utilizado?

El buscador favorito de los usuarios es Google. Según datos de eBizMBA de septiembre de 2019, lo visitan de promedio 1.800 millones de usuarios únicos al mes. Ahora piensa ¿cuántas veces crees que pueden acudir cada mes esos usuarios? Fíjate en cómo lo haces tú, se puede multiplicar la cifra de visitas por bastante más de 100, más de una vez al día ¿no? Y el número de búsquedas aún más. Google es el más popular y el mejor, gracias al ecosistema que ha construido alrededor del navegador Chrome y otras herramientas. Las que se encargan de alimentar a su motor de búsqueda con datos y nuestro comportamiento. Algunas de las más conocidas son además de su navegador, Maps, Youtube, Android, Gmail, Drive, Google Ads, Adsense, My Business, Analytics… Sin ellas nos costaría entender la vida cotidiana y profesional, ¿no crees?

Google comenzó a operar en 1997 y más del 90% de los usuarios que utilizan un buscador, lo eligen. Es mucho más que un motor de búsqueda. Solo Baidu, Bing y Yandex intentan mantener el ritmo del gigante, aunque a una distancia considerable.  

Baidu tuvo su mejor momento a nivel mundial en 2009, desde entonces no ha dejado de bajar su popularidad. Su importancia radica en que un 70% de los usuarios en China, 480 milones de usuarios únicos al mes, lo utiliza. Si no fuera así ni aparecería en los rankings 

Yandex tiene en Rusia su principal mercado, aunque desde 2011 ha adquirido cierta popularidad fuera. En Rusia está por delante de Google, con un 51 y un 45% respectivamente, y tiene una versión en inglés, que le ayuda a crecer en el resto del mundo. El abanico de servicios que ofrece es muy parecido al de Google. 

Bing sigue creciendo ligeramente a nivel mundial, no en vano es la niña bonita de Microsoft. Ha logrado una cierta popularidad en Estados Unidos, aunque Google siga estando notablemente por delante. Reino Unido, USA y Canadá son sus tres principales mercados, con un 7,2, 6,9 y 5,1% respectivamente, de participación a nivel local. Funciona en muchos otros idiomas además del inglés.

A pesar del poderío de Google, en términos de SEO, es importante considerar otros buscadores que nos ayuden a posicionarnos en nichos menos competidos. Especialmente si estamos hablando de Rusia y China, por supuesto. Rascar una fracción mínima puede traducirse en miles o incluso millones de visitas a la web. Y los visitantes orgánicos siguen siendo los más rentables, habitualmente.

¿Cuáles son las alternativas a Google?

Bing

Bing es el buscador oficial de Microsoft, y también ofrece una gran cantidad de servicios y productos de búsqueda basados en la búsqueda semántica de Powerset. Está disponible en muchos países e idiomas. Devuelve búsquedas relacionadas y personalizadas, y se puede integrar con Microsoft Office, Hotmail y otros complementos y plugins del fabricante de Redmond. 

Su pantalla de inicio es muy bonita, sí tengo mi corazoncito, su interfaz es tan atractiva, como intuitiva. Presenta unas pocas noticias al pie y si haces scroll aún te da unas cuantas más. Un uso inteligente y equilibrado de un espacio tan limitado como es el de la pantalla, pensado para el usuario medio de Windows. No dan puntada sin hilo los chicos de Gates.

Podría formar parte de mi lista de buscadores favoritos.

Yahoo! Search

Yahoo fue creado en 1994 y durante mucho tiempo fue el líder de las búsquedas en Internet. Además tenía grupos, directorios, noticias y correo. Era el lugar ideal para preguntar sobre temas muy concretos o hacer consultas extensas, está integrado con Yahoo Answer, preguntas y repuestas de Yahoo! Sospecho que Quora les estará ganando la partida, por que aparecen más frecuentemente en los resultados de búsqueda. Desde octubre de 2015, Yahoo y Google decidieron trabajar juntos, utiliza las mismas fuentes que el motor de búsqueda de Google. Sus fuertes, que no diferencias, estarían en herramientas como Yahoo Finance, muy popular sobre todo en el ámbito anglosajón, Yahoo Weather, Yahoo Local y Flickr, la red de imágenes.

Su pantalla principal es la de los típicos portales de hace casi 20 años. Muestra noticias “ligeras” y salvo futuras sorpresas es un producto en declive, lamentablemente, porque es uno de los referentes de la historia de Internet.

Baidu

Baidu tiene gran número de usuarios, casi todos en China. Incluye las herramientas habituales en otros buscadores: Maps, Tieba (foro), Knows, de preguntas, Baike Badu, una especie de wikipedia y Baidu Yun, software en la nube. Entre las diferencias tecnológicas podemos destacar la búsqueda en archivos de audio, en diferentes formatos, con gran precisión.

No podemos decir demasiado sobre la herramienta, nuestro nivel de chino es bastante flojo.

Yandex

Yandex es el buscador principal en Rusia y también cuenta con sus propias herramientas de marketing y analítica. Entre los aspectos más destacables hay que mencionar su navegador, que tiene soporte para DNSCrypt, para proteger la identidad DNS, y protección Wifi. 

Su aspecto es muy soviético en la pantalla inicial, lo que viene siendo feo, pero en cambio ofrece una serie de funciones claramente destacadas, especialmente en AppMetrica. En estas herramientas se aprecia mucha inteligencia, trabajo y dinero detrás. Tiembla Google. Si no fuera ruso, seguramente la comunidad empresarial lo vería con otros ojos.

Por algunas de sus funcionalidades lo incluiría en la lista de favoritos.

Ask

Ask o Ask Jeeves tiene una interfaz sencilla y fácil de utilizar. Su principal diferencia con los demás era el formato respuesta-pregunta, que contestaba de una manera sencilla las dudas de los usuarios. Sigue siendo muy utilizado en Estados Unidos, pero actualmente no ofrece ninguna ventaja respecto a los grandes. Antes era una solución más interesante, útil, o cuando menos curiosa. Quora le ha comido el pastel.

Aol Search

Aol Search muestra una interfaz simple que tiene una pestaña para ordenar los resultados por fechas y otra para búsquedas seguras, que dependen de los datos de Google. La característica más relevante, no tanto diferencia en la actualidad, es que su interfaz permite realizar búsquedas más finas que Google, en vídeos y fotografías.

Es otro coloso en horas bajas, con el típico estilo de portal. Su fuerte eran las noticias, pero no hoy, o al menos no en español. Yahoo se presenta como un producto algo más depurado, aunque la selección de noticias de Aol parece más interesante.

Su filtros de imágenes y videos formarían parte de mi buscador perfecto.

Duck Duck GO

Duck Duck GO se vale de otros buscadores como Bing y Yandex para ofrecer datos al usuario y lo hace de forma privada, ese ha sido su valor principal desde el lanzamiento: es un buscador que respeta la privacidad, bloqueando a los rastreadores publicitarios y manteniendo el historial de búsqueda también en privado. No comparte datos con nadie. Es de código abierto y solo muestra un anuncio por consulta. 

Los resultados de búsqueda los presenta de forma diferente, con más información que sus competidores. Destaca a la izquierda el resultado más relevante y para los mapas se ha casado con Apple. Una clara alternativa a Google para los que necesiten los mismos resultados y quieran eliminar toda la paja. ¿Serán capaces de mantener su modelo de negocio?

Su minimalismo y capacidades son suficientes para incluirlo en mi lista.

Wolfram Alpha

La diferencia principal de este buscador, es que no lo es en un sentido estricto, aunque devuelve resultados. WA procesa la pregunta e infiere la respuesta a partir de la información de que dispone, va más allá de los buscadores tradicionales que realizan operaciones semánticas. Así, por ejemplo, permite obtener la solución a cálculos complejos.

Su pantalla de inicio y las opciones que muestra son de lo más atípicas para un buscador. Aunque tiene un campo gordo para la búsqueda, ofrece un montón de opciones más orientadas a resolver cuestiones matemáticas, de ciencia y tecnología, sociedad y cultura o la vida diaria. Un producto muy notable.

En la lista de favoritos estaría, habría que ver como integrar sus excepcionales capacidades.

Webcrawler

La principal diferencia de Webcrawler es que es un metabuscador que utiliza Yahoo y Google para mostrar los resultados. Se pueden activar filtros de búsqueda, ver palabras claves relacionadas y demás información, como imágenes, noticias y música, también relacionados con la búsqueda.

Un diseño simple, actualizado, pero con una forma de mostrar la información poco respetuosa con el usuario. Todo muy pequeñito y una auténtica locura de anuncios. Hasta 9 anuncios se pueden contabilizar en los resultados de búsqueda, 5 arriba, 2 entre medias y 2 abajo. Por otra parte ver tres uve dobles en una url y sin un https, es casi un anacronismo. Van contracorriente y creo que solo son una máquina de hacer dinero sin utilidad para el usuario.

Dogpile

Dogpile también es un metabuscador que utiliza en este caso los resultados de los motores de Google, Yahoo y Yandex, para mostrar la información más relevante. Tiene filtros de búsqueda, categorías, preferencias y búsquedas recientes. Permite instalar una barra de herramientas en Mozilla Firefox y Microsoft Edge.

El diseño en la línea de Metacrawler, pero algo mejor el interfaz. Lo de los anuncios también para hacérselo ver.

Startpage

Startpage es otro metabuscador que utiliza los resultados de Google, pero haciendo del respeto por la privacidad del usuario su principal diferencia. Los resultados de la búsqueda son anónimos, no almacena datos, no guarda búsquedas anteriores y elimina las cookies de seguimiento, por lo que no hay anuncios relacionados con la búsqueda.

Ultraminimalista, depurado y moderno, un producto muy interesante. Lo incluiría en la lista.

Exalead

Exalead ha hecho de los filtros de búsqueda por idiomas o tipo de archivo su principal valor y diferencia. Además de los resultados, ofrece estadísticas, consejos, sugerencias e información por categorías y por zonas geográficas.

Su diferencia más llamativa es la miniatura de la página al lado de cada resultado. Aunque la calidad de los resultados es muy mejorable, no siempre tienen relación con la cadena que se busca.

Algunas de sus características podrían formar parte de mi buscador ideal.

Factbites

Me gustaría mencionar Facbites, pese a que ya no esté en funcionamiento, porque es un tipo de buscador que ya no existe. Facbites buscaba los datos en función de la calidad del contenido, no los más populares. Incluía herramientas como AskTheBrain y NationMaster.

Más adelante daremos un repaso por ahí, a ver si encontramos algo parecido.

Kiddle

La diferencia más notable de Kiddle es que se trata de un buscador para niños, en el que se censuran resultados con contenido explícito o engañoso. Es totalmente seguro y tampoco guarda los datos de los usuarios, cada 24 horas elimina los registros.

Dicho lo cual como buscador es un poco frustrante, para los niños y para los adultos. Los únicos resultados buenos que ofrece son los de Google. El resto tienen muchas imágenes pero no tienen demasiado que ver con lo que se busca en inglés y mucho menos en español. Y eso en búsquedas tanto de términos para niños como para adultos. Es un planteamiento interesante que tienen que resolver.

Blippex

Blippex es otro de esos proyectos que pasó a mejor vida pero que se tenía que mencionar. El concepto era muy sencillo: la base de datos la creaban principalmente los propios usuarios del buscador, con un plugin instalado en el navegador. La navegación era completamente anónima e irrastreable. Los resultados se clasificaban así en base a la relevancia, el tiempo y las veces que los usuarios visitaban cada web.

Sin duda algo así tendría sentido, lo ideal sería que lo hicieran Firefox o similares, anónimamente y siempre con el permiso del usuario. Al fin y al cabo Google no tienen que instalar ningún plugin, son los reyes de la búsqueda, y no están compartiendo esta información.

Lycos

Lycos es antiguo, al llegar a su página da la impresión de entrar en un túnel del tiempo. Mantiene servicios gratuitos como correo electrónico, juegos, vídeos o películas.

Como diferencias destacadas, aunque poco tienen que ver con el buscador en sí, en la versión española al menos aún conserva una sección de trabajo y enlaces con servicios para la creación de páginas web, tan tradicionales como Tripod o Angelfire

Peekier

Peekier muestra una lista de resultados en forma de capturas de pantalla, con una vista previa de cada página, que se pueden ampliar para dar un vistazo. Parece una tontería, y conozco algunos buscadores que muestran pequeños thumbnails con capturas, pero nada semejante a Peekier.

Sin duda su principal diferencia es esa manera de mostrar la información. Lo del huevo de Colón hecho buscador. Tiene algunas cosas que solucionar, que no muestre capturas de GitHub es casi un sacrilegio. Parece que los del monigote no les gusta el navegador de Peekier.

Estaría en mi lista de favoritos.

Qwant

Qwant no recopila datos personales, no hace seguimiento y tampoco personaliza los resultados de búsqueda. Clasifica los resultados de búsqueda en categorías, como noticias, reacciones en redes, resultados web o vídeos para que el usuario escoja la que más le interese.

Qwant es un buscador que haciendo lo mismo, sin embargo es bastante diferente. Desde su moderna apariencia, tiene opciones para buscar música o una versión para los más pequeños, en Qwant Junior. Si le sumamos su alianza con Brave, el navegador que más ruido está haciendo últimamente, sin duda es una opción de lo más interesante.

A la lista.

Qwant Junior

Qwant Junior es la versión juvenil de Qwant, un buscador que me ha gustado mucho. Pero la versión infantil de Qwant, además de un bonito y sencillo interfaz ¿qué aporta exactamente? Las noticias son más ligeras, aunque la primera es una de Trump.

No veo diferencias notables que justifiquen este tipo de buscadores o no con los representantes que hemos encontrado.

Yippy

Yippy utiliza los datos de los principales buscadores, asistido por el Watson de IBM, que aprovecha el Big Data, para ofrecer listados diferentes. Desde luego es el único que muestra resultados no vistos en el resto de buscadores. No sé si serán más precisos, pero, desde luego distintos son.

No me entusiasma la forma en la que muestra los resultados, demasiado pequeños. Curioso lo de abrir el resultado en una pestaña diferente y aún más que deje hacer una previsualización del contenido en un pequeño frame. Otro al que habrá que prestarle atención.

 

Por los resultados de búsqueda diferentes iría a la lista de favoritos, al menos para hacer un estudio más detallado.

Metacrawler

Metacrawler aseguraba ordenar los resultados basándose en el tiempo que pasan los usuarios en cada web para una búsqueda similar, priorizando los resultados en inglés y de Reino Unido. Bien, creo que no cumple ninguno de sus compromisos.

Metacrawler es otro buscador que aprovecha los resultados de Microsoft para mostrar toneladas de publicidad de Google y Bing. Completamente inútil.

Gibiru

Gibiru lleva tiempo mostrando contenidos sin censurar que los demás no muestran. En la búsqueda de prueba, al hacer click en Uncensored, sin duda muestra contenidos diferentes, otra cosa es que no tienen nada que ver con la búsqueda 🙂

Por tanto, su principal diferencia es que permite acceder a contenido censurado en otros buscadores, asegurando la privacidad del usuario, porque utiliza un proxy anónimo para búsquedas. Permite instalar una aplicación móvil o una VPN, para aumentar aún más el anonimato. Un buscador al que habrá que prestar más atención. El interfaz requiere una revisión a fondo: no se mantiene en la línea elegida por el usuario, está poco aprovechado, textos pequeños…

A la lista por las opciones de privacidad.

Ecosia

Ecosia es un buscador que decía respetar la privacidad del usuario, permitía la búsqueda anónima y no vendía datos a terceros. Ahora no tengo claro que eso sea así, dados los anuncios, aunque podría haberlos y ser anónimo, han preferido convertirse en un buscador ecológico. Las búsquedas son de Microsoft, así como la publicidad.

La principal diferencia está en que en colabora con Myclimate y neutraliza las emisiones de CO2 de sus servidores, infraestructuras, oficinas y dispositivos de los usuarios. Dedica un porcentaje de los ingresos a plantar árboles. Francamente eso habría que comprobarlo, porque 70 millones de árboles plantados son muchos árboles y mucha pasta, aunque fuera a euro por árbol. No es imposible, pero insisto en que sería interesante que lo demostrasen.

Nuestro buscador favorito

Si mañana tuviera que construir un buscador empezaría a enumerar las funcionalidades a partir de esta conclusión.

Bing ofrece una experiencia global muy bien resuelta. Si Google no fuera quien es probablemente sería el ganador, gracias a que Windows puede colocarlos en la mayor parte de las pantallas del mundo.

Yandex tiene algunas características dirigidas al profesional muy interesantes.

Duck Duck Go también proporciona una experiencia equilibrada al usuario. Sus resultados son los mismos de Google, y son mucho más respetuosos. El usuario típico de Google se podría cambiar mejorando en todos los aspectos. 

Wolfram Alpha es difícil de encajar como buscador, pero sin duda es una herramienta destacable y muy útil.

Startpage es otra gran experiencia de usuario. En la línea de Bing, DDG y otros relacionados en esta públicación.

Exalead tendría que analizarse despacio, hay características como los filtros u otros que lo convierten en un producto bastante diferenciado.

Peekier es otro buscador realmente diferente, aunque mostrar thumbnails no sea algo excepcional, la forma en que lo han resuelto lo convierte en una herramienta que puede ser muy útil.

Algunas funcionalidades de Qwant formarían parte del buscador ideal. Lo que han hecho hasta el momento está muy bien resuelto.

Yippi es el único que ofrece resultados de búsqueda realmente distintos, no sé si mejores, habría que analizarlo más a fondo.

Las opciones de privacidad de Gibiru, así como otras, lo convierten en un producto destacable.

Y el ganador es…

Que no puede haber un solo ganador.

Desde el punto de vista de los resultados de búsqueda, el que se situaría en cabeza es Yippi, por devolver lo que no muestra ningún otro.

Si lo planteásemos desde el punto de vista de lo que ofrece, sería Peekier, su forma de presentar los resultados con imágenes sin duda lo convierten en un producto diferente.

Y si se trata de encontrar el producto más equilibrado, que respete al usuario, casi requeriría un análisis más profundo, porque el ganador estaría entre Duck Duck Go, StartPage, Qwant y Gibiru.

La semana: cómo evitar los grupos indeseados de WhatsApp y dar un donativo en la Iglesia con tarjeta

Cómo evitar que te agreguen a un grupo de WhatsApp

¿Quién no se ha visto alguna vez de repente metido en un grupo de WhatsApp sin permiso? Ahora no será tan fácil. Desde el miércoles hay una opción para evitar esta molestia a la que podrán acceder los que actualicen el servicio. En >Privacidad en el apartado >Ajustes, el usuario podrá elegir quién puede añadirle a los grupos: automáticamente, los contactos, o los que decida el usuario. Para la versión Business existe la opción por totalidad que de momento no disponen los demás. Se acabaron los grupos indeseados.

Mercadona, más que un supermercado

Mercadona es mucho más que una cadena de supermercados. El proyecto Lanzadera de Juan Roig ha apadrinado a más de 360 startups de todo tipo en España. Roig también está detrás de la escuela de negocios EDEM, la inversora Angels y el complejo Marina de Empresas en el puerto de Valencia. Lanzadera ya es el inversor más activo por número de operaciones por delante de Wayra de Telefónica, o Impact de ISDI y FundingBox. Sin duada una presencia fundamental en el mundo de los emprendedores

El futuro es cuántico

La revista Nature publicó el pasado miércoles la conclusión de un equipo de investigadores: una máquina cuántica puede realizar un trabajo que la mejor tecnología digital disponible no es capaz o al menos en un tiempo razonable, es más eficaz. En la investigación participan Google y la Nasa. El mundo digital, además, será cuántico. 

Donativos, ¿en efectivo o con tarjeta?

Como también hay que ocuparse de lo divino, además de lo humano, el Banco Sabadell y Caixabank han desarrollado un datáfono solidario que instalará en lampararios y huchas de 4.000 centros religiosos. Una medida que se espera que sea muy popular dado que en los primeros lugares donde se han utilizado, se han incrementado en un 25% las donaciones. Lo de no llevar suelto ya no va a ser ninguna excusa.

Apps fraudulentas en Apple Store

La tienda virtual Apple tenía disponible para los usuarios diecisiete aplicaciones fraudulentas, creadas todas por el mismo desarrollador. A través de un Troyan-clicker abrían en segundo plano páginas web o simulaban clics en sitios web, con lo que usuario podía estar inscribiéndose a servicios costosos sin ser consciente de ello. 

Imagen: Gizmodo Brasil-Uol

La semana: entrevista a Tomás Santoro y apps para acercarse a Dios y a la revolución

Tomás Santoro, CEO de Suma CRM nos cuenta cómo llego a su creación

Entrevista a Tomás Santoro, el creador de SumaCRM. Un CRM pensado para su propia empresa que terminó vendiendo a otros. Tomás nos habla de las características que hacen a su CRM diferente, como el asesoramiento en ventas, y de como está yendo la venta de SumaCRM a una empresa competidora de Bélgica.

Rezar el rosario nunca fue tan fácil

Click To Pray eRosary es el dispositivo que enseña a rezar el rosario. Se activa automáticamente con el gesto de santiguarse, y pretende acercar a los más jóvenes a los rezos. Una forma curiosa de como aplicar la tecnología a cuestiones tan tradicionales como la práctica religiosa.

Tsunami Democràtic, la app del secesionismo

Y hablando de religión, Tsunami Democràtic se ha creado para coordinar las acciones de desobedicencia civil del secesionismo. A través de la app se conoce la disponibilidad del usuario para acudir a las acciones. Solo se puede descargar en Github si alguien de confianza proporciona previamente un código QR. La tecnología con todas sus posibilidades aplicadas para un fin discutible.

El Pentágono estudia que sus soldados puedan controlar los drones con la mente

Hay varios equipos del Pentágono estudiando una tecnología que permita a sus militares manejar estos dispositivos con la mente. El avance de las tecnologías conectadas con el cerebro, física o virtualmente, traerá enormes avances en la próxima década. Desde Facebook a Google, pasando por IBM o Microsoft todos están apostando fuerte por entrar en nuestros cerebros.

Imagen: Nick Youngson

Entrevista a Tomás Santoro, CEO de SumaCRM

Tomás Santoro es un emprendedor que ha tenido éxito en la nueva economía, con proyectos tan innovadores como Bocetos.com o SumaCRM, que está en proceso de venta a una sociedad belga. Tomás estudió Ingeniería Informática Superior en Madrid, trabajaba en IBM y hacía páginas web por las tardes, cuando se decidió a dar el salto y establecerse por cuenta propia.

El Negocio Digital (END): ¿Cómo has llegado hasta SumaCRM?

Tomás Santoro (T S): Desde que me inicié profesionalmente en la informática he corrido bastante, tengo 39 años. Tras dejar IBM creé una agencia de marketing online, Bocetos.com, que ha llegado a contar con un equipo de cuarenta trabajadores. Nos dedicábamos a hacer páginas web y hemos alcanzado una facturación de 100.000 euros.

Estuve allí durante ocho años, y en los últimos cinco lo dejé en manos de mis socios, siguen ahí trabajando a tope. Desde entonces estoy al cien por cien en SumaCRM. La razón de dar el salto de la agencia de marketing al CRM es porque me di cuenta de que había una necesidad, los comerciales perdían demasiado tiempo y eran poco eficientes. Me daba muchísima rabia que el Excel que usábamos en aquella época se acabase haciendo inmanejable. Así que probé casi todos los CRM que había en el mercado, que eran muy buenos pero muy difíciles de utilizar, porque estaban pensados para los chicos grandes.

Así que hicimos un CRM interno, para nosotros mismos. Nos fue tan bien, que al año decidimos comercializarlo y vendérselo a otras pymes, que pudieran tener nuestros mismos problemas y que no los pudieran solucionar con las soluciones que estaban disponibles en el mercado. Desde que lo lancé la acogida fue espectacular y decidí ponerme al cien por cien con SumaCRM.

END: Tu e-mail semanal es casi un clásico y tiene un gran nivel ¿cómo surge la idea, tienes algún referente?

T S: Sí, mis referentes en este caso son americanos. Son proyectos en los que la transparencia está más consolidada y es algo que se ve más. Hay varios blogs, uno es el de Groovehq.com, en el que cuentan toda su historia con un cien por cien transparencia y datos reales. Al leerlo siempre he aprendido tanto, de este blog como de los otros americanos que he leído, que me dije, la próxima vez que arranque algo, quiero devolver a la comunidad al menos tanto como lo que yo he aprendido de lecturas tan valiosas.

En España todavía no se hacía nada así, y me pareció que era la combinación perfecta, porque de alguna manera estoy ayudando a la gente a gestionar sus empresas y a vender más. A través del blog comparto información útil, que es el principal objetivo, también con total transparencia y basado en datos reales, como mis referentes americanos, pero a la vez me sirve como herramienta de marketing. Porque son un embudo y una audiencia muy grandes, sobre aspectos muy relacionados con lo que hacemos. Un CRM al final te ayuda a gestionar tu empresa y vender más, que es justo el tema del blog. Así que cumplo un doble objetivo: ayudar con lo que comparto en el blog y conseguir que se animen a probar SumaCRM.

END: ¿Pasaste de Bocetos a SumaCRM?

T S: Mientras estaba en Bocetos.com monté una plataforma de sorteos online que se llamaba Totombola.com, con 300.000 euros de inversión que conseguimos. Yo no fui el CEO, pero sí estuve muy involucrado. Quizás ese fue uno de los errores, que lo monté, pero puse un CEO para llevarlo en vez de estar yo, porque no me quería desentender todavía de Bocetos. Y al no estar en los detalles, creo que es donde estuvo la diferencia. 

Tanto en Bocetos.com como en Totombola, veía que los comerciales hacían un seguimiento para mi gusto ineficiente de las ventas. Lo apuntaban todo en un Excel, si la reunión que habían tenido con el cliente, había ido bien, aunque se volvían inmanejables. Pero es que si iba mal, o regular, ni siquiera la apuntaban, con lo que se dejaban un montón de posibles ventas en el tintero y eso no me dejaba tranquilo. De ocho reuniones semanales que podían tener, como mucho apuntaban una, pero se quedaban fuera siete, las que habían ido regular o mal. Y siempre se puede hacer un intento más tarde. Después de un tiempo hay que interesarse por el cliente, da igual que ya hubiera contratado a la competencia, contactas pasado un año, para preguntarle cómo le va. O porque has incorporado una nueva funcionalidad que no tenías y le llamas para decirle que está disponible. Me daba mucha rabia que con todo el esfuerzo que se hacía no pudiéramos hacer un seguimiento más eficiente, más rentable. Y por eso cree SumaCRM, para contar con la herramienta que resolviera mis necesidades. 

Probé todos los CRM y son muy difíciles. Yo sí que sabía utilizarlos, la verdad, porque soy un tecnólogo, un ingeniero informático, pero la mayoría de los comerciales al principio los usaban y luego lo dejaban. Así que no me servían, la respuesta fue SumaCRM.

END: ¿Cómo ha sido tu singladura al frente de SumaCRM?

T S: Empezamos mi socio Alfredo y yo, solos los dos. Él como director comercial y yo como director de marketing. Subcontratamos el desarrollo de la primera versión de SumaCRM. Nos lo hizo a medida una empresa externa que era una subcontrata de la agencia. Lo probamos e iba tan bien que empezamos a venderlo. Entonces estuvimos durante un tiempo solo con clientes que venían de Bocetos, y cuando vimos que la herramienta ya no tenía bugs, que los clientes no se quejaban por los fallos, fue cuando lancé el primer post y fue brutal.

Esa fue la primera publicación de El viaje a la Isla del Tesoro, en el que íbamos a contar todo de forma totalmente  transparente y con datos reales. El resultado fue espectacular, en cuatro semanas tuvimos 2.500 trials de la herramienta. Y a partir de ahí la captación de clientes ha sido sobre todo a través de marketing online, con el blog, el SEO, con Adwords y Facebook Ads. Usamos todos los canales online pero es el blog el que trae los nuevos registros, principalmente. 

A partir de ahí la operativa está totalmente sistematizada. Una vez que entra el registro en SumaCRM hay un comercial que llama para cualificar al cliente. Queremos saber si somos la herramienta perfecta para él. Si lo somos, entonces continuamos el proceso, iniciamos la formación, tanto para él como para todos sus empleados, y luego se pasa a la personalización del sistema. Si vemos que no le va a cuadrar en esa primera llamada, incluso le recomendamos otras herramientas. Tenemos un departamento de soporte para resolver todas las dudas que pueda tener en cualquier momento, pero sobre todo al principio. 

Y de esa manera empezamos con cero euros y ahora estamos facturando 50.000€ mensuales recurrentes. Considerando los planes anuales estaremos llegando rondando la media de 60.000€ más IVA al mes. 

El equipo ha crecido hasta las trece personas. Yo soy el CEO, y director de marketing, mi socio Alfredo es el director comercial. Luego tenemos una persona más que me apoya en marketing, dos comerciales para España y dos para Latinoamérica, el 50% de nuestros clientes son latinoamericanos, cada uno trabaja en los horarios de nuestros clientes. Además tenemos cuatro developers que están desarrollando SumaCRM y una persona de soporte. 

Tenemos una cultura de trabajo en remoto, es decir que cualquiera puede trabajar desde donde quiera a pesar de que, por supuesto, la oficina de Madrid esté siempre abierta y pueden ir todos cuando quieran. De hecho la asistente de marketing y todos los comerciales prefieren trabajar desde la oficina. Sin embargo los desarrolladores trabajan desde Argentina, Alicante, Granada y Madrid. Para dar ejemplo yo trabajo desde Tarifa. 

END: ¿Qué características tiene SumaCRM que no tengan productos similares?

T S: En los planes superiores ofrecemos un servicio que es muy apreciado. Se trata de una consultoría de ventas basada en nuestra experiencia, tanto usando el CRM, como sin usarlo. Se trata de ver como se pueden optimizar los procesos lo máximo posible adaptándose a las costumbres del cliente.

END: Y llegamos a la venta ¿afectará a tus planes?

TS: Pues si vendemos SumaCRM afecta a mis planes mucho o nada, depende de cómo quiera verse. Mucho porque el acuerdo está pensado para que se cumpla nuestro principal objetivo, que SumaCRM sea cada vez un mejor producto y que ganen nuestros clientes. Así que simplemente se trata de seguir el camino iniciado con nuestro sueño, crear el mejor CRM para Pymes. Gracias a la venta, contaremos con los recursos de un CRM internacional, una empresa con 170 empleados, que está ya en 33 países, con una facturación de 22 millones de euros al año. Es un producto que tiene un montón de funcionalidades que podremos integrar directamente y de manera muy rápida en SumaCRM, para mejorarlo. Simplemente aceleraremos el sueño que estamos viviendo.

Y no afectará en nada, porque sé que es el mismo camino, no nos desviamos. Simplemente se potencia y se mejora SumaCRM. Por mi parte los planes dentro de la empresa serán los mismos, pretendo seguir trabajando. De hecho, un 20% del dinero que me correspondería de la venta, irá destinado a comprar acciones de la propia empresa. Con lo que sigo como emprendedor, en el mismo puesto y todo igual. Así que en ese aspecto no nos cambia nada.

END: ¿Somos los españoles carne de CRM, los usamos, qué nos falta?

T S: Cuando empecé hace cuatro años pocos lo utilizaban y hablar de CRMs era casi como hacerlo en chino. Como comentaba, los probé todos, estaban como pensados para grandes empresas, eran muy difíciles. Ahora ya hay mucho más conocimiento sobre que es un CRM, muchísimo más. Y sí, los españoles ya los consideramos como algo importante para la gestión del día a día, sabemos que el email está fenomenal pero con un CRM somos conscientes que mejora un montón la productividad. Creo que los datos hablan de mejoras de un 50% gracias a utilizar las herramientas adecuadas, un CRM vamos. Y las estadísticas dicen que son una de cada cuatro Pymes las que utilizan uno y que en los próximos dos o tres años, serán dos de cada cuatro; que lo usaremos más y cada vez serán mejores, más pensados para las pequeñas empresas, con lo cual… 

¿Qué nos falta? Pues yo creo que no nos falta nada, ¡los españoles somos la leche! Más que simplemente ponernos a… bueno estamos en ello, en el camino. Y somos por supuesto de los países más tecnológicos y con más cultura emprendedora e innovadora. Estamos ahí, vamos en la buena dirección. Es mi opinión. No tengo datos para respaldarlo, pero me doy cuenta cuando voy fuera, viendo como lo hacen en otros sitios, que especialmente los autónomos y los empresarios de las pequeñas y medianas empresa somos unos valientes, que siempre estamos ahí, siendo muy proactivos. Porque no hay otra. Como hacen los gallegos, bueno no sé, igual no. O sí.

Imagen: Bersajunior

Resumen semanal. A vueltas con la WoT y IoT, premio Nobel para la batería de litio

A vueltas con la WoT y IoT

No es solo que utilicemos los dispositivos y nos comuniquemos con ellos, también lo hacen entre sí. Y para optimizar esa comunicación tienen que utilizar los mismos protocolos y canales, además del mismo idioma. Una tarea que resuelve la WoT.

Nobel de Química para los creadores de la batería ion litio

Stanley Whittingham, John Goodenoguh y Akira Yoshino son los padres de la batería ion litio. Cada uno de ellos ha mejorado el modelo ideado por el anterior y de esta forma, entre los tres, han conseguido que viera la luz la batería ion litio que utilizamos en muchos dispositivos tecnológicos actuales. ¡Enhorabuena!

Crecen los ciberataques a empresas españolas de interés estratégico en un 25%

Un estudio asegura que durante el año pasado se denunciaron más de 33.000 incidentes de seguridad y que el 75% de las empresas encuestadas considera que su nivel de vulnerabilidad es alto. Un 41% cree que la principal amenaza en el futuro será la que afecte a la seguridad de los dispositivos IoT.

El modo oscuro de Instagram

Ha tardado, pero por fin ha llegado el modo oscuro a Instagram que permite que la pantalla oscurezca los tonos claros. De esta forma se reduce la fatiga visual ya que los ojos reciben estímulos menos intensos y se relajan. 

Premios Fundación Mapfre

Los premiados por la Fundación Maphre, elegidos entre 232 proyectos, han sido Navilens, una app para invidentes, Neurobots, exoesqueleto controlado por sensores cerebrales, que rehabilita a personas que han sufrido un accidente cardiovascualr y Mibkclub, un sistema financiero que busca mejorar la economía de familias con pocos recursos.

Premio Nobel de Química 2019 para Stanley Whittingham, John Goodenoguh y Akira Yoshino

Hace más de cuarenta años, coincidiendo con la crisis petrolífera de 1970 empezaron a buscarse otras formas de energía alternativa que no dependieran de los combustibles fósiles. Estos tres científicos, Stanley Whittingham, John Goodenoguh y Akira Yoshino han sido galardonados con el Nobel de Química 2019, como inventores de la batería de ion-litio recargable, con la que funcionan muchos de los aparatos tecnológicos que utilizamos en la actualidad. Además, como anécdota, Whittingham se convierte a sus 97 años, en la persona más longeva en recibir el premio.

La evolución hasta la actual batería de ion-litio es la siguiente. Stanley Whittingham, profesor de la Universidad Estatal de Nueva York, creó en 1976 una primera batería funcional de litio, material rico en energía que descubrió cuando investigaba los superconductores, con sulfito de titanio. Introdujo el concepto de electrodos de inserción, fundamental para que el dispositivo fuera recargable. El problema es que si se sobrecargaba podía explotar. 

John Goodenoguh, físico alemán-estadounidense, consiguió en 1980, duplicar el potencial de esa batería de litio, de dos a cuatro voltios. Identificó y utilizó un material basado en el óxido de cobalto en vez de un sulfuro, lo que hacía más potente la batería. Las baterías de iones de litio se comercializaron enseguida, un año después, en las primeras videocámaras portátiles de Sony.

En 1985, Akira Yoshino terminó de mejorar el concepto, utilizando iones de litio que hicieron el proceso más seguro. La batería no estaba basada en reacciones químicas, sino en iones de litio que fluyen entre ánodos y cátodos. Además permitía que pudiera recargarse cientos de veces. Se convirtió en la primera batería de iones de litio viable para comercializar.

La Academia ha valorado su contribución asegurando que "Las baterías de iones de litio han revolucionado nuestras vidas desde que llegaron al mercado en 1991. Han sentado las bases de una sociedad inalámbrica, libre de combustibles fósiles, y son de gran beneficio para la humanidad”.  A pesar de tener impacto en el entorno, contribuyen a desarrollar tecnologías más limpias y permiten el almacenamiento con fuentes renovables, lo que conlleva una reducción en las emisiones de gases efecto invernadero.

 

Qué es la Web de las Cosas: WoT vs IoT

La próxima gran revolución de Internet es la de las cosas, la IoT. Nos decían que para el año 2020 habría más de 50.000 millones de dispositivos conectados a Internet. Sea el número que sea impone, ¿no?. Pero lo que impresiona es que alcanzar el rango del billón de dispositivos estaría solo unos pocos años más allá. Aunque para que se produzca una revolución real, para que desliegue todo el potencial que encierra esta nueva web, los dispositivos tendrán que hablar un mismo idioma y comunicarse utilizando canales y protocolos comunes. Y eso es lo que viene a resolver la Web de las cosas, WoT

Internet está cambiando constantemente y cuando la Red cambia el mundo también lo hace. Es una lección que hemos aprendido sobre todo durante las dos últimas décadas, y que empezó a mostrar su potencial en los primeros 90.

Desde una web que estaba orientada principalmente a los datos, Internet evolucionó a una más amable, una red para las personas. En este tiempo los cambios han sido notables. La sociedad, la forma en que nos comunicamos, cómo nos ofrecen sus servicios las empresas, cómo se derriban modelos previos y crean nuevos paradigmas para facilitar el intercambio de información, nos han llevado de la web 2.0 a la revolución móvil, y de ésta a la de las redes sociales en menos de quince años.

Pero el cambio en la forma de comunicarse no es algo que afecte solo a las instituciones humanas y los individuos, la última revolución concierne también a los dispositivos, a las cosas. El previsible impacto futuro-al integrarse con el Big Data y la AI, para gestionar el inmenso volumen de datos que se producen-, traerá una explosión de nuevos métodos, negocios y productos. Y recuerda que en esto de Internet el principal producto somos los humanos.

La Internet of Things, internet de las cosas (IoT), y la Web of Things, web de las cosas (WoT), son dos piezas fundamentales para entender este segmento de la economía digital, y cómo se desarrollarán las "cosas" en este nuevo escenario.

¿Qué es la IoT?

Kevin Ashton mencionó por primera vez la IoT en 1999, en una presentación para Procter & Gamble. En ese mismo año, Bill Joy definió las Seis webs en el Foro de Davos. Llamó D2D a una de ellas, una Internet de sensores, en la que los sistema urbanos serían los protagonistas.

En un magnífico artículo Dominique Guinard, describía así la IoT: La Interntet of Things es un sistema de dispositivos físicos que pueden ser descubiertos, monitorizados, controlados o manejados por dispositivos electrónicos que se comunican a través de una red, y que eventualmente podrían conectarse a Internet.

Aunque he adaptado algo la traducción, para que tenga sentido para la mayoría, me extenderé un poco más. La IoT es básicamente una red de dispositivos. Si bien hay muchos tipos de redes, y en algunos casos tendrán sentido algunas específicas que puedan ser accesibles solo para las propias necesidades de una organización, en los términos de este artículo nos interesa la IoT que se construye alrededor de Internet.

Por tanto tenemos dispositivos que se comunican a través de Internet. ¿Con quién? Pues más bien con qué. Aunque los dispositivos obviamente pueden intercambiar información con personas, el destinatario de la información habitualmente es otro objeto tecnológico: un dispositivo, un servidor… 

¿Y por qué es así? Básicamente porque no nos interesa saber cada minuto la presión arterial o el pulso, que temperatura hace en casa o que nos recuerden constantemente que hay que comprar algo para la nevera. ¿Te imaginas que decenas o cientos de dispositivos te estuvieran bombardeando constantemente con información tan poco relevante? Sería insufrible y muy poco práctico.

Por eso los dispositivos envían esa información a otros sistemas que serán los encargados de hacer algo con esa información: subir o bajar la temperatura, añadir algo a la lista de la compra de nuestro supermercado favorito, o acumular los datos de salud, para actuar en el caso de que algo se salga de lo habitual.

Por tanto la IoT es una gigantesca red en la que algunos dispositivos se comunican entre sí. El problema es que lo hacen cada uno de una manera y utilizando sistemas incompatibles, lo que sería tan ineficiente, como poco práctico. Utilizar una app para comunicarte con tu smartwatch, otra para controlar los dispositivos domóticos y otra para que la nevera o el lavavajillas se comuniquen con el fabricante correspondiente, o el supermercado para encargar algo puede mejorarse. Y aquí es cuando entra en escena la WoT.

¿Qué es la WoT?

Si la IoT es una red de dispositivos, la Web of Things es una capa por encima de la infraestructura de comunicaciones que permite a los dispositivos utilizar medios de comunicación y lenguajes comunes. Los medios de comunicación serían los protocolos más básicos, como el HTTP, y los lenguajes podrían ser también algo tan básico como HTML o formas estandarizadas de intercambiar información, como JSON.

A cada una de estas cosas se le llama una Web Thing, una Cosa Web. Me cuesta decirlo en español, pero intentaré hacerlo. En cualquier caso si lees Web Thing, ya sabes de que estamos hablando.

Una Cosa Web es la capa de comunicación, pero puede ser también el propio dispositivo. Un sensor puede incorporar una cierta inteligencia, adquiere información, la procesa y la devuelve, pero para comunicarse con el exterior, para interactuar y ser interactuado lo hace a través de la capa de comunicación. A todos los efectos para el mundo fuera del dispositivo, el dispositivo es la Cosa Web.

¿Los humanos somos algo más que nuestros cerebros? Para nosotros mismos no mucho más, proporcionalmente hablando, aunque estamos plagados de sensores y dispositivos que nos permiten interaccionar con el mundo exterior. Sin embargo, para otros somos bastante más que nuestros cerebros. Nuestro cererbro sería el dispositivo de la IoT y nuestro cuerpo y forma de interaccionar, sería la WoT.

En resumen, podríamos pensar en la IoT como esos dispositivos inteligentes que hacen cosas, algo, de forma desatendida, y en WoT como una capa de arquitectura Web que facilita el intercambio de información entre dispositivos y sistemas, las Cosas Web. Pero en realidad no hay una sola capa, más bien son cuatro y además la capa de arquitectura también podría tener "inteligencia", como en un humano.

En su libro Building de Web of Things, Guinard y Trifa, definen cuatro capas: Acceso, búsqueda, compartir y componer. Otros autores hablan de la capa de arquitectura y la de servicio, con lo que probablemente la definición de Guinard y Trifa tenga más sentido.

En arás de hacerlo más comprensible podríamos enumerarlas así:

  • Acceso
  • Descubrimiento
  • Comunicación
  • Creación

Veamos cada una en detalle.

La capa de acceso
Si queremos que una Internet Thing se convierta en una Web Thing necesitamos que sea accesible y que a su vez pueda interactuar con otros dispositivos. Esta es la capa de acceso. El protocolo HTTPS (Hypertext Transfer Protocol Secure) y las APIs, son los actores principales de esta capa. 

Las APIs permiten la interacción desde y con otros sistemas. Y se comunican utilizando el protocolo HTTPS, principalmente.

La capa de descubrimiento
Discovery es un término que se utiliza mucho en la web moderna y que describe mejor el propósito que Find, buscar. En este mismo sentido los dispositivos que se comunican en la WoT deben hacerlo de forma entendible y esto es lo que permite la capa de descubrimiento.

Las Cosas Web serían esencialmente una API que puede ser descubierta, entendida, por otras WoT, servicios, sistemas o elementos del mundo real, como los propios seres humanos.

Imaginemos que tienes que comunicarte con el sistema que vigila tu pulso en tu reloj inteligente. Habitualmente lo harás a través de un interfaz en el propio reloj, que puede ser parte del sistema operativo o una app. Estos sistemas externos, estarían comunicándose con la API del sistema que controla el pulso, estarían comunicándose con una Cosa Web, incluso dentro del mismo dispositivo, haciendo uso de las diferentes capas del sistema, y especialmente de las de acceso y descubrimiento.

La capa de comunicación
Como tu reloj es inteligente, tiene la capacidad de comunicarse con otros dispositivos y ser consultado por diferentes sistemas. La capa de descubrimiento es la que permite realizar esta labor, pero para que tu reloj intercambie datos de una forma inteligible y segura con otros dispositivos, necesitamos una capa de comunicación.

En esta capa la Cosa Web utilizará los protocolos que permiten enviar y recibir información a través de Internet, además de forma segura si fuera preciso. Para lograrlo utilizará protocolos como TLS (Transport Layer Security) u otros.

La capa de creación
Finalmente, para que se produzca la comunicación dentro de la WoT, entre esta y otras WoT o los sistemas, y al mismo tiempo con los humanos, serán necesarias diferentes tipos de apicaciones e interfaces para interactuar con ellas por los medios necesarios. Esta es la capa de creación.

Estamos hablando de actores y dispositivos muy diferentes, que pueden usar diferentes protocolos y formatos de información. Toda esa información incompatible y modos heterogéneos deben encapsularse en aplicaciones que faciliten la interacción.

En esta capa estarían los frameworks o librerías que permiten crear las aplicaciones para interactuar con la Web Thing.

La inteligencia de la IoT y la WoT

¿Somos solo nuestra inteligencia consciente? Obviamente no, somos bastante más, ¿no crees? Una enorme parte del trabajo que hace nuestro cerebro se lo debemos agradecer a la parte no consciente. Es la que controla nuestras manos y nos permite ir tomando pedazos de la ensalada, mientras hablamos o leemos al mismo tiempo. No tenemos que concentrarnos en la labor de nuestras manos, ni en la de la boca, ni por supuesto en cómo todo el aparato digestivo se encarga de descomponer los alimentos y distribuir cada elemento a su lugar correspondiente. 

Pues si bien en la IoT puede haber inteligencia "consciente", no solo una labor automática de captura de información, en la WoT, también puede haber inteligencia que realice tareas más específicas con la información que ya ha depurado el dispositivo. Podrían ser como dos cerebros dentro de un mismo organismo, o mejor, que cada uno de ellos realice una determinada labor. No hay ninguna regla sobre cuál tiene que ser más inteligente o especializado, aunque probablemente tenderemos a poner más inteligencia en la Cosa Web.

El futuro¿Wisdom Web of Things?

El rápido desarrollo de la IoT y la WoT, con innumerables aplicaciones que ya existen, y la avalancha que se prevé, plantea importantes retos para que la comunicación entre las personas con los dispositivos y sistemas se realice de la forma más eficiente y segura posible. Y para que esto pueda llevarse a cabo se está creando una segunda generación de la WoT, se trata de la Wiswom Web of Things (W2T).

En Research Challenges and Perspectives on Wisdom Web of Things, Ning Zhong et al. describen la W2T como un sistema que se inspiraría en el ciclo material del mundo físico. Para estos autores la W2T se enfocaría así en el ciclo de la información.

Este ciclo de la información iría…

  • de las cosas a los datos
  • de estos a la información
  • pasando por el conocimiento y la inteligencia
  • para acabar en los servicios
  • llegando así hasta los humanos 
  • y de nuevo de vuelta a las cosas 

En los próximos años veremos concretarse nuevos frameworks y protocolos, probablemente adaptados de alguno de los servicios Restful existentes. Javascript se anticipa como la piedra angular de la WoT. La semántica, las antologías, los sistemas de indexación y búsqueda, serán esenciales para el aprovechamiento por sistemas automatizados, que no tienen una inteligencia notable, o no todavía.

Por tanto, parece que estamos ante propuestas esencialmente prácticas, de cómo realizar una simbiosis con sentido. Una simbiosis lo más armoniosa posible, para construir una WoT tan operativa para las cosas y los sistemas, como para los humanos.

Resumen semanal. Historia de la informática y el software y del derecho a borrar comentarios en Facebook

La historia de la informática y del software no sería la que es sin la inquietud de todas estas personas que dieron pasos, algunos más grandes que otros, para mejorar lo que ya antes habían hecho otros. 

Desaparecen los likes de las publicaciones

Algunas redes sociales estudian la posibilidad de ocultar la opción publica de los likes en las publicaciones. Facebook ya está realizando alguna prueba con resultados en principio positivos. De momento no parece que sea una medida preocupante para los que viven de la fama, ya que hay otras métricas que permiten valorar la popularidad. 

Se podrán borrar los comentarios ofensivos en Facebook

Compartir una opinión ofensiava en el propio muro de Facebook o en un comentario en uno ajeno pueden tener los días contados. Ahora los tribunales europeos pueden imponer la retirada de comentarios ofensivos o ilegales en cualquier lugar del mundo. Incluso fuera de la propia Unión Europea. 

Google e IBM investigan acerca del ordenador cuántico

¿Más cerca del ordenador cuántico? Google e IBM están avanzando en la creación de sistemas que puedan realizar complicadas operaciones en apenas unos segundos. 

Threads, el WhatsApp de Instagram

Instagram es una red muy popular y añade a sus funcionalidades un servicio de mensajería que permite comunicarse solo con las personas más cercanas que elijamos. Se trata de Threads, que se puede descargar para iOS y Android desde esta misma semana.

Falta personal para cubrir puestos tecnológicos

El mundo tecnológico avanza tan rápido que los planes de estudios son incapaces de adaptarse a las necesidades. Y se ha diversificado tanto, que ahora mismo cualquier parte de un proyecto digital tiene que estar dirigida por un perfil especializado, cuando hace unos años lo podía hacer el mismo profesional. La discordancia entre lo que se enseña y lo que se necesita supone una dificultad a la hora de cubrir algunos puestos en empresas tecnológicas. 

Imagen: launion.com.mx

Pequeños y grandes hitos en la historia de la informática y el software

El hombre siempre ha tenido desde siempre la necesidad de hacer más en menos tiempo. Desde que la humanidad inició su camino hasta hoy, no se ha dejado de automatizar todo aquello que era necesario repetir. Nos remontaremos en el tiempo para entender cómo ha sido esta evolución y hemos llegado al momento actual. Huelga decir que todo se ha acelerado extraordinariamente. En la antigüedad, de un descubrimiento significativo a otro podían pasar siglos. En las últimas décadas la evolución es constante, explosiva, casi exponencial.  El pasado es un escenario de miles de años, en el que han ocurrido hechos extraordinarios. Aquí no están todos los que son, pero sí son todos los que están. ¿Me acompañas en este viaje?

Antes de llegar al término software definamos que es, en lenguaje sencillo: son los programas que utilizamos todos. Los sistemas operativos, la inteligencia que controla nuestros ordenadores, móviles o lavadoras. Una definición más formal del software sería el soporte lógico, el código, de un sistema informático que permite realizar las tareas demandadas, como ordenar y procesar datos, por tanto hablamos de lógica y automatización, en procesos que se repiten continuamente.. 

Para iniciar este viaje nos remontamos hasta los primeros escritos de Herón de Alejandría, en los que aparece la palabra automatización, hacia el siglo I después de Cristo. Este sabio dejó extensos tratados sobre geometría y física aplicada. Así como inventos tan peculiares para la época, como la primera máquina expendedora o unas puertas automáticas. Aunque sus inventos encajan mejor en la categoría de hardware, no cabe duda de que son dos buenos ejemplos de automatización.

Damos un salto ahora hasta el siglo XII, el mecánico e inventor Al-Jazari construyó lo que se considera la primera máquina programable. Se trataba de una una especie de orquesta autómata, compuesta por figuras que mediante engranajes, ejes de levas y la energía de una pequeña noria de agua, permitía imitar los sonidos, haciendo música. Sin embargo, lo característico de este objeto era que se podía configurar para modificar el ritmo y la forma de tocar, era programable.

En el siglo XV, Güttemberg, orfebre alemán, también aportó su granito de arena con la imprenta de piezas móviles, que supuso un avance brutal para la época. Aunque se le atribuye su invención, los chinos en el siglo XI ya diseñaron un sistema de letras móviles con piezas de porcelana. Y se asegura que los romanos en el siglo V antes de Cristo ya imprimían inscripciones en objetos de barro. Aunque el ejemplo más antiguo de un objeto con inscripciones mediante sellos se remonta probablemente al siglo XV a. C, se trata del disco de Festo o Faístos.

En el mismo siglo, el extraordinario y clarividente Leonardo Da Vinci inventaba y experimentaba entre otras cosas, con la ingeniería y construía un autómata humanoide, un guerrero que podía reproducir muchos de los movimientos de un humano. 

Fue en el XVI, cuando Giovani Torriani, conocido como Juanelo Turriano, diseñó el Ingenio de Toledo, que permitía llevar agua desde el Tajo hasta el Alcázar, situado a más altitud que el cauce. Aprovechando la fuerza del propio río, un sistema de brazos de madera iba pasando el agua de uno a otro, salvando el desnivel. El sistema funcionó hasta principios del siglo XVII.

Damos un paso más. En 1642, Blaise Pascal, diseñó y construyó la primera calculadora mecánica de trabajo, que funcionaba a base de ruedas y engranajes, la Máquina aritmética o Pascalina. Con ella se podía sumar y restar dos números de forma directa y multiplicar y dividir por repetición.

En 1673 Gottfried Leibniz diseñó una máquina aritmética, con la que se podían realizar multiplicaciones moviendo una parte móvil hacia la izquierda. Era una versión mejorada de la de Pascal. El sistema era tan bueno que se ha utilizado hasta 1960 en las calculadoras mecánicas. Leibniz propuso un sistema binario para hacer cálculos de forma más sencilla, que al parecer ya se utilizaba en algunas sociedades ancestrales. Concretamente por los nativos de Mangareva, una pequeña isla de la Polinesia, que se adelantaron al genio en varios siglos. Ellos crearon sistemas binarios para llevar una contabilidad rudimentaria de los productos agrícolas y animales. Al parecer, estos habitantes polinesios, aún desarrollaron más sus matemáticas a partir de este sistema de cálculo.

En 1804, Joseph Marie Jacquard, tejedor y comerciante Frances, creó un telar programable basado en un sistema de tarjetas perforadas, que permitían el paso de las agujas y conseguía que se pudiera repetir el modelo tantas veces como se quisiera. Se considera la más antigua forma de programación.

Su trabajo inspiró a Charles Babbage, considerado padre de la moderna computación. Diseñó máquinas que ya podían realizar operaciones complejas. Estas máquinas de cálculo se hicieron muy populares a finales del siglo XIX. 

Ada Lovelace colaboró con Babbage, creó un algoritmo para calcular los números de Bernoulli. Se considera como el primer programa de ordenador para  la Máquina Analítica diseñada por Babbage, aunque nunca llegó a construirse y el programa no estuvo en funcionamiento. 

En 1847, George Boole da un paso más y utiliza el álgebra para expresar, manipular y simplificar problemas de lógica proposicional cuyos argumentos admiten dos estados, verdadero o falso, representados por el 1 y el 0. Por ello se le considera uno de los fundadores en el campo de las Ciencias de la Computación. Su contribución se conoce como el Álgebra de Boole y a los valores lógicos se les denomina booleanos.

En 1885 Herman Hollerith inventó un tabulador electromagnético, que funcionaba con tarjetas perforadas que resumían todo tipo de  información y tiempo, para más tarde usarse en contabilidad y el proceso de las nóminas. Es un hito que marcó el comienzo de la semi-automatización del procesamiento de datos de sistemas, en lo que se basó todo lo que se creó hasta un siglo después. Se le considera el primer informático, por tratar la información de forma automática. No en vano su empresa acabó formando parte de la archifamosa IBM.

Charles Xavier Thomas de Colmar inventó el aritmómetro en 1887. Era una versión mejorada de las anteriores, ya que tenía capacidad de realizar sumas, restas, multiplicaciones y divisiones que no tuvieran resultados de más de 12 cifras. En un principio no podía programarse para cálculos en sucesión. Tampoco tenía memoria para conservar un resultado parcial, aunque mejoras posteriores fueron solucionando estas cuestiones, acercándolo a lo que entendemos en la actualidad por una calculadora. Fue un éxito ya que se convirtió en la primera calculadora comercial.

Ya en el siglo XX, Howard Aiken desarrolló un dispositivo electromecánico de computación, inspirado en la Máquina Diferencial de Babbage, basado en tarjetas perforadas y una unidad central de cálculo que le permitía resolver ecuaciones diferenciales. Se llamó Automatic Sequence Controlled Calculator (ASCC) y más tarde Harvard Mark I. Recibió financiación de IBM, y con la ayuda de Grace Hopper se terminó de construir en 1944. Como se puede ver, el software ocupa un papel cada vez más relevante.

Claude Elwood Shannon sentó las bases de la teoría del diseño del ordenador digital y el circuito digital en 1937, así como uno de los ladrillos básicos sobre los que se ha desarrollado el software y el mundo digital. Desarrolló el método para expresar la información de forma cuantitativa cuya magnitud principal es el bit. Trabajando con Vannevar Bush en el analizador diferencial, ordenador analógico, se le ocurrió aplicar al álgebra de Boole el sistema binario, para simplificar el proceso. Demostró cómo usar interruptores eléctricos con dos opciones, apagado 0, encendido 1, para resolver operaciones aritmético-lógicas utilizando el álgebra de Boole. Con esto consiguió pasar del procesamiento analógico al digital y sentar las bases de la moderna informática. 

No acabó aquí su contribución ya que en su paso por los Laboratorios Bell, compartió conocimientos con William Shockley, inventor del transistor, precursor del chip, o George Stibitz, que creó los primeros ordenadores basados en relés. También contribuyó a desarrollar el campo del criptoanálisis. En aquellos años los Bell Laboratories eran una de las principales fuentes del conocimiento mundial. Su contribución al desarrollo de la industria del software es inmensa, y al de la tecnología digital, en general.

Alan Turing definió en 1937 la conocida como máquina de Turing, una máquina calculadora de capacidad infinita, que funcionaba con unas instrucciones lógicas básicas, lo que podría considerarse el concepto moderno de algoritmo. Un sistema automático con reglas muy simples que podían realizar cualquier operación matemática, expresada en un lenguaje formal. Las anteriores a la máquina de Turing no eran de propósito general, estaban ideadas para cumplir una sola función con un conjunto de variables dadas. También desarrolló un test para comprobar si una máquina era capaz de pensar como un humano, que aún se utiliza en la actualidad.

Hablemos de la International Business Machine. IBM construyó su imperio, sobre todo, alrededor de la tabuladora de Hollerit que se menciona anteriormente. Durante más de 30 años desarrollaron el producto hasta un nivel de sofisticación que solo pudo superarse con la llegada de los ordenadores digitales. Esa fue la base del enorme crecimiento e influencia de IBM, hasta que Thomas John Watson Jr. se pone al frente, sucediendo a su padre. Tras su llegada transforma la compañía, hace de los ordenadores su línea de negocio principal, reemplazando las tarjetas perforadas, por dispositivos de almacenamiento magnético. Entramos en la era de la informática moderna.

En los años 40, John Von Neumann desarrolla una arquitectura de computadoras, pensando en la reconfiguración permanente de los primeros ordenadores ENIAC, que ha perdurado hasta nuestros días. Esta es otro de los pilares sobre los que se asienta la moderna informática. En ella los programas se almacenan en una única memoria que permite que los comandos se ejecuten de la misma manera que los datos. Cada celda de la máquina tiene una dirección, que es un número único. Los comandos y los datos tienen distintos modos de uso, pero la estructura no se representa en memoria de manera codificada. Los programas se ejecutan de forma secuencial, y salvo otra orden, comienzan con la primera instrucción. Los controles de transferencia condicional, el IF famoso, los bloques repetitivos, los FOR o WHILE, forman parte de cualquier lenguaje de programación actual.

Grace Murray Hopper participa en el proyecto del ordenador Mark I en 1944. Y en 1957 crea el primer compilador de lenguajes de ordenador, que se llamó Flow-Matic. En la actualidad, los compiladores siguen siendo una herramienta esencial en la programación con muchos lenguajes. También tuvo un papel importante en el desarrollo del lenguaje COBOL.

William Shockley recibió junto a John Bardeen y Walter Houser Brattain el Premio Nobel de Física en 1956 por sus investigaciones y por la construcción de semiconductores que sustituirían a los tubos de vacío. Estos semiconductores, utilizados inicialmente en los transistores y más tarde en dispositivos como los circuitos integrados, permitieron que los ordenadores pasaran de centenares o miles de operaciones por segundo, a los miles de millones de operaciones de los dispositivos actuales. Gracias a ellos se miniaturizaron circuitos de radio, televisión y equipos de ordenadores, lo que contribuyó al desarrollo de la electrónica y la informática.

Pongamos en contexto las implicaciones del cambio que se crea a partir del invento de Shockley. La potencia de ordenador se mide en FLOPS. Un FLOP es una operación de coma flotante por segundo. El ordenador más potente de la actualidad, el Summit de IBM, puede alcanzar los 122 petaFLOPS, esto es 122.000 billones de operaciones por segundo. Para hacernos una idea, un ordenador de válvulas de los años 50 apenas alcanzaba los miles de FLOPS, en algunos casos incluso cientos. Por hacer una comparativa, el coste por teraFLOP hoy es de unos pocos dólares, menos de 30, para un ordenador no excesivamente sofisticado. En 1961, basado en la potencia de cálculo y coste de un IBM 7030, hubiera costado la friolera de 156,8 billones de dólares. 156 billones frente a 30 ¿Te haces una idea de porqué los ordenadores hacen cada vez cosas más complejas? El software, con esa potencia de procesamiento puede conseguir cosas inimaginables hace un par de décadas.

Volvamos a 1957 cuando IBM anunció oficialmente el lenguaje de programación Fortran. Desarrollado por John Backus, con un brillante equipo de ingenieros y científicos, será el precursor de los modernos lenguajes de programación. Antes de Fortran casi todo era código ensamblador. Es a finales de los 50 cuando confluyen muchos de los elementos, de hardware y software, que hemos heredado en la informática actual.

El término software parece que se lo debemos a John W. Tukey. Aparece en 1958, en un artículo en el American Mathematical Monthly. Tukey fue un brillante matemático, creador de conocidos algoritmos como el de la Transformada Rápida de Fourier, FFT en inglés.

También sobre 1958, aparece el lenguaje de programación ALGOL. Es uno de los vario lenguajes que surgieron del Reporte Preliminar de la IAL celebrada en Zurich aquel mismo año. A partir de este informe y del lenguaje se desarrollarán en años venideros Pascal, C, C++ o Java, entre otros.

En un final de década portentoso, COBOL llega en 1958. Es el primer lenguaje que tiene la vocación de correr en diferentes plataformas. Fue diseñado por un consorcio de empresas informáticas y el Departamento de Defensa de Estados Unidos. Se inspira en los lenguajes Flow-Matic de Grace Hopper y el IBM COMTRAM, desarrollado por Bob Berner. En la actualidad aún se utiliza y forma parte de la informática de bancos, aseguradoras y grandes corporaciones.

Joseph Licklider, fue un visionario que en 1962 describió la Galactic Network, básandose en un trabajo previo de Leonard Kleinrock. Describió una red de ordenadores interconectados que permitiría el acceso a cualquier persona desde cualquier lugar del mundo. Lo que entraba prácticamente en el terreno de la ciencia ficción en aquel momento, hoy es Internet. Trabajó en ARPA, donde se establecieron las bases de ARPANET el germen de Internet, y también para BBN, empresa que suministró los primeros ordenadores conectados a ella.

BASIC surge en 1964, creado por John Kemeny y Kurtz Thomas. Desde entonces se desarrollaron centenares de variantes para todas las plataformas informática. Hoy está en desuso, pero Visual Basic sigue siendo el corazón de muchas aplicaciones.

Niklaus Wirth crea Pascal en 1968, con el objetivo de contar con un buen lenguaje de programación orientado a la enseñanza. Pascal era un compendio de las mejores características de los lenguajes usados en aquella época, se basa en COBOL, FORTRAN y ALGOL. Es el puente entre los antiguos lenguajes y los de tercera generación.

A partir de los años 70 los lenguajes de tercera generación aparecen con fuerza: C, C++, Smaltalk, Delphi, Java o PHP entre otros. Algunos lenguajes incorporan características de la cuarta generación, entre otros Python o Ruby. No dejes que las generaciones te engañen, aunque cada una beben de las anteriores, son una evolución, pueden llevar con nosotros mucho tiempo. Por ejemplo entre los lenguajes de cuarta generación tendríamos todas la variantes tipo Dbase: Dataflex, Xbase, Clipper o Foxpro, entre otros. Son todos lenguajes que surgen en los 80. ABAP, R o PL/SQL forman parte de este grupo de lenguajes.

El lenguaje C, uno de los más icónicos de la historia de la informática, fue creado por Dennis Ritchie y Ken Thompson entre 1969 y 1972. Se desarrolla como herramienta para la creación de sistemas operativos, pensando en UNIX, que será concebido por el mismo equipo en paralelo. Tanto en el desarrollo del lenguaje como del sistema operativo también participaron Brian Kernighan y Douglas Mcllroy.

Y en este punto entra en escena Vinton Cerf, que lideró el desarrollo del protocolo TCP/IP e Internet. TCP/IP aparece en 1972 de la mano de Cerf y Robert Kahn. Pese al ingente trabajo previo de muchos otros, desde los 60, se les considera los padres de Internet.

En 1973, la red global se hace realidad. El University College of London y la Royal Radar Establishment en Noruega se conectan a ARPANET

Se empieza a usar el término Internet, que aparecerá en diciembre de 1974 en el RFC 675: Internet Transmission Control Program. En el mismo año aparece el primer Internet Service Provider, Telenet.

También en 1974 se publica SEQUEL: A Structured English Query Language, que se considera la puesta de largo de lo que sería SQL, el lenguaje de base de datos más extendido de la actualidad. Considerado en buena medida un estándar, debemos agradecer su existencia a Donald Chamberlain y Raymond F. Boyce, que comenzaron a desarrollarlo para los sistemas de la empresa a principios de los 70. Hijas de SQL son bases de datos tan conocidas como DB2, Oracle, MS Sql Server, MySql o PostgreSql, entre muchas otras.

Dan Bricklin y Bob Frankston, desarrollan la hoja de cálculo VisiCalc en 1979. Aunque hay conceptos previos, fue la primera implementación eficiente de una herramienta imprescindible hoy en día. Marcas como Apple probablemente no habrían crecido como lo hicieron, si VisiCalc no tuviera una versión para Apple II. Se comenta que un 25% de las ventas de Apple, de un ordenador de 2.000$, se debían a VisiCalc, un software de 100$. El competidor Multiplan apareció en 1982, pero quien les dejó fuera del mercado fue Lotus 1-2-3, probablemente el software de hoja de cálculo más popular, hasta la llegada de Excel. 

En 1979, Bjarne Stroustup, que trabaja también en el entonces ATT&Bell Labs, empieza a desarrollar en un lenguaje C con clases, tomando elementos del lenguaje Simula. En 1983 nace oficialmente C++, el estándar de programación de facto en UNIX y todos sus derivados Open Source, incluyendo las decenas de variantes de Linux.

En 1982 se publica el RFC del protocolo SMTP sobre el que se basa el servicio de email. Aunque el primer programa de email lo crea en 1971 Ray Tomlinson en ARPANET, no será hasta la llegada del SMTP que el correo electrónico empiece a desarrollarse en serio.

En 1983, a partir de los desarrollos de Cerf, Kahn y muchos otros, ARPANET, la precursora de Internet, implanta el protocolo TCP/IP, como el estándar del sistema.

En 1983 la revista BYTE dice de Wordstar “sin duda el programa de procesamiento de texto más conocido y probablemente el más usado en PC”. ¿Te acuerdas de él? Pues Wordstar fue ideado por John Robbins Barnaby en 1979, sobre desarrollos previos como WordMaster.

Mitch Kapor, empleado de Visicorp, creadores de VisiCalc, lanza en 1983 el software de hoja de cálculo Lotus 1-2-3. Cofundó la Electronics Frontier Foundation en 1990 y participó en el lanzamiento de la Mozilla Foundation en 2003.

Durante 1987 John McAfee fundará la más importante empresa de antivirus en aquel momento. El papel del antivirus McAfee en los años sucesivos es otro hito muy importante de esta pequeña historia. La guerra de virus y antivirus se mantiene hasta nuestros días, siendo los sistemas de Microsoft primero y los de Android después, los favoritos de los piratas informáticos. Apple va salvando la cara, en general.

Con todo lo sucedido en las tres décadas anteriores, parece que en la vertiginosa década de los ochenta no hubiera pasado nada sustancial, y así es, al menos en términos de lenguajes o técnicas relevantes. Pero no debemos olvidar que en estos años está desarrollándose la informática personal, sobre la que se asentará el mundo digital.

Por ejemplo, Tim Berners-Lee publica en 1989 su propuesta sobre el protocolo de transmisión de internet, que estuvo desarrollando los años anteriores. Crea URL, HTTP, la World Wide Web, HTML y el primer navegador. En un ratito como quien dice, ha transformado el mundo. Probablemente sea la persona que ha creado las piezas informáticas más importantes de la historia.

La primera versión de Linux vio la luz en marzo de 1991. Fue y es, el trabajo de otro visionario de la informática y el software: Linus Torvalds. Además de crear uno de los sistemas operativos cruciales sobre el que descansa todo el ecosistema digital, es uno de los precursores e impulsores del movimiento Open Source. Sobre variantes de Linux corren la mayor parte de servidores y sistemas que gestionan Internet, las comunicaciones y hasta los teléfonos móviles. Android es otra variante que utiliza el kernel de Linux.

Guido van Rossum es el creador de Python, otro lenguaje icónico en la tecnosfera actual. Publicó la versión 0.9.0 en 1991. La versión 1.0 vio la luz en 1994. En los últimos años ha ganado una enorme tracción y es cada vez más popular por su flexibilidad.

Y como también hay que divertirse, hay que destacar la llegada de Doom, uno de los primeros juegos FPS, first-person shooter, que también representó un hito en la historia informática. Los juegos ya no fueron iguales a partir de 1993, cuando se lanzó Doom al mercado. El director del proyecto fue John Carmack.

Yukihiro Matsumoto crea en 1993 Ruby. Y lo presenta públicamente en 1995. Ruby ganó la atención de los profesionales con la aparición de Ruby on Rails, conocido como RoR. Fue desarrollado por David Heinemeier Hansson, durante su trabajo en el proyecto Basecamp, en 37signals. La aparición de Basecamp y otros productos de la compañía supusieron un revulsivo en el sector. La primera versión de RoR se liberó en 2004.

Marc Andreesen, creó Netscape en 1994. Este navegador es el sucesor de Mosaic, una versión previa que estuvo poco tiempo en el mercado. Y a partir de ellos surgiría el actual Firefox. Responsable también de la llegada del lenguaje de programación JavaScript, el más popular de la actualidad y de piezas críticas para la programación de Internet como las CSS.

El lenguaje PHP apareció el mismo año. De ser poco más que un experimento de Rasmus Lerdorf, su creador, se ha convertido en el lenguaje que gestiona la mayor parte de los sitios de Internet. PHP es utilizado en cerca del 80% de los proyectos, a mucha distancia de Java o los lenguajes de Microsoft.

La primera versión pública de Java se conoció también en 1994. Fue desarrollado en Sun Microsystems por un equipo liderado por James Gosling. Java es el lenguaje de los sitios de los proyectos grandes, aunque su uso no está tan extendido. En España Hacienda y las instituciones públicas son muy de Java. Un auténtico peñazo, con perdón, por la forma en que lo implantan.

En 1995 Brendan Eich, incorporación que se hizo en Netscape, desarrolla lo que primero se llamó Mocha, después LiveScript y más tarde JavaScript. Es curioso el fenómeno de este lenguaje que de ser considerado como menor, con demasiadas debilidades, ha evolucionado en otros mucho más sólidos y potentes, que se han convertido en el corazón de las aplicaciones del lado del cliente.

Y saltamos hasta 2011. No es que en años anteriores no haya habido novedades, C# o Swift por ejemplo, son muy importantes en sus correspondientes ecosistemas. Pero en un entorno dominado por la web, son los lenguajes que tienen que ver con ella los que tienen más posibilidades y la mayoría son interpretados, no compilados. ¿Por qué hasta 2011? Por Dart. El lenguaje multiplataforma y multidispositivo de Google. Tienen mucha papeletas para estar entre los triunfadores en los próximos años. Y en esto he acertado un par de veces.

Desde la llegada del nuevo siglo, el software y los lenguajes de programación no han dejado de evolucionar. Pero probablemente nada ha avanzado tanto como los entornos de programación, los IDEs y los frameworks. La auténtica revolución a lo largo del siglo XXI se está produciendo ahí. Veremos cosas muy interesantes, pero si este repaso nos deja alguna lección es que algunos productos por fantásticos que nos parezcan no llegan a popularizarse y, en otros casos, debe pasar bastante tiempo para que ganen la atención de los profesionales. 

Veremos lo que nos deparan la IoT, el Big Data y la AI, los nuevos dispositivos que llegarán y como interactuaremos con ellos. Será necesario crear toneladas de software. La próxima década promete.

Artículo escrito conjuntamente por Jose Valle y Pilar Everss

Imagen: Kolossos