¿Qué hace que unas empresas triunfen y otras no?

¿Por qué unas empresas triunfan y otras no? Puede hablarse de varios factores, pero sin duda uno determinante es llegar al mercado en el momento adecuado, ni antes ni después. Es importante el clima económico, las condiciones del mercado y lo receptiva que esté en ese momento la sociedad para apreciar la llegada de una idea transgresora.

Si un producto o servicio aparece antes de encontrar acogimiento en el mercado se encontrará con un público reticente, que ofrecerá resistencia. El producto o servicio se quemará sin haber calado en los usuarios. Si en cambio, llega muy tarde se encontrará con un mercado saturado, con competidores mejor situados y con un público que no hará demasiado caso a algo que es más de lo mismo, salvo que el nuevo producto aporte una propuesta de valor interesante, lo suficientemente diferenciadora.

Cuando se llega en el momento adecuado, la startup viene a cubrir una necesidad que no se estaba atendiendo, un nicho inexplorado, o a ofrecer un producto o servicio justo cuando la gente es consciente de que lo necesita. 

Ese es otro factor importante, saber qué exactamente qué necesita el usuario para ofrecérselo. En el caso de empresas que se dedican a la tecnología, que proponen nuevas formas de utilizarla, con conceptos y comportamientos novedosos, hay que contar con la cierta resistencia que el público ofrece al cambio. Hay que presentarse en el momento en que los usuarios están abiertos a las novedades, receptivos a la nueva idea o concepto y que dejen de considerarlas como cosa de frikis.

Es necesario pues, que el consumidor esté preparado, si no es así, rechazarán la idea, por mucho que idealmente sea maravillosa. El ambiente adecuado se da cuando hay cambios económicos o grandes acontecimientos que también cambian la vida de las personas, como puede ser el deseo de mejorar en el propio estatus.

Por eso es importante que la propuesta resuelva un problema, pero tiene que se algo que sea real, presente en el día a día.

Por qué hay que abordar problemas actuales

No es suficiente que su empresa resuelva un problema importante. El problema tiene que ser una preocupación real de su audiencia, esa necesidad debe estar presente en su cabeza, porque algunos cambios pueden suponer una complicación para los usuarios, que sienten frustración y producen rechazo. 

Las nuevas tecnologías se afianzan en el mercado y las personas buscan la forma de adaptarse a los cambios que se producen. Las empresas a mejorar las capacidades del nuevo producto, para facilitar su implantación. Aquí se encuentra un importante nicho para tener éxito, en el que se ofrecen soluciones que acompañan al crecimiento de las nuevas tecnologías. Crear productos para clientes, solucionando los problemas creados por la tecnología, o bien la transformándola, haciendo que sea más fácil de utilizar, más divertida o más potente.

Imagen: Ivan Bertolazzi en Pexels

¿Es seguro Huawei sin Android?

Los usuarios están preocupados porque los nuevos Huawei podrían no contar con los servicios de Google, ni sus aplicaciones favoritas, después de que el gigante estadounidense les revocase la licencia de sus aplicaciones. A los más frikis el tema les parecerá menos grave, incluso un soplo de aire fresco porque se anunció que incluirán una versión open source de Android. Pero a mí me preocuparía bastante más desde el punto de vista de privacidad y la seguridad de la propia información. Porque no es solo que un fabricante no pueda hacer perrerías mil sin que te enteres, pero si además, controla el ecosistema de hardware y software, y viendo como se las gastan en China…

Huawei debería tener importantes incentivos para no hacer tonterías con los datos en Occidente, como mantener su cuenta de resultados, gracias a usuarios satisfechos y otros gobiernos que no les dificulten la actividad. Pero pedir que una empresa china no esté más o menos influida desde instancias oficiales, es como exigirlo de una americana o de cualquier otro país. Cuando llaman del gobierno de turno seguro que alguien coge el teléfono y hace lo que se supone que debe hacer, sin cuestionar en exceso, por la cuenta que les tiene.

Las grandes tecnológicas tienen una desmedida apetencia por nuestros datos e información personal, además de un largo historial de compadreo con los chicos malos y el lado oscuro. Pero el caso chino es especialmente grave. En occidente existen ciertos controles y los gobiernos, al menos, deben dar una imagen de legalidad y transparencia. El caso de China es más preocupante si cabe, porque directamente bloquean el acceso a sus ciudadanos a aplicaciones tan populares como Google, censuran contenidos y con total seguridad espiarán cualquier actividad, especialmente en Internet o en los móviles. Sería absurdo que tomaran las medidas anteriores con los de casa y no se metieran hasta la cocina del resto ¿no crees?

Creo que los fabricantes del gigante asiático deberían ser los primeros interesados en ofrecer total transparencia sobre sus sistemas tecnológicos y cualquier práctica que realicen. Pero es absurdo pensar que puedan actuar de forma diferente a como les "indique" su gobierno. Por tanto para una empresa importante, organismos públicos occidentales, ya no digo de seguridad, fiarlo todo a la hipotética bonhomía de unos u otros, es un riesgo inasumible. Incluso para las PYMEs o profesionales que puedan tener que competir o depender en algún punto de su cadena de suministros de compañías chinas, aunque sea bastante más improbable, yo no me la jugaría. Sobre todo si están trabajando en algún producto que pueda ser estratégico para China.

 

Cómo elegir un dominio fácil, memorable y único para tu web

Ya tienes claro que vas a crear una página web para tu negocio, para tu club o para ti mismo. Ahora viene un punto importante y a veces complicado, qué dominio elegir. Es algo que hay que pensar con atención, no conviene equivocarse, porque es el nombre con el que te vas a presentar a los demás. Así es que vamos a considerar aquellos aspectos más relevantes.

Cómo elegir un dominio adecuado para tu web

Puede depender del producto o servicio que vayas a ofrecer, aunque si tienes una marca esta regla no aplica o menos, que se lo digan a los de Apple, manzanas y ordenadores no tenían mucho que ver ¿no? La razón es lo de menos, lo importante que cumpla algunas características.

Es interesante que un dominio sea lo más corto, claro e identificable posible, eso es lo que dicen la mayor parte de los tutoriales que te encuentres sobre el tema. Bien, así es, pero olvidan un par de aspectos importantes: que sea memorable, fácil de recordar, y aún más que no se confunda con miles o millones de términos parecidos en los buscadores.

Un ejemplo de un dominio que cumple todas las características podría ser Kanimero.com. Es fácil, claro, identificable, recuerda a otras cosas y no se confundirá con muchos términos. Kanimero aparece solo 349 veces en Google. Es un regalo, a ver quién se lo queda primero.

En general un dominio no debería superar los ocho o diez caracteres, mejor si es más corto. Pero es una regla que debe ser necesarimente flexible. Sobre todo si el dominio incluye más de una palabra. 

Evita los guiones, los caracteres especiales como la eñe o las letras acentuadas, a no ser que forme una parte importante de tu estrategia de marca. Tendrás que resolver algunos problemas técnicos y probablemente usar un dominio alternativo, para cosas como el email, si quieres evitarte complicaciones. Siempre hay opciones más sencillas. 

Si quieres que te asocien con alguna actividad, puedes incluir alguna palabra que de una pista sobre lo que haces: kalimeroclub.com.

¿Qué extensión elegir? ¿.com, .es, o .org?

Ahora hay que tomar otra decisión, hay que elegir la extensión entre .com, .es, .org o alguna otra de los cientos disponibles y que, en algunas actividades, son una tendencia, están de moda, como .io por ejemplo.

Depende del alcance y a que se dedique tu negocio, será más aconsejable una extensión que otra. A efectos SEO no parece que haya muchas diferencias en la actualidad. Si es para una empresa que vende productos o servicios o un blog, sin duda .com debería ser la primera opción. Puedes considerar .org si se trata de una organización sin ánimo de lucro, un sitio de educación pública, para el que también están los .edu, o una web de código abierto, que podría optar por un .net o el .io que te comentaba. La extensión .org la utilizan apenas el 5% de los dominios, por lo que seguramente será más fácil que esté  disponible.

La opción .com es la más universal y la que se asocia con Internet en casi todo el mundo. Cuando digas lo que sea punto com, nadie pondrá cara rará y todos sabrán de que les estás hablando. Un 47% de los sitios web la utilizan por esa razón, pero también es la más solicitada y por tanto más complicado que un dominio esté disponible. Por lo tanto vale la pena porque otorga credibilidad, es confiable, y además es la primera en la que suelen pensar los usuarios si tienen que buscar tu dominio: Loquesea.com antes que cualquier otra.

Si tus usuarios van a ser españoles el .es, puede ser una alternativa ideal, parece que Google da más valor a las extensiones locales, según algunos especialistas, nosotros no hemos visto que sea así. Como norma, si tienes la intención de posicionarte a nivel internacional en la mente de tus consumidores, un dominio regional será más complicado. Si se trata de algo mucho más específico hay otras extensiones menos conocidas pero también utilizadas como .net, .info, .tech, .biz, .io, .vip. Y otras específicas como .vip, .lawyer o .shop.

Si tienes un proyecto serio entre manos es aconsejable, siempre que sea posible, comprar también otras extensiones del dominio. Para asegurarte el control de tu marca por cualquier cuestión que pueda surgir en el futuro.

Es importantísimo que no hables de proyectos en público, aunque sea ante pequeños grupos, mucho menos si son grandes, sin haber registrado los dominios previamente. Tienes todas las papeletas para perder el dominio antes de que haya finalizado el evento. 

De hecho la disponibilidad del dominio puede suponer en muchos casos la razón definitiva para optar por una u otra denominación, la marca que identifique tu proyecto. Esto son mínimos, si el proyecto no sigue adelante al año no renuevas los dominios y listo. Invertir unas decenas o centenares de euros, para reservar una docena de variantes, te garantiza una cierta tranquilidad.

Y si además de serio, el proyecto tiene recursos suficientes, piensa en una marca registrada en el ámbito que vayas a operar. A todos los efectos es la mayor garantía para proteger tu imagen legalmente. Te permite incluso recuperar dominios que puedan caer en manos de la competencia.

Si necesitas asesoramiento o ayuda para elegir un nombre, contacta con nosotros.

Foto de Startup Stock Photos en Pexels

 

Avatares virtuales, la AI, NEON y el futuro que ya está aquí

Querida mía:

Que me fascinan la AI y la robótica, que me apasiona el futuro, es algo que tienes claro, con la lata que doy siempre con este tema. Con tu edad ya había leído las Fundaciones de Asimov y sus principales novelas de robots. Aunque para ti todo esto no es ciencia ficción, es lo normal. La tecnología nos permite hacer cosas increíbles, y parece que en este preciso momento se está acelerando otra vez.

Los avatares de NEON

Cuando ya hace tiempo anunciaba unos bots virtuales con apariencia humana para antes de 2025, no tenía mérito. Los chatbots “inteligentes” que te atienden en una página web llevan años con nosotros, aunque hoy aún sean incorpóreos, o feos y torpes cuando les han dado apariencia. Pero la dirección que llevaban, hacia donde vamos, estaba clara.

Los desarrollos de avatares cuasi humanos también llevan una buena temporada por ahí, así que unir las dos cosas era solo cuestión de tiempo. Es lo que han hecho en NEON, la startup de Samsung que los ha presentado en el CES de Las Vegas

Los avatares de NEON son seres virtuales con apariencia y comportamiento humano, con la habilidad de mostrar emociones e inteligencia, casi nada. Podrán hacer una enormidad de cosas: ser tu amigo y confidente, o un asistente siempre alerta. Serán capaces de vender o prestar soporte, dar clases a los niños y los adultos, presentar las noticias o actuar en películas. ¿Te imaginas que tu actor o actriz favoritos pudieran hacer 10 películas al mismo tiempo? Pues sería perfectamente posible. Y lo más importante, de cara a un público no especializado, tienen la apariencia más humana que puedas imaginar.

Son lo más guay que he visto en los últimos años, me estalla la cabeza pensando en las posibilidades que tienen. Aparecerán montones de nuevos trabajos para diseñarlos, programarlos, alimentarlos… Aunque no creo que tantos como los que desaparecerán. De todas formas aún tenemos que ver si son un producto real ya, sino fuera así, tendremos que darles un par de años más.

En una primera fase no van a ser más listos que los bots actuales, te lo garantizo. La IA es bastante tonta, en general, pero va conquistando campos poco a poco. Fíjate que para el final de esta década podrán ser más listos que cualquier humano y sus cerebros muy superiores. Pero lo que sí podemos tener claro es que, en un par de años, la organización que no tenga estos avatares en sus web, escaparates o instalaciones, nos parecerá completamente anacrónica, más propia del siglo XIX.

Los robots del futuro están ahí

En el tema de los vaticinios hay uno en el que he fallado estrepitosamente. Dije que sería Apple el que nos sorprendería con este tema, por la pasta que tienen, por el interés que siempre han mostrado en liderar sectores y porque llevaban tiempo contratando especialistas en este área. Pero ha sido Samsung quien se ha adelantado, los desarrollos de Pranav Mistry, el CEO-genio de NEON muestran un potencial notable, ya que ha unido muchas piezas del puzzle. No sé en qué momento está Apple, pero desde luego tiene una competencia muy seria. Eso sin contar con los Google, Microsoft, Amazon, IBM, que sin dudarlo se subirán a este carro. Además, alcanzado un cierto punto las tecnologías están listas para que los pequeños creen cosas sorprendentes. Ya verás los cambios tan increíbles que se producirán en los próximos cinco años, recuérdalo bien, papi te lo dijo primero.

No sé exactamente de qué forma la innovación de NEON acelerará el desarrollo de los robots humanoides, pero como mínimo, obligará a que unos cuantos se pongan las pilas. Si recuerdas, te planteé que alrededor de 2025 habría un androide decente. Boston Dynamics va a buen ritmo con la locomoción de las diferentes versiones de su Atlas, cada vez resultan más sorprendentes, cualquier día les vemos haciendo parkour, pero de verdad. Lo más flojo, de momento, para lograr un androide humanizado, son las capas externas de los robots. Aún queda bastante que desarrollar, para que nos sintamos cómodos en su presencia. Ahora la sensación es más cercana al miedo o a la risa y deberían resultarnos más simpáticos, ¿no crees?

Aunque tampoco hay que enredarse mucho con esto, porque el aspecto humanoide tampoco es imprescindible. De momento habrá que esperar hasta la segunda mitad de la década para su popularización los convierta en un producto más asequible, si para entonces tienes unos cuantos cientos de miles de dólares, creo que podrás hacerte con uno. Lo que es seguro, al margen de su aspecto, es que tendrán un impacto brutal en esas tareas que se supone que no son digitalizables, como el cuidado de personas, o la educación. De las que se puedan digitalizar ya te he hablado en innumerables ocasiones. No creas que no me doy cuenta de la cara que pones, la de ¿este tio estará fumao?

Así que nos encaminamos a un mundo de lo más asimoviano, en lo que se refiere a este magnífico escritor y visionario soy muy friki. Hoy me hubiera encantado preguntarle al bueno de Isaac, si tenía alguna idea brillante sobre temas como el del reparto del trabajo o cómo vivirán aquellos que no puedan acceder a los robots, y sobre todo los que serán reemplazados por éstos. Porque ni los políticos, ni los grandes líderes económicos están destacando en lo que a la imaginación se refiere. O tal vez no tengan una solución o simplemente piensen que no nos gustará. Igual creen que no debemos ser tratados como adultos y explicarnos cómo va a funcionar todo esto.

Tenemos un futuro impresionante a la vista, a ver que somos capaces de hacer. Yo tengo muchas esperanzas puestas en ti. Lo sabes ¿verdad?

 

Instagram también lucha contra el acoso

Instagram ya cuenta con una función que marca los comentarios que resultan ofensivos, antes de llegar a publicarlos. Ahora ha añadido una funcionalidad más, que avisará al usuario cuando el subtítulo en una publicación de feed sea reconocido por la IA de la plataforma como similar a otros que hayan sido denunciados por acoso escolar.

Eso es todo, porque no prohibirá su publicación. El aviso significa simplemente, que solo sirve para que el usuario tenga la oportunidad de arrepentirse y editarlo, obtener más información o igualmente publicarlo.

Así cuando se escriba algo que pueda ser asociado al bullying, el usuario leerá una notificación como esta: "Este subtítulo se parece a otros que han sido reportados".

Desde Instagram se asegura que esta opción ha permitido reducir el acoso que tiene lugar en el apartado de comentarios. Además tiene una función educadora, ya que indicará qué cosas no están permitidas y avisará del riesgo que corre la cuenta de ser desahabilitada si va contra las normas.

Instagram además, ha habilitado otras características que ayudarán a los afectados a protegerse del el acoso en línea, como la desactivación de comentarios en las publicaciones personales, filtrar comentarios, poder eliminar seguidores, silenciar cuentas. La plataforma también ha reducido el contenido límite, que permite que las cuentas que bordean lo prohibido se lo piensen mejor antes de publicar según qué contenidos.

Aunque son medidas bienvenidas siempre, lo cierto es que ya ha habido muchas personas que han sufrido acoso a través de una cuenta de Instagram en los diez años que lleva funcionando. Una cuestión que posiblemente no fue calculada desde el principio. Aún así es interesante y muy apreciable que muchos años después de su creación, se esté utilizando la Inteligencia Artificial para proporcionar una herramienta que ayude a desistir de algunas conductar y a proteger a los afectados.

La herramienta estará disponible en principio en mercados seleccionados y en los próximos meses a nivel mundial.