Cómo crear una imagen de marca

Hay muchos factores que influyen en el éxito de un negocio, uno de ellos es la imagen de la marca. Es la primera impresión que se ofrece al usuario de ti o tu producto.  Por eso es necesario que tenga una imagen muy cuidada, para llegar a los clientes a los que te diriges.

Los usuarios tienen tendencia a buscar y visitar las marcas que les resultan familiares que ofrecen confiabilidad. Así es que esa es una tarea fundamental crear una que sea fuerte, confiable.

¿Por qué es tan importante la imagen de marca?

Es la presentación de la marca, el logo, los colores corporativos, el caracter de la marca, el nombre de la empresa. El cuidado que se tenga a la hora de transmitir esos detalles dará una idea de tu profesionalidad. Te ayudarán a que tu marca sea reconocible entre las demás. 

La percepción que tienen los usuarios es muy importante. Para conseguir una marca confiable, no es necesario gastar mucho dinero en marketing. No solo eso. Dirigir todos los esfuerzos a estar en la mente de los consumidores o elegir un nicho concreto es una tarea necesaria. Para conseguirlo hay que considerar las interacciones con los clientes, te permitirán cambiar las tácticas utilizadas si se produce una disminución en las ventas.

Pasos a seguir para conseguir una imagen de marca

  • Definir objetivos clave

Hay que definir los objetivos que pretendes conseguir a corto y largo plazo. a partir de ahí se planifica la estrategia que te permita conseguir tus propósitos. Es necesario crear una marca reconocida en la que los clientes vean algo especial y único.

  • Quién es el público objetivo

La marca tiene que dirigirse a un público determinado para que los esfuerzos que se hagan sean provechosos. Saber qué edad tiene el cliente tipo, lo que hace en la vida, sus gustos y si optan por precio o marca es necesario.

Es mejor delimitar el público para adecuar la oferta al público que la demanda. Averigua qué productos o servicios tiene tu empresa que coincidan con ese público. Así será más fácil comunicarse e interactuar con él.

  • Crear una personalidad de marca adecuada al público objetivo 

Crear una personalidad específica servirá para que los usuarios se identifiquen con tu marca, con los productos o servicios que ofreces.

Detalles que parecen insignificantes a simple vista, como el uso de una fuente o de un color concreto pueden aumentar el reconocimiento de una marca en un porcentaje importante. Pero el reconocimiento de la marca también tiene que estar respaldado por el significado que hay detrás de la estética.

Para entender qué transmite tu marca plantéate qué te sugiere a ti, pregunta a los usuarios. Si los adjetivos no con los que se describe no corresponden con lo que se pretende transmitir, hay que redifinirla. Los usuarios optan por marcas que transmiten transparencia y honestidad, que muestran contenidos auténticos y realistas. Es interesante utilizar el contenido que generan si es posible porque ofrecen una imagen real.

La experiencia de visita de los clientes en la web o la tienda, atención postventa, son factores que harán que se inclinen por una marca u otra. Teniendo en cuenta la competencia, es un factor al que hay que prestar atención. La personalización puede ser la ventaja competitiva que diferencie tu marca.

  • Definir una estrategia en redes sociales y otros canales de marketing

Hay que tener consistencia a la hora de promocionar la marca dependiendo de los canales que se utilicen. Es interesante poder captar en una frase corta pero inolvidable el espíritu de la marca, para que el usuario la identifique y se utilice en el marketing.

Las marcas tienen una presencia importante en las redes sociales, así es que es importante y provechoso sacar partido en estos canales. Hay que elegir en cuáles se quiere participar, crear un perfil y desarrollar una estrategia de contenidos para dependiendo de la audiencia y la red social.

Todos estos pasos te ayudarán a crear una marca fiable para conseguir el éxito en tu negocio.

Imagen: Fernanda Rodríguez

 

¿Qué es Thin Content?

Se llama Thin Content a las páginas de una web que tienen contendido de baja calidad, que no aporta nada al usuario que las visita. No se trata tanto de cantidad como de calidad, porque un contenido puede ser breve y contener toda la información relevante sobre el tema que trata.

Google penaliza que una web tenga mucho contenido de estas características. En este caso si puede resultar negativo para el posicionamiento de una web, ya que afecta al crawl budget, al tiempo que destina Google para rastrear tu web.

Tipos de Thin Content

Contenido automático

Es contenido de muy baja calidad que Google distingue fácilmente porque se ha realizado con herramientas de automatización. Los contenidos resultantes son una mezcla de frases de tomadas de varios lugares, con poco sentido, en las que solo se han cambiado las palabras claves sin adaptar el texto o bien se trata solo de traducciones nefastas. 

Contenido duplicado

Es el más habitual y Google lo penaliza si lo detecta. Además de lo poco ético que resulta plagiar el trabajo de otro, una página que copia su contenido ofrece una imagen muy poco profesional. 

Doorways pages o páginas puerta

Las doorways pages son páginas que solo contienen palabras clave y long tail, con apenas contenido. Cuando el usuario entra en alguna de ellas es redireccionado a otra página.

Google penaliza el uso de este tipo de contenidos. Teniendo en cuenta que Google es el navegador mayoritariamente utilizado, se convierten en un enemigo para el posicionamiento orgánico. Además, aumentan la tasa de rebote de la página con lo que el usuario no realizará la acción esperada, sea registro o compra.

En conclusión, para posicionar una web de manera orgánica lo que necesitas son contenidos de calidad, claros y fáciles de leer, sin errores ortográficos y sin abusar de las palabras clave. Siempre que sea posible que tengan un mínimo de 300 palabras, divididos en secciones para que la información sea más fácilmente localizable. Es interesante poner enlaces a contenidos propios, informes de los que se han extraído los datos, cualquier información que redondee el contenido y lo enriquezca. El uso de videos, imágenes o infografías lo hace. Sigue aquí las recomendaciones que Google ofrece para posicionar una web.

https://support.google.com/webmasters/answer/7451184?hl=es

Teletrabajo en tiempos de COVID-19

Con el confinamiento producido por la pandemia de Covid-19 han sido multitud las empresas que han pedido que sus empleados teletrabajen.

Una opción deseada o al menos sopesada por muchos de ellos alguna vez de forma total o parcial. Pensar en teletrabajo es pensar horario flexible, a la medida, que permite compatibilizar vida personal y profesional, ahorro de tiempo al no haber desplazamientos a la oficina. 

Todo parecen ventajas. Pero ese deseo que para muchos trabajadores por fin se ha cumplido, ha resultado no ser tan maravilloso. Algunos estudios aseguran que los empleados que teletrabajan están añadiendo de media, unas dos horas diarias a su jornada laboral. 

¿Mala organización o entorno inadecuado?

Precisamente una de las claves del teletrabajo es la organización. Uno mismo tiene que ponerse horarios, focalizarse en lo que hace. No hay el mismo control que el propio ambiente del despacho propicia. La tentación de levantarse a hacerse un café, de que a la vuelta a la mesa de trabajo se haga una parada para recoger la colada o liarse con cualquier cosa, está ahí. Y también lo contrario. No ser capaz de poner un límite y no despegarse en todo el día del trabajo, haciendo más horas que en la oficina.

La situación de teletrabajo sobrevenido por la alerta sanitaria tiene un añadido. No es un teletrabajo en condiciones "normales". Se ha hecho a marchas forzadas, debido al confinamiento. Además, hay que compatibilizarlo con otras tareas en la casa y con otras personas, los hijos y tal vez la propia pareja, que no suelen estar habitualmente. Desaparece la concentración necesaria para que el entorno laboral sea productivo.

A muchos les cuesta rendir en esas condiciones. Parece que se emplea para trabajar el tiempo que sobra de otras labores. Está resultando cansado. Sí o sí todas las tareas se han de hacer de forma online. Ha aumentado el número de reuniones telemáticas. En otras circunstancias se habrían celebrado en la oficina, una escapada que también supone una recarga de pilas, un encuentro con los compañeros y despejarse con un cambio de ambiente. Opciones que en este periodo no han sido factibles.

Todo esto está produciendo la paradoja de que los empleados quiera volver a trabajar de forma presencial en sus empresas, que estén sufriendo estrés, ansiedad y que al menos que cambien las circunstancias, renuncien a trabajar desde casa. Aunque por lo que parece, de momento, se va a quedar entre nosotros una temporada.

¿Es posible que la Inteligencia Artificial sea creativa?

¿Qué es la creatividad? Es la capacidad de crear cosas, nuevas ideas o conceptos, o diferentes asociaciones entre ideas y conceptos conocidos, lo que produce también conclusiones nuevas que generan soluciones originales. Así pues una cosa o idea es creativa si tiene algo novedoso, original y además sirve para algo a su creador o a la sociedad.

La creatividad es encontrar soluciones originales, por ejemplo, airbnb. Siempre ha sido posible alquilar una casa o una habitación, pero con la creación de la plataforma se pone en comunicación una gran cantidad de oferta y demanda para que los propietarios y los clientes se pongan de acuerdo de forma directa a través de una aplicación que gestiona la reserva y el pago del servicio.

Consiste también en aprovechar una idea ya existente pero adaptándola a otro sector para el que en principio no se había pensado, Amazon con su servicio de reparto de comida fresca en algunas ciudades. ¿Si reparten todo tipo de mercancía, por qué no hacerlo con la comida?

Y desde luego tiene la capacidad de transformar y revolucionar, ya que en ocasiones cambia de manera radical la forma de hacer las cosas. Por ejemplo, Uber o Cabify, permiten que el mercado del transporte, traspase los límites del taxi, ofreciendo un servicio personalizado y rápido, con un coste prefijado y pagado antes de iniciar el trayecto.

¿En qué sentido existe la creatividad en la IA?

Una inteligencia artificial es capaz de crear una obra de arte totalmente novedosa, a través del aprendizaje automático, machine learning. O, por ejemplo, un corto, escrito por una inteligencia artificial y grabado en apenas dos días.

También tenemos el ejemplo del colectivo Obvious que utiliza GANs, un algoritmo que consta de un generador que crea las imágenes partiendo de las que tiene en su banco de datos. La otra parte del algoritmo, un discriminador, busca las diferencias entre lo realizado por un humano y por una máquina. Se trata de engañarlo para que la imagen creada parezca hecha por un humano. GAN es capaz de crear en cualquier estilo artístico.

¿En qué momento es creativa la IA? 

Los humanos dan las reglas, datos para que encuentren un patrón, pero después la IA es la que crea a su antojo. Es decir tiene una cierta autonomía para hacer sus obras de arte. Sin embargo, la pregunta es sin un programador, sin una base de datos, sin algo ya existente, ¿sería posible? La respuesta es que los ordenadores actuales tienen capacidad de programarse a sí mismos, crean sus propios algoritmos basados en sus bases de datos, por lo que gozarían de libertad para crear sin la intervención de un humano.

Y si todo se desarrolla como actualmente, la IA será capaz de hacer lo que un humano y con las posibilidades que ofrece disponer de una enorme base de datos, mejor, y sin límites.

Pero, ¿esta reproducción puede considerarse creatividad? ¿puede una IA aportar la sensibilidad, la emoción que pone un humano? la que aporta un creador en un momento dado de su historia y que hace que él mismo y su obra sean excepcionales. En principio la IA no tiene ni afectividad ni emociones propias. Su única experiencial vital son sus bases de datos. Lo que no podemos saber es qué pasará en el futuro y es muy posible que los algoritmos doten de emotividad y afectividad a las inteligencia artificiales. 

¿Significa eso que la IA sustituirá a los humanos en los puestos creativos? Solo la interacción entre programador e IA ya es un proceso creativo. Y más que sustituir el trabajo creativo, ya lo hace con el automatizado, la IA tiene que entenderse como una herramienta, un complemento, un multiplicador para el proceso creativo humano. Tal vez no se pueda componer una ópera con la IA, pero sin duda es una buena ayuda en el proceso creativo.

Compañeros no enemigos. El ser humano no va a desaparecer, salvo alguna catástrofe descomunal, y la IA tampoco. Cada día es más autónoma, más inteligente. Es un nuevo compañero de viaje, que algunos consideran que sustituirá al hombre en los procesos de toma de decisiones o de creatividad. Sin embargo, es más creíble pensar que ayudará aún más en el proceso creativo, lo que mejorará la obra del ser humano.

Imagen: Alec Favale

Cómo mantener la comunicación trabajando en remoto

Cada vez más empresas permiten que sus empleados trabajen total o parcialmente de forma remota. De esta manera se reducen los gastos de los empleados, transporte, comer fuera de casa, el trabajo es más productivo y se equilibra la vida personal y profesional de los empleados. Sin embargo, hay un pero, y es cómo mantener la comunicación del empleado con la empresa y con los demás compañeros.

Trabajar desde casa puede suponer que los empleados pierdan un tanto el concepto de empresa, de desdibujar los fines a los que se encamina su organización, los objetivos, que en un espacio físico se encuentran en cualquier conversación de pasillo.

Para que no se pierda la motivación y los objetivos fundamentales es necesario que se pongan en común y para ello hay varias soluciones.

Reuniones virtuales

La tecnología permite con facilidad y comodidad que se reunan todos los miembros de la empresa, para mantener la alineación respecto a la visión y objetivos a largo plazo de la empresa y afrontar los desafíos que se presenten en cada departamento y el papel que juega cada persona equipo en ellos.

Hay que dejar por escrito todo lo que se hable y decida para consultar en cualquier momento. También se presentarán en estas reuniones a los nuevos empleados y las novedades.

Publicar un informe mensual es interesante porque reúne toda la información importante, como cifras, evolución de la empresa, estadísticas y es un recordatorio, nuevamente de los planes y objetivos de la empresa.

Prioridades documentadas y compartidas

Las empresas deben establecer prioridades y enfocarse en determinadas tareas. En una oficina física se visualiza en una pizarra o cartel, pero de forma remota debe establecerse un espacio, un espacio Wiki, en el que se compartan esas tareas, además de los procesos de la compañía, objetivos mensuales, trimestrales y anuales, además del manual del empleado, lo que permitirá que se pueda consultar fácilmente siempre que sea necesario.

A la empresa este espacio le sirve también para ver a través de comentarios y preguntas de los empleados qué cosas hay que explicarse mejor y las dudas que surgen, para mantener la comunicación y la adecuada alineación con la empresa.

También debe haber reuniones semanales por departamentos, para recordar el papel de cada uno de ellos dentro de la dirección de la empresa. Sirve para mantener la comunicación y la repetición es importante.

Mantener información fluida sobre el estado de los proyectos permite conocer en qué punto se encuentra cada proyecto y mantener contacto y colaboración con los compañeros. 

Los proyectos no suelen salir siempre como se han planeado por lo que mantener la comunicación es fundamental para comprobar que siguen la dirección deseada y que se cumplen los tiempos. Permite que se pueda tomar alguna decisión para que todo vuelve a su cauce.

Software

Por supuesto para poder funcionar de esta manera es necesario tener el software adecuado para organizar el trabajo de forma remota. Hay varios disponibles, Skype, Hangouts, GoToMeeting, Zoom.

La gestión de proyectos y tareas también ha de apoyarse en un software adecuado que permita a las empresas un seguimiento ya actualización de las tareas, Trello, Monday, Basecamp son algunos.

Es necesario también el uso de mensajería instantánea para la comunicación, clave para el normal desarrollo de los proyectos. Las comunicaciones deben ser rápidas, ágiles que permitan actualizar cualquier cuestión en segundos. Telegram, Slack, Google Hangouts Chat o Microsoft Teams son algunas. 

Es interesante tener una reunión cuando ya se ha acabado un proyecto, para ver qué tenía que haber ocurrido, qué pasó y hacer un balance de lo que salió bien, lo que salió mal y lo que se podía mejorar. Aquí los implicados pueden proponer ideas, sugerir futuros cambios y plantear preguntas. Es bueno que se redacte todo esto para utilizarlo también en la zona wiki.

Herramientas para los clientes

En remoto es complicado saber quién se ha encargado de informar o consultar algo a un cliente, cosa que sería tan fácil como preguntar al compañero de al lado en una oficina. El proceso en una empresa que opera en remoto funciona de una manera diferente.

Software de CRM

El softwate de CRM es necesario para mejorar la administarción y la comunicación referente a los proyectos y clientes. Ahorra tiempo, ineficiencias y fallos.

Software de mensajería interna

Sirve para mejorar la comunicación sobre los proyectos, y también la comunicación sobre clientes y proyectos, ya que permite acceder a los empleados y enviar mensajes entre ellos y tener una rápida respuesta.

Actualizaciones semanales

Reuniones semanales para comentar las incidencias con los clientes o cualquier tipo de problema. Es interesantes exponer al principio de cada una las prioridades de la empresa y los datos que puedan indicar quién es el responsable de cada cuestión.

Mantener el desempeño de los empleados

En una empresa física es más o menos visible cuando se produce un cambio en el rendimiento de los empleados. A nivel remoto es más complicado y necesita también de herramientas que permitan cumplir con las expectativas y que se pueda ayudar a los que tengan menor rendimiento.

Pensar en los indicadores de rendimiento para cada función

Cada empleado tiene que tener un rendimiento y competencias concretos dependiendo de su función en la empresa. Es interesante tener un documento con los KPI de cada uno para seguir alineados y evitar expectativas erróneas de los empleados. Se debe hacer una descripción del desempeño que se espera de cada puesto y después los mandos deben describir qué se espera de cada rol. Con un cuadro de mando los mandos pueden capacitar a los empleados que saben con nitidez qué se espera de ellos.

Evaluaciones semanales y mensuales de desempeño

Mantener la comunicación con los empleados para controlar que se cumple el rendimiento previsto para cada uno y que siguen alineados con los objetivos de la empresa. Permitirán comprobar que la comunicación está siendo la adecuada y que los empleados están centrados en sus objetivos. 

Así pues, es posible mantener el ambiente de una empresa física en un entorno de trabajo remoto siempre que se utilicen las herramientas y procesos que permitan mantener la información necesaria para que se lleven a cabo los proyectos de forma alineada a los principios de la empresa.

Imagen: Austin Distel on Unsplash

Mejora la experiencia de usuario humanizando el Chatbot

Los chatbots forman parte del servicio de atención al cliente en las webs, en las que atienden a los usuarios, ofrecen información, mejoran el servicio y les acompañan en sus decisiones de compra. Son interlocutores bien acogidos por el cliente, siempre y cuando se "humanicen" para suavizar la sensación de estar hablando con una máquina.

Algunos detalles pueden ayudar a conseguirlo. Por ejemplo, darle nombre y ponerle una cara al chatbot, con unos rasgos, género y raza alineados con las expectativas que tiene el usuario y que dotarle de personalidad, de una manera de comportarse alineada con los principios de la empresa. 

Saber qué espera el usuario, permitirá crear un "comportamiento" que será la base de las conversaciones futuras. Sin abusar, el uso de GIF, imágenes y videos ayuda a humanizarlo y a captar la atención del cliente, además de transmitir un tono informal si es el caso. 

Hay que crear un flujo de conversación que dé respuestas lo más personalizadas e inmediatas posibles, de forma bidireccional. ¿Cómo se hace? Hay que recrear todos los escenarios posibles, las preguntas que puede hacer el usuario en un sentido u otro y las respuestas que se quieren dar, teniendo en cuenta el viaje del cliente. Funcionan mejor las conversaciones breves y lo más precisas posibles.

El contexto también es importante en este tipo de conversaciones, sobre todo para ayudar a que el usuario se sienta comprendido. A través de una serie de preguntas el chatbot se asegurará de entender la intención del usuario y evitará que se produzcan malentendidos.

Conservar el historial del cliente, mantener un repositorio de datos, mejorará el servicio. Además se le puede programar para rastrear las páginas que visita, las palabras clave que utiliza para sus búsquedas y su comportamiento de compra. Eso ayuda a dar valor a la conversación y que las soluciones sean más rápidas.

El humor puede ser ayudar si concuerda con la imagen de la marca, haciendo que la conversación se vuelva más natural. En cualquier caso, es un recurso delicado que debe ser utilizado de forma equilibrada, puesto que no todo el mundo tiene el mismo concepto sobre lo que es humor, ni su uso en según qué ocasiones 

Es recomendable el uso la herramienta procesamiento del lenguaje natural, PNL, que sirve para que los ordenadores comprendan e interpreten el significado del lenguaje humano natural. De esta manera acortar la distancia entre la comunicación humana y la del ordenador, así que, incorporarlo al chatbot ayuda a mejorar la comprensión de la comunicación.¿Cómo funciona la PNL? Cuando el chatbot recibe una solicitud, la analiza según su algoritmo, lo que le permite identificar la intención del usuario y dar la respuesta adecuada.

Así es que si has pensado incorporar un chatbot a tu empresa, es recomendable dotarle de la apariencia más humana posible, porque los clientes quieren que se les entienda perfectamente. El chatbot es la voz, el contacto con la empresa y cuanto más personalizada sea la experiencia más satisfecho estará el cliente.

Imagen: ☰☵ Michele M. F.

Cómo ayuda la automatización al comercio electrónico

Gestionar las tareas que se realizan a diario en una comercio online es laborioso. De todas ellas hay muchas que son repetitivas, y por ello hay que automatizar, para ser más eficientes.

Atencíón al cliente, preparación de pedidos o envíos, gestión y envío de inventarios, integración de datos entre canales, pagos de los clientes y gestión de sus datos, cálculo del pago de colaboradores… son algunas de las labores que necesariamente se deben realizar. Y se pueden automatizar por medio de soluciones que recopilen datos de distintas fuentes dentro del negocio y que utilicen esta información para realizar los procesos automáticamente.

La automatización permite controlar las complejas operaciones omnicanal y facilita la tarea del propio empresario y el equipo de trabajo.

Beneficios de la automatización

  • Se reducen los procesos manuales que realizan los empleados
  • Se agilizan aquellos procesos que están relacionados con el cumplimiento de requisitos reglamentarios y legales.
  • Permite que los empleados creen valor al disponer de más tiempo para dedicar a tareas especializadas y no administrativas de las que se encarga el software y el hardware.
  • Se reduce mano de obra innecesaria.
  • Se cometen menos errores.

En definitiva se reduce la carga de trabajo diaria automatizando aquellas tareas repetitivas. Y eso ya es una ventaja por sí misma, pero es que además, libera tiempo para dedicarlo a tareas más productivas, como buscar nuevas fórmulas para llegar a los clientes y de esa manera impulsar el crecimiento del negocio. Transforma el tiempo menos productivo en dinero.

¿Cómo se automatiza?

El primer paso para automatizar procesos es conocerlos. Analizando cómo se trabaja en la empresa, describiendo por escrito que es lo que se está haciendo, ya logras algunas ventajas, aún sin haber automatizado nada: 

  1. Puedes definir la metodología, lo que te ayuda a mejorarla, al descubrir pasos o procesos ineficientes. Eres más eficiente.
  2. Si tienes métodos es más fácil que otros puedan desarrollar ese trabajo, tanto el personal de la empresa, como las nuevas incorporaciones. Sigues mejorando en eficiencia.

Para automatizar procesos es posible que necesites desarrollar software o sistemas complejos. Parte del trabajo puedes realizarlo con tus propios recursos, pero es interesante que cuentes con ayuda especializada: zapatero a tus zapatos. 

Crear algunas hojas de cálculo o bases de datos puede incluso hacerlo tú mismo o alguien del equipo, pero si va más allá deberás ser cuidadoso, para que la solución no plantee más problemas de los que quieres solucionar.

Si tienes que recurrir a recursos externos, hay un par de cuestiones a considerar. Trabaja con proveedores que estén alineados con tu forma de trabajar, es importante que las filosofías sean compatibles con las organizaciones y los objetivos. Podrías encontrarte con que para automatizar ciertos procesos te obligue a pasar procesos de certificación o implantar metodologías excesivamente complejas. Vete poco a poco, por lo tanto elige a los que te planteen soluciones flexibles, que puedas desarrollar incluso a lo largo de varios años.

Tras el proceso de creación de las soluciones, será el personal el que debe aprender a utilizar las nuevas herramientas. Idealmente habrán participado en el proceso de desarrollo, es importante que lo sientan como algo suyo, para evitar fricciones o un rechazo que podría traducirse en serios problemas. En los casos más graves puede concluir en la pérdida de la inversión realizada y sobre todo del tiempo empleado.

El proceso de automatización debe implementarse como una hoja de ruta que especifique qué se quiere automatizar, quién participará y cómo se continuará.

La automatización impulsa el crecimiento del comercio electrónico

Todo lo explicado hasta el momento podría aplicarse a cualquier organización, pero es aún más importante en el caso de las empresas dedicadas al comercio electrónico. En el entorno del e-commerce te debes enfrentar a constantes desafios, tienes que ser lo más eficiente posible y encontrar la forma de ser más eficiente que tus competidores. Escalar el negocio es imprescindible para cualquier organización, pero mucho más en el territorio salvaje de Internet, en la mayor parte de los casos crecer es la única forma de sobrevivir.

Los clientes son cada vez más demandantes, exigen más servicios y una mejor atención. Las herramientas que automatizan tareas repetitivas y engorrosas reducen la complejidad de las operaciones y ahorran tiempo. Estas soluciones nos acerca más a los clientes, nos ayudan a entender mejor sus necesidades. Y todo ello se traduce en oportunidades, que además te permiten centrarte en las estrategias de crecimiento, sabiendo que la parte más "mecánica" está correctamente engrasada.

¿Puedes no automatizar tu e-commerce?

A un nivel básico se trata solo de analizar como funciona tu negocio. ¿En serio no te puedes permitir invertir ese tiempo o contratar a alguien que lo haga? Si es así, algo no está funcionando en tu negocio y aún es más importante que saques tiempo para analizar porque no puedes funcionar como una empresa moderna.

Es más, si te haces esta pregunta espero que solo sea desde un punto de vista puramente temporal. Qué el único condicionante sea la oportunidad de empezar hoy mismo. Porque debe ser obvio para ti, que no es posible que puedas competir sin mejorar tus procesos en algún grado. Y eso implicará más o menos automatización, pero que la mejora no forme parte de tu filosofía empresarial no es una opción, porque sencillamente es una garantía para el fracaso.

No tiene sentido realizar tareas de forma manual cuando hay herramientas para hacerlo de forma automática y perder un tiempo muy valioso que se puede dedicar a otras cosas. Además es que en muchos casos ni siquiera supone una gran inversión. Simplemente no es razonable no querer ser más eficaz, más competitivo, conseguir un mayor beneficio. 

Así que sí, tienes que automatizar. Solo tendrás que buscar la estrategia más adecuada de acuerdo con la realidad de tu empresa y tus necesidades.

Imagen: Rodolfo Clix

¿Qué es un Producto Mínimo Viable?

¿Qué es un Producto Mínimo Viable? También conocido por Mínimo Producto Viable (MPV), del inglés Minimum Viable Product (MVP), es lo que tradicionalmente hemos conocido como un prototipo, que puede ser tanto de un producto como de un servicio. Es el desarrollo mío de lo que quiere desarrollar una empresa. Se trata de construir un producto que puede tener las características mínimas pero suficientemente funcionales como para que los usuarios puedan ver el valor que tiene y a través de la opinión que den sobre él, seguir desarrollándolo en base a las verdaderas necesidades y no a la imagen ideal que tenemos en la cabeza. 

En ocasiones el MVP podría ser simplemente una maqueta o un diseño sobre el papel. Es lo mínimo que tienes que mostrar a los usuarios para que descubran las ventajas de tu producto. El MPV es un primer proyecto, la versión final del producto o servicio vendrá después de cambios y ajustes.

En el modelo tradicional de creación de productos es diferente. Habitualmente se lanza una versión muy depurada del producto, aunque luego pueda ser mejorada. La intención es saber en el plazo más breve posible que tienes algo que interesa al mercado, que no estás construyendo castillos en el aire. Obviamente no es lo mismo hacer un proyecto web sencillo, que planear la colonización de Marte, pero el concepto del MVP es el mismo.

El concepto del MVP irrumpe con fuerza hacia el 2000, no el del prototipado que es casi tan antiguo como la humanidad. Es un mecanismo de los procesos Lean, que trata de tener algo operativo de la forma más simple posible. Un MVP era una manera de ofrecer un producto novedoso, a la vez que reduces los riesgos que conlleva el desarrollo, al disponer de una "muestra" de lo que podía ser.

¿Por qué es interesante mostrar un MPV?

Las empresas que empiezan, las startups lo utilizan sobre todo porque supone de entrada un esfuerzo mínimo en coste y poco a poco dependiendo del acogimiento de la idea, van financiando el proyecto con la búsqueda de inversores. Se trata de empresas pequeñas que tienen que aprovechar al máximo el capital humano, el tiempo y el dinero. Esta filosofía, como puedes imaginar, es aplicable a prácticamente cualquier actividad empresarial, a proyectos institucionales o incluso personales.

El MVP supone una mínima inversión en dinero y un gran ahorro en trabajo cualificado, que de no salir adelante, no será una pérdida que condicione futuros proyectos. Al estar pendiente de la interacción con el usuario, el desarrollo será muy ágil, y tomará nota de primera mano, de las necesidades reales de los futuros clientes de una forma más rápida.

Un MVP permite comenzar a captar cuota de mercado en una fase temprana. Se genera interés y esa es la mejor publicidad para lanzar un nuevo producto. Aún más importante, cuando hablamos de pequeños proyectos, startups y empresas con una financiación muy reducida. Es importante despertar el interés que puedan tener los usuarios, que hoy prueban, mañana utilizan y después difunden su descubrimiento. Más aún si estos usuarios son referentes para algún colectivo.

Cómo crear tu MVP

1. Piénsalo
Concreta esa idea que tienes en la cabeza de tal forma que puedas desarrollarla de menos a más. También es necesario tener un plan de negocios básico. Incluye solo aquellas funcionalidades que lo hacen único, lo esencial para que tenga sentido para tus usuarios.

2. Busca ideas
Cuando has pensado tu producto has pensado en una necesidad, en un público. Ahora es el momento de saber qué piensan ellos. Dirígete a empresarios o personas que conozcan bien el campo en el que quieres triunfar, cuéntales lo básico de tu idea y escucha lo que digan.

3. Busca financiación
Empiezas con lo básico y desde abajo, pero algo de dinero se necesita. Ráscate el bolsillo, tira de familia, amigos o un pequeño préstamo, algo hay que invertir. A veces es suficiente solo con tu tiempo.

4. Diséñalo
Tienes un proyecto, unas cuantas sugerencias, algo de dinero. Hay que darle forma, ahora toca construir la primera versión.

5. Pruébalo
Lo tienes que testar con usuarios, necesitas el feedback de quienes vayan a ser tus clientes. Puede que al principio te desanimes, porque habrá críticas, problemas y cuestiones que ni te habías planteado y que tendrás que solucionar para que salga adelante.

7. Repite el proceso
Repite los pasos 4 y 5 todas las veces que sea preciso, hasta que tengas algo suficientemente depurado. Hasta que estés seguro de que tus futuros clientes quieren eso que has creado, que lo desean.

Imagen: Сергей Гладкий en Pexels 

¿Qué hace que unas empresas triunfen y otras no?

¿Por qué unas empresas triunfan y otras no? Puede hablarse de varios factores, pero sin duda uno determinante es llegar al mercado en el momento adecuado, ni antes ni después. Es importante el clima económico, las condiciones del mercado y lo receptiva que esté en ese momento la sociedad para apreciar la llegada de una idea transgresora.

Si un producto o servicio aparece antes de encontrar acogimiento en el mercado se encontrará con un público reticente, que ofrecerá resistencia. El producto o servicio se quemará sin haber calado en los usuarios. Si en cambio, llega muy tarde se encontrará con un mercado saturado, con competidores mejor situados y con un público que no hará demasiado caso a algo que es más de lo mismo, salvo que el nuevo producto aporte una propuesta de valor interesante, lo suficientemente diferenciadora.

Cuando se llega en el momento adecuado, la startup viene a cubrir una necesidad que no se estaba atendiendo, un nicho inexplorado, o a ofrecer un producto o servicio justo cuando la gente es consciente de que lo necesita. 

Ese es otro factor importante, saber qué exactamente qué necesita el usuario para ofrecérselo. En el caso de empresas que se dedican a la tecnología, que proponen nuevas formas de utilizarla, con conceptos y comportamientos novedosos, hay que contar con la cierta resistencia que el público ofrece al cambio. Hay que presentarse en el momento en que los usuarios están abiertos a las novedades, receptivos a la nueva idea o concepto y que dejen de considerarlas como cosa de frikis.

Es necesario pues, que el consumidor esté preparado, si no es así, rechazarán la idea, por mucho que idealmente sea maravillosa. El ambiente adecuado se da cuando hay cambios económicos o grandes acontecimientos que también cambian la vida de las personas, como puede ser el deseo de mejorar en el propio estatus.

Por eso es importante que la propuesta resuelva un problema, pero tiene que se algo que sea real, presente en el día a día.

Por qué hay que abordar problemas actuales

No es suficiente que su empresa resuelva un problema importante. El problema tiene que ser una preocupación real de su audiencia, esa necesidad debe estar presente en su cabeza, porque algunos cambios pueden suponer una complicación para los usuarios, que sienten frustración y producen rechazo. 

Las nuevas tecnologías se afianzan en el mercado y las personas buscan la forma de adaptarse a los cambios que se producen. Las empresas a mejorar las capacidades del nuevo producto, para facilitar su implantación. Aquí se encuentra un importante nicho para tener éxito, en el que se ofrecen soluciones que acompañan al crecimiento de las nuevas tecnologías. Crear productos para clientes, solucionando los problemas creados por la tecnología, o bien la transformándola, haciendo que sea más fácil de utilizar, más divertida o más potente.

Imagen: Ivan Bertolazzi en Pexels

Cómo elegir un dominio fácil, memorable y único para tu web

Ya tienes claro que vas a crear una página web para tu negocio, para tu club o para ti mismo. Ahora viene un punto importante y a veces complicado, qué dominio elegir. Es algo que hay que pensar con atención, no conviene equivocarse, porque es el nombre con el que te vas a presentar a los demás. Así es que vamos a considerar aquellos aspectos más relevantes.

Cómo elegir un dominio adecuado para tu web

Puede depender del producto o servicio que vayas a ofrecer, aunque si tienes una marca esta regla no aplica o menos, que se lo digan a los de Apple, manzanas y ordenadores no tenían mucho que ver ¿no? La razón es lo de menos, lo importante que cumpla algunas características.

Es interesante que un dominio sea lo más corto, claro e identificable posible, eso es lo que dicen la mayor parte de los tutoriales que te encuentres sobre el tema. Bien, así es, pero olvidan un par de aspectos importantes: que sea memorable, fácil de recordar, y aún más que no se confunda con miles o millones de términos parecidos en los buscadores.

Un ejemplo de un dominio que cumple todas las características podría ser Kanimero.com. Es fácil, claro, identificable, recuerda a otras cosas y no se confundirá con muchos términos. Kanimero aparece solo 349 veces en Google. Es un regalo, a ver quién se lo queda primero.

En general un dominio no debería superar los ocho o diez caracteres, mejor si es más corto. Pero es una regla que debe ser necesarimente flexible. Sobre todo si el dominio incluye más de una palabra. 

Evita los guiones, los caracteres especiales como la eñe o las letras acentuadas, a no ser que forme una parte importante de tu estrategia de marca. Tendrás que resolver algunos problemas técnicos y probablemente usar un dominio alternativo, para cosas como el email, si quieres evitarte complicaciones. Siempre hay opciones más sencillas. 

Si quieres que te asocien con alguna actividad, puedes incluir alguna palabra que de una pista sobre lo que haces: kalimeroclub.com.

¿Qué extensión elegir? ¿.com, .es, o .org?

Ahora hay que tomar otra decisión, hay que elegir la extensión entre .com, .es, .org o alguna otra de los cientos disponibles y que, en algunas actividades, son una tendencia, están de moda, como .io por ejemplo.

Depende del alcance y a que se dedique tu negocio, será más aconsejable una extensión que otra. A efectos SEO no parece que haya muchas diferencias en la actualidad. Si es para una empresa que vende productos o servicios o un blog, sin duda .com debería ser la primera opción. Puedes considerar .org si se trata de una organización sin ánimo de lucro, un sitio de educación pública, para el que también están los .edu, o una web de código abierto, que podría optar por un .net o el .io que te comentaba. La extensión .org la utilizan apenas el 5% de los dominios, por lo que seguramente será más fácil que esté  disponible.

La opción .com es la más universal y la que se asocia con Internet en casi todo el mundo. Cuando digas lo que sea punto com, nadie pondrá cara rará y todos sabrán de que les estás hablando. Un 47% de los sitios web la utilizan por esa razón, pero también es la más solicitada y por tanto más complicado que un dominio esté disponible. Por lo tanto vale la pena porque otorga credibilidad, es confiable, y además es la primera en la que suelen pensar los usuarios si tienen que buscar tu dominio: Loquesea.com antes que cualquier otra.

Si tus usuarios van a ser españoles el .es, puede ser una alternativa ideal, parece que Google da más valor a las extensiones locales, según algunos especialistas, nosotros no hemos visto que sea así. Como norma, si tienes la intención de posicionarte a nivel internacional en la mente de tus consumidores, un dominio regional será más complicado. Si se trata de algo mucho más específico hay otras extensiones menos conocidas pero también utilizadas como .net, .info, .tech, .biz, .io, .vip. Y otras específicas como .vip, .lawyer o .shop.

Si tienes un proyecto serio entre manos es aconsejable, siempre que sea posible, comprar también otras extensiones del dominio. Para asegurarte el control de tu marca por cualquier cuestión que pueda surgir en el futuro.

Es importantísimo que no hables de proyectos en público, aunque sea ante pequeños grupos, mucho menos si son grandes, sin haber registrado los dominios previamente. Tienes todas las papeletas para perder el dominio antes de que haya finalizado el evento. 

De hecho la disponibilidad del dominio puede suponer en muchos casos la razón definitiva para optar por una u otra denominación, la marca que identifique tu proyecto. Esto son mínimos, si el proyecto no sigue adelante al año no renuevas los dominios y listo. Invertir unas decenas o centenares de euros, para reservar una docena de variantes, te garantiza una cierta tranquilidad.

Y si además de serio, el proyecto tiene recursos suficientes, piensa en una marca registrada en el ámbito que vayas a operar. A todos los efectos es la mayor garantía para proteger tu imagen legalmente. Te permite incluso recuperar dominios que puedan caer en manos de la competencia.

Si necesitas asesoramiento o ayuda para elegir un nombre, contacta con nosotros.

Foto de Startup Stock Photos en Pexels