Habilidades y aptitudes para trabajar en el mundo digital

Internet ha abierto una ventana de nuevas oportunidades gracias a la creación de una inmensa variedad de empleos que van, desde trabajos en empresas tecnológicas y/o digitales, hasta agencias de marketing online, pasando, siempre, por la figura del freelance que tanta importancia ha adquirido en este medio con empleos de diseño web, diseño gráfico, redacción de contenidos o cualquier composición audiovisual.

Como en cualquier otro sector, trabajar en el mundo online tiene unas determinadas habilidades y aptitudes que te harán destacar por encima de otros “rivales” de profesión a la caza de un empleo. ¿Cuáles son las más demandadas? Atento:

1. Poseer un perfil multitarea

Estar formado en varios campos y saber desenvolverte como pez en el agua desde el posicionamiento SEO hasta el diseño gráfico, es un factor importante para trabajar en el mundo online. Cuantos más, mejor.

Entre los campos más demandados destacan conocimientos en SEO, en Community Management, en redacción y gestión de contenidos, en diseño web, en diseño gráfico, en analítica, en edición de vídeo o en publicidad y marketing (no sólo online).

2. Tener la mentalidad de un nativo digital

Debes ser un apasionado por el mundo digital y por el mundo de Internet. Un perfil digital es necesario, es decir, aquel que está acostumbrado a pensar en términos web, que sigue las tendencias y que está familiarizado de antemano con diversos proyectos en este medio.

Esta mentalidad incluye la habilidad de reinventarse y adaptarse a los nuevos cambios que vienen con las modas de Internet. La adaptabilidad a las nuevas tendencias digitales te permitirá ver de primera mano el comportamiento de los usuarios (de la sociedad) para estar un paso por delante de todos.

3. Ser un buen comunicador

Al fin y al cabo, Internet es un medio de comunicación y si ni tú mismo sabes transmitir tus ideas a los usuarios o a tus clientes, te vendrá grande todo este mundo. Ser empático y tener un buen trato con las personas tiene aquí gran relevancia, sobre todo a la hora de manejar cualquier acuerdo y/o cualquier mediación entre clientes.

4. La creatividad que no falte

Tener un buen trato con tus clientes nos lleva a este punto.

Por un lado, tenemos a los clientes que nos proporcionan trabajo, pero por otro, también tenemos a los usuarios a los que les hacemos llegar información a través de Internet. A éstos jamás hay que olvidarlos. Hay que atraerlos y fidelizarlos, por eso, la creatividad en los candidatos es un factor diferenciador que buscan las compañías que operan en el mundo online.

Puede ser creatividad basada en la generación de contenidos, ya sea textual o audiovisual, o puede ser, también, creatividad basada en acciones de marketing y publicidad. Con este punto a tu favor, sorprender a los usuarios gracias a tus ideas atrevidas permitirá traer un mayor número de tráfico a tus dominios.

5. Ser un administrador de tu tiempo

Tienes que ver tu jornada laboral totalmente distinta al de la del resto de oficios. El planning, como sucede en periodismo, lo marca la actualidad. Has de hacerte a la idea de una disponibilidad de tiempo total, ya que los horarios laborales, tal y como los has conocido hasta la fecha, no tendrán ningún sentido.

Además, tu tiempo es oro, debes trabajar lo más eficientemente posible en el menor tiempo estipulado.

6. Tener habilidades emprendedoras y de freelance

Por último, tienes que tener dentro de ti el espíritu del emprendedor sumado al espíritu del freelance. Emprendedor porque siempre que empiezas un nuevo proyecto personal ya estás pensando en el siguiente; y freelance, porque sabes que las oportunidades de Internet son infinitas, siempre estás abierto a más y más propuestas.

Eso sí, jamás sigas con algo que no te apasione. Cada proyecto que embarques debe entusiasmarte y debes darle el tiempo que se merece. Y no lo olvides, paciencia. Esto es una carrera de fondo los frutos llegarán más pronto que tarde.

Imagen: Steve Koukoulas

Ser friki, más fácil que nunca

Hoy, 25 de mayo, se celebra en todo el mundo el Día del Orgullo Friki. Y es que se me llena la boca cuando digo lo de “en todo el mundo” al comprobar que es algo que se ha forjada en España, allá por 2006, cuando el bloguero “friki” de moda, el Señor Buebo, tiró del poder de Internet (ojo, que por entonces las redes sociales todavía no habían explotado) para concentrar un alucinante número de personas en la Plaza de Callao de Madrid con el fin de lucir, con la cabeza bien alta, la cultura friki o geek.

Pero, ¿por qué se celebra cada 25 de mayo? Bien, este día fue uno de los días históricos al coincidir con el estreno de la principal seña de identidad de la cultura friki, es decir, La guerra de las galaxias. La primera, el Episodio IV. Además, casualmente coincide con dos hechos de vital importancia para la ciencia ficción literaria como el Día de la Toalla, en recuerdo de Douglas Adams y su Guía del autoestopista galáctico; y el Día de la Rebelión en Treacle Mine Road en honor a la saga Mundodisco de Terry Pratchett.

Volviendo al presente, hay que recordar que este año en el Día del Orgullo Friki se va a “liar parda” para celebrar el décimo aniversario de este hito. Por un lado, por tratarse de una fecha tan redonda como especial, pero por otro, como tratan de remarcar en su página web, por la aceptación, el gran impacto y la gran evolución que ha tenido la cultura friki en estos últimos diez años. Toda una oda al “frikismo” se han marcado en el portal web del Orgullo Friki (recomiendo leerla haciendo click aquí), pero yo me quedo con la frase que hablan de Internet. Dicen que es “un nuevo país donde poder hablar, jugar, vivir, etc.”. Yo añado más. Es el medio que ha propiciado que, hoy día, ser friki sea mucho más fácil que nunca.

Jamás había estado tan de moda esta cultura. Bueno, mejor dicho, jamás se había sentido tanto orgullo por esta cultura. Quién hubiese imaginado hace 20 – 30 años (incluso menos) que ser seguidor de cientos de series, ser amante de la ciencia ficción, no perderte ni un cómic, ver todos los animes posibles o pasar horas jugando a la videoconsola podría ser algo “in” entre lo más popular.

Se debe a dos factores esenciales. Uno, la facilidad que aporta el medio online para tener todo disponible cuando y donde queramos (independientemente de si sea legal o no) y para mantenernos informados al minuto sobre nuestros temas de interés. El otro, la inmensa red de usuarios de cualquier rincón del planeta que comparte los mismos gustos que tú. Antes de Internet, te tenías conformar con la gente que te rodeaba con el mayor inconveniente de que, posiblemente, no compartiese los mismos gustos que tú. Hoy día eso no importa, tú mismo creas la red de personas con las que pasar un tiempo más valioso y con la que hablar sobre los temas que más te gustan.

La cultura friki se ha hecho tan grande como se ha hecho Internet.

Así que no tengas miedo en recitar el Juramento de la Guardia de la Noche, en vestir camisetas de Batman, en leer un manga en el metro o en silbar la Marcha Imperial mientras vas caminando por la calle, la cultura friki, en estos últimos diez años, se ha hecho tan grande como se ha hecho Internet. Ahora no hay complejos, sólo hay orgullo.

¡Orgullo friki!

Cómo crear una buena marca en Internet

Es una realidad que el medio online y digital ha propiciado la creación de compañías dedicadas exclusivamente a operar a través de Internet. Las ventajas de este medio, unidas a su globalización y a su fácil usabilidad, le convierten en una de las mejores opciones para emprendedores y para la creación de nuevos negocios, es decir, para la creación de marcas digitales.

Grandísimas marcas, como Google, Facebook o Amazon, han surgido del medio online, pero ¿cómo han creado una marca tan potente? A continuación, os dejamos con cinco consejos imprescindibles para crear una buena marca en Internet. Atentos:

1. Definir los objetivos

Como cualquier negocio, debes empezar desde un plan en el que fijes tus objetivos a corto, medio y largo plazo, y en el que definas las estrategias y las tácticas para tener claro cómo llegar a las metas establecidas, en un principio, enfocadas en crear una buena imagen de marca.

Tu negocio y tu marca siempre irán de la mano. Una crece al lado de la otra. Si tu negocio aumenta en ventas, tu marca se valorizará más; y si tu marca es valiosa, las ventas aumentarán. Es por eso que los difíciles comienzos que puede tener el medio digital se solucionan creando, desde cero, una buena imagen que llegue al consumidor.

2. Una imagen visual potente

El logotipo, uno simple, atractivo y de rápido recuerdo, debe ser la base de la creación de la imagen de marca. Este logo tiene que ser visible en cuantas más plataformas mejor: en la web, en las redes sociales, en tu ordenador, en tu móvil, etc. Cuanta más gente se tope con él, más se grabará en la memoria colectiva y en seguida será reconocible al instante. O lo que es lo mismo, conocerán tu negocio.

Además, desde el principio tienes que definir los colores corporativos para todas tus plataformas, generalmente relacionado con el diseño del logo.

3. Tener una estrategia de marketing

Aunque tu presupuesto sea mínimo para marketing o publicidad, utilízalo. Es algo clave para dar a conocer tu marca a un mayor número de personas y a la vez, un método para afianzar tu imagen de marca. Puedes utilizar campañas low cost en redes sociales, con noticias, imágenes (si tienes contactos de personas famosas, mejor) o vídeos fáciles de compartir y que gusten en tu público objetivo; tener una web profesional, bien redactada y con la información clara; o crear un blog temático que atraiga tráfico y genere opinión. Demuestra que eres un experto en el tema.

Y no lo olvides, lo primero de todo: crea imagen.

4. Saber que los clientes lo son todo

Aunque no los veas físicamente, aquí los clientes también son imprescindibles. Cuídalos y gánate su confianza teniendo un buen servicio al cliente, haciéndote fuerte en redes sociales, contactando habitualmente con ellos o superando sus expectativas del servicio ofrecido.

Otro aspecto clave es que la comunicación sea recíproca, el llamado feedback, es decir, que puedan dar su opinión sobre lo ofrecido. Si la opinión es buena, otros clientes vendrán en busca de tu negocio.

5. Es una carrera de fondo, no desesperes

Tienes que ser constante y permanente. En este medio no llega todo de un día para otro, quizás lo que siembres hoy no recojas sus frutos hasta pasado un año. No desesperes y trabaja duro. Al final llegará la recompensa.

Algo importantísimo es dedicar todo tu tiempo al negocio y no pensar que, como es algo online (posiblemente lo estés desarrollando desde casa o con pocos compañeros), se trate sólo de un hobby. Es un negocio como cualquier otro, dedícale el tiempo que merezca dejando a un lado todo lo demás.

Con el tiempo y siguiendo los puntos anteriores, tu negocio obtendrá los beneficios suficientes y, por qué no, llegar a convertirse en algo exitoso.

Imagen: Johan Larsson

Snapchat a la conquista de nuestras vidas

Snapchat es la red social que durante los últimos meses está haciendo tambalear a las grandes Facebook y Twitter. Es más, la red social del pájaro azul ha empezado 2016 en caída libre en la bolsa, en gran medida por el abandono de sus usuarios a otras redes sociales donde Snapchat se ha llevado la mayor parte del pastel. Además, tal es su impacto que hasta Facebook ha decidido imitar el carácter autodestructivo de sus mensajes para la herramienta de mensajería Messenger. Si Facebook imita, copia o se inspira en algo, por algo será, ¿no?

A día de hoy 100 millones de usuarios la utilizan diariamente con una media de 25 – 30 minutos y, además, se ha convertido en una de las aplicaciones que acoge más reproducciones de vídeo por usuario (10.000 millones de reproducciones diarias) superando así, a Twitter, Instagram o Vine, y colocándose cerca de Facebook y Youtube, augurándole un futuro prometedor, no sólo como red social, sino como aplicación de producción y reproducción de vídeos. Pero, ¿cómo ha llegado Snapchat tan lejos? Principalmente por ofrecer lo de siempre, pero de distinta forma.

Una breve explicación sobre el funcionamiento de Snapchat

Si todavía no has dado el salto a esta red social, atento, que te explicamos cuál es su funcionamiento.

Snapchat es una mezcla entre red social (compartir historias y cualquier tipo de publicación)  y aplicación de mensajería y vídeo (para comunicarte en tiempo real con otros usuarios) con el factor diferencial de la autodestrucción de sus mensajes y publicaciones pasadas 24 horas, o antes si así lo desea el usuario.

Una vez te hayas descargado la aplicación tan sólo tienes que agregar a tus amigos y/o a los famosos, o cualquier otro usuario, a los que quieras seguir. Hay varias maneras de hacerlo, o bien introduciendo el nick de usuario, o bien, leyendo el código amarillo que aparece sobre su respectivo fantasmita del logo, otro de los rasgos más característicos que representa a Snapchat.

Ahora ya es hora de comunicarte con tus amigos y de compartir todo lo que quieras a todo el entorno 2.0. Eso sí, no olvides que sólo estará disponible 24 horas. Ah, y tampoco olvides usar los divertidos filtros a tiempo real sobre nuestras caras que ofrece esta red social, otro de sus rasgos diferenciales. Y ya van tres.

¿Cuál ha sido su efecto en la sociedad?

Quizás el impacto de Snapchat no ha sido tan notorio como con redes sociales anteriores porque nuestra sociedad ya está acostumbrada al uso de estas herramientas, sin embargo, pienso que ha cambiado totalmente la forma de ver los peligros que rondan el entorno online, concretamente en el ámbito de la privacidad de información.

Lo que pasa en Snapchat se queda en Snapchat.

La privacidad ha dado un vuelco porque aquí nada queda registrado ni en la propia aplicación, ni en ninguna “nube”, ni, sobre todo y más importante, en ningún buscador web (véase Google). Nadie puede extraer información personal de tu perfil, nadie puede “espiarte”, nadie puede “estudiar” tus pasos como en otras redes sociales. Todo es improvisado e instantáneo. Lo que pasa en Snapchat se queda en Snapchat.

Y, ¿qué es lo más compartido aquí? Cosas efímeras, inmediatas o espontáneas que suceden en tu día a día. Desde tu última comida, hasta tu última fiesta con tus amigos. Snapchat es un compañero de aventuras, un diario personal digital, una aplicación social de entretenimiento, un Instagram sin maquillaje (huye de los filtros y la estética porque para qué, si en 24 horas desaparecerá la información) con el principal objetivo de mantenerte en contacto con tus amigos y, en definitiva, pasarlo bien.

Personalmente jamás hubiese pensado que Snapchat hubiese llegado tan lejos. La veía muy juvenil, enfocada únicamente para adolescentes y con un futuro algo turbio. Me ha callado la boca. Tanto, que hasta las empresas y las marcas han dado el salto a la plataforma para elaborar sus estrategias sociales de marketing  y de comercio electrónico. Incluso los próximos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro se verán en directo gracias a la cesión de derechos de la televisión norteamericana NBC. Todo un avance de las redes sociales.

Imagen: Adam Przezdziek

El peligro de la libertad de prensa en medios online

Libertad de prensa, esa libertad que en teoría permite el derecho a mantenernos informados sin ningún tipo de censura por parte del Gobierno. En teoría queda muy bonito, pero en la práctica… bueno.

Esta libertad de prensa dio el salto hace un par de décadas al mundo online, donde actualmente habitan todos los medios informativos. Internet es el medio perfecto para la distribución de información ya que aporta inmediatez, facilidad de acceso, globalización o interacción, entre otras muchas otras ventajas. Pero cuidado. Internet también tiene un “poder oscuro” que, aunque se rija sobre los cimientos de la premisa de la libertad de prensa, deja algunas pequeñas manchas en su historial como medio de comunicación de masas.

Por un lado, nos encontramos con la saturación de información en Internet. Todos los medios de comunicación profesionales tienen su apartado en plataforma online, incluso muchos de ellos tan sólo operan en este medio. Pero además, también nos encontramos con lo amateur. Cualquier usuario, cualquier ciudadano, puede fundar su propio medio informativo online a través de webs o blogs personales. Repito, cualquier usuario de los millones que navegan diariamente por Internet. Imaginad la cantidad de artículos que se escribirá cada minuto en Internet. Esto te da el poder de escribir lo que quieras, cuándo quieras y dónde quieras bajo el amparo de la libertad de prensa. Pero claro, una cosa es libertad de prensa y otra muy distinta es la desinformación. Tanto medio online supone una feroz competencia que les obliga a ser los primeros en dar una noticia o ser los únicos en dar una exclusiva. Normalmente, siguiendo la ética periodística, queremos pensar que las noticias están contrastadas y son reales, pero ¿y si no? El lector no lo sabrá hasta pasado un tiempo.

Y no sólo eso. Tanta saturación de información, más que ayudarte a permanecer informado lo que provoca es el efecto contrario. El carácter subjetivo (más directo o más indirecto) que predomina en los artículos online, o una de dos: o te nubla la mente con tanto punto de vista distinto, o te atraen a su pensamiento aunque esa no sea su verdadera intención.

Por otro lado, aquí predomina la idea de negocio más que en los medios convencionales. Dejando a un lado las grandes editoriales o los medios online informativos profesionales, las webs o blogs personales se centra en los beneficios por encima de la información. Se sabe que Internet retribuye muy bien debido al enorme tráfico de usuarios, así que la mayoría de artículos están enfocados para la atracción de visitas. Es cierto que también se hace en otros medios para vender periódicos, para atraer oyentes o para aumentar la audiencia, pero, como he dicho antes, en el medio online las ganancias económicas van por encima de la información.  Por ejemplo, en una web recién nacida y con pocos redactores habrá noticias con las palabras clave más buscadas con el objetivo de posicionarla y de obtener un mayor número de visitantes dejando así al ciudadano, sin el conocimiento de otras noticias que pueden resultar de interés.

Así que ojo, en Internet no os dejéis engañar bajo el lema de la libertad de prensa. Intentad visitar los medios online, en teoría, más profesionales; contrastad las noticias en otros medios; leed distintos puntos de vista sobre un mismo acontecimiento; o leed varias críticas de una misma película. Libertad de prensa, obviamente sí, desinformación, no.

Imagen: GotCredit

¿Está muriendo Twitter?

La noticia saltó hace algunos días: Twitter se desploma en bolsa haciendo peligrar notablemente su futuro como empresa y como red social. Desde principio de este 2016, la compañía creada y liderada por Jack Dorsey no ha dejado de acumular problemas, tanto internos como externos. A la reestructuración interna como consecuencia del abandono de algunos de los ejecutivos e ingenieros más importantes, hay que sumarle las pérdidas económicas y el descenso del valor de sus acciones.

Producto de esta mini-crisis de Twitter, los expertos bursátiles confiaban en una mejoría durante el mes de marzo y abril, y en parte, así ha sido. Las ventas se han incrementado un 36% y los usuarios han crecido un 3%, pero estos datos no corresponden a las previsiones de los expertos, quienes afirman que le está costando volver a crecer. De ahí su reciente desplome en la bolsa, con acciones que han perdido hasta dos tercios de su valor en apenas un año.

Pero, ¿a qué se debe la caída de esta red social que, en teoría, es la mejor herramienta para estar informado al instante y en tiempo real? Twitter “lo petó” debido a la comercialización de los smartphone y la filosofía de las nuevas tecnologías de tener todo al alcance cuándo y dónde quieras. Gracias a esto se convirtió en el medio perfecto para estar informado al minuto sobre las noticias de última hora, y justo ese era el propósito inicial de Jack Dorsey. Personalmente creo que Twitter ha abusado del renovarse o morir que ha terminado por convertirla en una plataforma con difusa personalidad provocando que deje a un lado su filosofía inicial. Gran parte de culpa la ha tenido el deseo de querer equipararse como red social a su competencia (Facebook o Instagram).

Una vez Twitter perdió su personalidad con este intento de creerse igual o mejor que la competencia, los usuarios ya no saben bien qué hacer en ella y como consecuencia, se mudan a otras alternativas que sí están bien definidas. Por ejemplo, usuarios que les gusta subir sus mejores fotos o contar y presumir sobre su vida, utilizan Instagram; usuarios que hablan con sus amigos, utilizan Whatsapp; o, usuarios que buscan virales y vídeos graciosos, simplemente se dejan caer por Facebook.

Como vemos, el futuro de Twitter es muy incierto tirando a horrendo. Los datos no mienten, y personalmente, yo, como usuario fiel de Twitter desde hace más de seis años, he podido comprobar de primera mano este descenso en su uso y en su tráfico. Por ejemplo, en los tweets por minuto cada vez que actualizo mi timeline, o también en las estadísticas de visualización de cada uno de mis tweets. Vamos, que se nota ese ambiente que ronda por toda red social (o aplicación/programa social) cuando está en sus últimos días. Imagino que si esto lo he notado yo, un simple usuario, las grandes compañías con sus milimétricas herramientas de medición también se habrán dado cuenta.

Por el bien de Twitter, una de mis redes sociales más utilizadas durante los últimos años (hasta en mí, un usuario fiel, se ha notado el descenso), hay que hacer algo para resucitarla y no ponerla en la lista tras Messenger, Fotolog, MySpace o Tuenti. Es ahora cuando quedamos los usuarios que estamos por el propósito inicial de Twitter, estar informados al minuto, así que, partiendo de esta premisa de nuevo, a ver si su siguiente paso es el definitivo para cavar su tumba o si por el contrario, es el paso para darle alas otra vez.

¿Triste o alegre?, Spotify te ayuda a escuchar música según tu estado de ánimo

Recuerdo que hace algunos años, antes de la consolidación de la música en streaming, la web Rockola FM ofrecía playlists de música en streaming y al azar entre un inmenso catálogo de canciones. Pero el punto fuerte de la web residía en que las elegías según tu estado de ánimo. Es decir, si te sentías feliz, triste o melancólico, había una playlist de música en la nube esperando a ser escuchada por ti. Hoy día, Rockola FM es algo del pasado, su catálogo ha bajado notablemente en cuanto a cantidad y calidad, así que esta oportunidad de escuchar música según tu estado de ánimo la han aprovechado otras plataformas de música en streaming como la que hoy todos conocemos y seguro que utilizamos: Spotify.

Para acceder a esta utilidad, dentro de la aplicación de Spotify nos vamos a “Explorar”, y dentro de aquí a la pestaña “Géneros y Estados de Ánimo”. Como veréis, os aparecerá un recuadro/listado con las playlists más populares correspondientes a los diversos géneros musicales: Pop, Rock, Indie/Alternativa, Dance, Hip Hop, Música Latina, Punk, Country, Soul, Metal, Folk, Jazz, Blues, Reggae, Funck o Música Clásica. Por otro lado, en “Géneros y Estados de Ánimo” también nos encontraremos con algunos apartados con listas de reproducción correspondientes a un momento concreto de nuestra vida para escuchar música, por ejemplo, música para estudiar, música para salir de fiesta, música para relajarte o canciones para viajar. Y por último, vamos a lo que nos corresponde en este artículo: el apartado “Estados de Ánimo” el cual contiene las playlists más populares según tu estado de ánimo. De esta forma, podremos acceder desde la enérgica “Despierta y sonríe” hasta la animada “Que tengas un buen día”, pasando siempre por la afligida “Melancholia”.

La funcionalidad de “Estados de Ánimo” es muy difernte a la de Rockola FM. Spotify tan solo sirve como un buscador de las listas de reproducción promocionales o las listas creadas por sus usuarios que concuerdan con el tema/género elegido. A diferencia de Rockola FM, donde todo era al azar puro y duro entre su música de la nube correspondiente a los distintos estados de ánimo, en Spotify cada lista de reproducción está limitada a las canciones que el usuario ha decidido introducir y que, salvo alguna modificación, siempre tendrá la misma música. Eso sí, el número de playlists es casi infinito.

Actualmente, a falta de un buen catálogo musical en Rockola FM, yo me mantengo fiel a su filosofía utilizando Spotify en mi tiempo de siesta dejándome llevar por las listas de reproducción más relajantes. Una mezcla entre ambas plataformas que aúnen el catálogo musical de Spotify con la funcionalidad de reproducción musical al azar de Rockola, creo que sería una aplicación digna de admirar. Así que si por casualidad algún creador de aplicaciones musicales está leyendo esto, no me robes la idea, por favor, cuenta conmigo para su desarrollo.

Planifica tu viaje con Google Destinos

Ay, Google, ¿qué haríamos sin ti? Gracias por simplificar nuestra vida, gracias por hacernos todo más fácil. ¿Lo último que nos trae? Algo que alegrará a los amantes de los viajes: Google Destinos.

Si pensábamos que las búsquedas en Google poco (o nada) podían mejorar en cuanto a rutas o viajes se refería, ahora va y nos sorprende a todos con esta nueva función llamada Google Destinos, o Google Destinations en su idioma original. Ésta nace de la fusión de otras dos plataformas turísticas del buscador como son Google Vuelos y Hotel Search.

Ahora, Google posee un todo en uno turístico en su buscador (no es necesaria aplicación individual) para no perdernos nada a tiempo real en la ciudad que estemos visitando y/o donde, previamente, podrás planificar perfectamente unas vacaciones de ensueño gracias a una guía de viaje virtual que te muestra las mejores ofertas de alojamiento, las mejores fechas para viajar o los sitios de interés.

¿Cómo utilizar Google Destinos? Muy sencillo. En tu buscador de Google, tan sólo con buscar la ciudad o el país (incluso la región) deseada, más la palabra “Vacaciones” o “Viaje”, te aparecerá un listado de datos de interés sobre la ciudad buscada y, más abajo, un desplegable con el título “Guía de viaje de la ciudad que escribas”. Por ejemplo, si queremos perdernos un fin de semana por Barcelona debemos buscar en Google: “Barcelona vacaciones”, y después de la publicidad SEM de compañías aéreas y de alojamientos, de las imágenes de la ciudad, de su información de Wikipedia o la temperatura media del día, aparecerá un desplegable llamado “Guía de viaje Barcelona”. Pues bien, pinchando en él accederás directamente a toda la información ofrecida por Google Destinos: Información sobre la ciudad, los lugares más visitados, cuándo ir (nos dice cuándo es más popular viajar a tu destino y el clima que hará), y, su punto fuerte, la pestaña “Planear un viaje”, en la que indicarás la fecha en la que quieres viajar y las noches que pasarás, y en seguida te hará un presupuesto estimado del viaje teniendo en cuenta el transporte desde tu ubicación y los alojamientos más recomendables.

Nunca antes había sido tan fácil programar un viaje y estar informado sobre tu destino al mismo tiempo. Google, al igual que se expande globalmente llegando hasta todo los sectores de búsqueda en Internet, también tiene la capacidad de individualizarse para cada usuario según sus preferencias y sus gustos.

A continuación os dejo con un vídeo corporativo de Google que nos enseña de primera mano el funcionamiento de esta nueva herramienta:

Aunque todavía esté en fase de prueba, Google, con este último movimiento en el sector turístico, espera aunar en un mismo sitio a los billones de usuarios que reservan vuelos y alojamientos a través Google Vuelos y Hotel Search con el objetivo de facilitarles el trabajo porque, ¿para qué tener algo por separado que va tan unido de la mano pudiéndolo tener todo en el mismo sitio?

La guerra por el dominio de la realidad virtual ya está aquí

Se abre la veda, la realidad virtual se ha convertido en el nuevo petróleo digital, en la carrera espacial de las nuevas tecnologías. Quien la domine, se hará el dueño del presente tecnológico. Pero basta de metáforas, hablemos de realidad.

Todo indica que la realidad virtual será el siguiente paso en la revolución tecnológica (más bien, “guerra tecnológica”), y ello lo comprobamos por los “bichos” que están trabajando en estos proyectos como Sony (con la marca Playstation), Samsung, HTC, Microsoft o Apple. Incluso los negocios online más importantes como Google, Facebook (quien ha adquirido Oculus Rift, el primer modelo de realidad virtual en videojuegos que hubo) o Amazon, también están desarrollando sus prototipos.

Pero, ¿por qué tanto revuelto durante los últimos meses? Hay que recordar que la realidad virtual ha existido desde hace muchos años, pero, hasta hoy, los avances en la tecnología no permitían tal inmersión realista de gráficos convirtiendo a la realidad virtual, en prácticamente algo que supera la realidad.

Hace unos años parecía que la realidad aumentada iba a ser el futuro de las nuevas tecnologías, pero todo quedó en el intento. O al menos, en un segundo plano para centrarse en el desarrollo de la realidad virtual, la que, como he comentado antes, con los nuevos avances se ha permitido un desarrollo casi perfecto. Microsoft, de todos modos, ha seguido confiando en la tecnología de la realidad aumentada para crear las Hololens, unas gafas que mezclan realidad virtual y realidad aumentada, que durante este año saldrán los primeros prototipos a la venta.

Lo que es seguro es que la realidad virtual seguirá creciendo durante los próximos años sin ningún tipo de límite. Gartner, la multinacional consultora y de investigación tecnológica, afirma que en el año 2020 se habrán vendido unas 40 millones de gafas de realidad virtual en todo el mundo. Incluso abordará muchos más sectores que a los que hoy va dirigidos principalmente, es decir, videojuegos y marketing. Al más puro estilo ciencia ficción, nuestro cerebro estará conectado en cualquier lugar del mundo y dispuesto a vivir experiencias inolvidables sin apenas movernos del sofá. ¿Y si se utilizara para formar parte de una reunión de trabajo?, ¿y si puedes estar con los tuyos en Navidad pese a vivir a más de mil kilómetros?, ¿y si las agencias de viajes pudiesen exponer experiencias de viajes exóticos sin apenas moverte de tu ciudad?, ¿y si pudieses formar parte del reparto de una película? Lo que hoy tenemos es tan sólo un “borrador”, en un futuro es posible que se pueda responder afirmativamente a estas preguntas.

Teniendo en cuenta nuestra ambición como ser humano y teniendo en cuenta el poder del capitalismo, realmente puede asustar el alcance que puede llegar a tener los avances en la realidad virtual. ¿Quién se hará el dueño del mayor trozo del pastel de la realidad virtual? No tardaremos mucho en saberlo. La guerra no ha hecho nada más que empezar y nosotros, los consumidores, también formaremos parte de ella siendo los que finalmente decidan el destino de esta tecnología.

Imagen: Nan Palmero

El siguiente paso en la búsqueda de empleo por Interent

Más allá de los estudios y los artículos profesionales que afirman que en los próximos años el medio digital invadirá la acción de búsqueda de trabajo, yo, en este artículo, hablaré desde mi propia experiencia y con mi humilde opinión para corroborar tal poder de lo online en la búsqueda de empleo. Naturalmente, todas estas palabras son teorías que, en 2020, por ejemplo, puede que sea hagan realidad o no.

Hace poco ya os contamos que Internet es la mejor alternativa que tienen los jóvenes en estos tiempos para acceder a un puesto de trabajo una vez finalizan sus estudios, pero realmente, no sólo los jóvenes, no sólo los titulados. Los tiempos cambian y el mundo se adapta a las nuevas necesidades y, al igual que los libros y las revistas han dado el salto al formato digital, algo tan tradicional como buscar trabajo en el periódico va a perderse con el paso de los años. Y para esto no queda mucho. 2020, incluso antes.

Mi mayor teoría de cambio tiene que ver con los portales de empleo, la mayor fuente de búsqueda de empleo en Internet, pero para mí, tal y como están confeccionados hoy día, ni mucho menos la mejor. Les falta una pequeña evolución, una evolución de la que estamos viendo ya sus primeros pasos una vez se han reajustado sus funciones a los parámetros de las redes sociales. Creo que por aquí irán los tiros en un futuro no muy lejano.

Queremos inmediatez, sencillez, exclusividad, proximidad, contacto con otros usuarios y/o comodidad; es decir, algunas de las necesidades que han ido surgiendo en la sociedad con la revolución digital. Por lo tanto, pienso que brotará un sistema (o aplicación) capaz de fusionar la ubicación geográfica del usuario con la globalización/ultracomunicación que ofrece el medio online con las redes sociales. Hoy vemos que aplicaciones como las de pedir comida a domicilio o las de pedir transporte cerca de tu localización ya están triunfando, por lo que esta tendencia llegará también a la búsqueda de empleo a través de sus nuevas funcionalidades sociales.

La geolocalización es un gran punto a favor para el desarrollo de dichas herramientas. Con algo similar a lo que hoy conocemos como Google Maps, por ejemplo, estarás al tanto de las empresas que ofrecen trabajo (de tu perfil) a tu alrededor. Incluso saltarán notificaciones si caminas cerca de una empresa o un negocio que busca alguien como tú. Además, otro de los aspectos que pueden ser más llamativos y beneficiosos, es que las propias empresas ofrecerán más abiertamente sus puestos de trabajo. Hasta contactarán ellas mismas con los candidatos. En tan solo unos segundos una empresa podrá elaborar un listado de candidatos a un puesto gracias a las preferencias y a los parámetros de los usuarios e, instantáneamente, enviarles su oferta, porque como he comentado antes, la comodidad, la inmediatez y la cercanía, son algunos de los puntos clave de la revolución digital.

¿Vas a estar sentado ahí esperando a que te lleguen las ofertas de trabajo? Pues oye, quizás pronto sí.