Comunicación: cuando menos es más

Imagina que mañana te despiertas, te ha tocado la lotería y puedes convertir tu marca en la Coca Cola, Nike o Zara de tu sector. Una marca respetada, con recursos suficientes para hacer cualquier cosa en términos de comunicación, de marketing, carros de dinero para publicidad… ¿Lo has visto? Vale, pues ahora despertamos y volvemos a la realidad. Poco dinero, ninguno, no importa, siempre es menos del que necesitamos para hacer lo que nos gustaría. Así que si afinamos la puntería posiblemente consigamos mejores resultados.

Lo de las redes sociales es un sinsentido. Cualquier con un mínimo de inteligencia y de razonamiento lógico se da cuenta de que llegar por un medio masificado, a usuarios que están saturados de información no ofrece demasiadas oportunidades. Por tanto, es razonable pensar que las acciones que implementemos, dentro de nuestra estrategia digital, deben estar orientadas no a la saturación y sí a que el usuario nos recuerde, nos comparta y nos elija. Con mucho dinero podremos hacer campañas más imaginativas, crear más impactos de calidad y fomentar la complicidad con los usuarios de nuestras redes sociales. Con poco o cero presupuesto hay que ser mucho más preciso.

¿Tienes recursos para hacer diez entradas de calidad cada día? ¿Puedes crear un video al mes? ¿Publicar un estudio o un informe cada trimestre? Si puedes hazlo. Pero si no puedes reduce la cifra: publica una vez al día o menos, pero haz algo meditado, con sentido, que puedan seguir, no publiques cualquier cosa por cubrir una cuota.

Pero sobre todo tienes que ser riguroso con tus planes. Si no puedes seguir el calendario, reduce las apariciones y si no puedes atenerte ni a eso, déjalo en manos de alguien que te pueda ayudar. Nosotros somos una buena opción. Pero que te voy a decir yo 😉 

 Imagen por: Ajnagraphy

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.