El peligro de la libertad de prensa en medios online

Libertad de prensa, esa libertad que en teoría permite el derecho a mantenernos informados sin ningún tipo de censura por parte del Gobierno. En teoría queda muy bonito, pero en la práctica… bueno.

Esta libertad de prensa dio el salto hace un par de décadas al mundo online, donde actualmente habitan todos los medios informativos. Internet es el medio perfecto para la distribución de información ya que aporta inmediatez, facilidad de acceso, globalización o interacción, entre otras muchas otras ventajas. Pero cuidado. Internet también tiene un “poder oscuro” que, aunque se rija sobre los cimientos de la premisa de la libertad de prensa, deja algunas pequeñas manchas en su historial como medio de comunicación de masas.

Por un lado, nos encontramos con la saturación de información en Internet. Todos los medios de comunicación profesionales tienen su apartado en plataforma online, incluso muchos de ellos tan sólo operan en este medio. Pero además, también nos encontramos con lo amateur. Cualquier usuario, cualquier ciudadano, puede fundar su propio medio informativo online a través de webs o blogs personales. Repito, cualquier usuario de los millones que navegan diariamente por Internet. Imaginad la cantidad de artículos que se escribirá cada minuto en Internet. Esto te da el poder de escribir lo que quieras, cuándo quieras y dónde quieras bajo el amparo de la libertad de prensa. Pero claro, una cosa es libertad de prensa y otra muy distinta es la desinformación. Tanto medio online supone una feroz competencia que les obliga a ser los primeros en dar una noticia o ser los únicos en dar una exclusiva. Normalmente, siguiendo la ética periodística, queremos pensar que las noticias están contrastadas y son reales, pero ¿y si no? El lector no lo sabrá hasta pasado un tiempo.

Y no sólo eso. Tanta saturación de información, más que ayudarte a permanecer informado lo que provoca es el efecto contrario. El carácter subjetivo (más directo o más indirecto) que predomina en los artículos online, o una de dos: o te nubla la mente con tanto punto de vista distinto, o te atraen a su pensamiento aunque esa no sea su verdadera intención.

Por otro lado, aquí predomina la idea de negocio más que en los medios convencionales. Dejando a un lado las grandes editoriales o los medios online informativos profesionales, las webs o blogs personales se centra en los beneficios por encima de la información. Se sabe que Internet retribuye muy bien debido al enorme tráfico de usuarios, así que la mayoría de artículos están enfocados para la atracción de visitas. Es cierto que también se hace en otros medios para vender periódicos, para atraer oyentes o para aumentar la audiencia, pero, como he dicho antes, en el medio online las ganancias económicas van por encima de la información.  Por ejemplo, en una web recién nacida y con pocos redactores habrá noticias con las palabras clave más buscadas con el objetivo de posicionarla y de obtener un mayor número de visitantes dejando así al ciudadano, sin el conocimiento de otras noticias que pueden resultar de interés.

Así que ojo, en Internet no os dejéis engañar bajo el lema de la libertad de prensa. Intentad visitar los medios online, en teoría, más profesionales; contrastad las noticias en otros medios; leed distintos puntos de vista sobre un mismo acontecimiento; o leed varias críticas de una misma película. Libertad de prensa, obviamente sí, desinformación, no.

Imagen: GotCredit

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.