Estrategia Digital, el punto justo

¿Te crees esto de Internet? ¿Piensas que los móviles, las tablets o las aspiradoras que barren solas son una realidad que no irá a menos? ¿Crees que la tecnología ha cambiado la forma en la que nos relacionamos, como compramos, los años que vivimos y que irá a más? Si es así lo de la Estrategia Digital forma parte de tu ADN. Ahora solo hay que ver como meterle mano en función de tus recursos.

Con esto de la Estrategia Digital, ED, pasa como con tantas otras cosas, aunque seamos conscientes de la necesidad de tomar decisiones, de hacer cosas, parece que nunca es el momento adecuado, que hay otros temas prioritarios, que se puede hacer con medios en casa o con algunos apaños. Las organizaciones son complejas y los tiempos son los que son. Pero la realidad a menudo es bastante más simple de lo que nos planteamos y sentar las bases es más sencillo de lo que podría parecer inicialmente.

 Lo básico de la Estrategia Digital es formalizarla. Definir quiénes somos, lo que queremos hacer y cómo implementarlo en nuestros planes estratégicos. Si eres de los que se comunican con sus clientes, de los que no tienes que contar muchas películas para vender tus productos y asumes los errores ante tus usuarios con naturalidad, eres un candidato perfecto para sacar provecho de la ED y que se traduzca en beneficios para tu empresa. Con esto definido tendrás un buen punto sobre el que diseñar tus acciones.

 Si lo tuyo es tomar el pelo a tus clientes, te escondes detrás de las cifras para ignorar la realidad, si una de cada dos veces que hablan de ti en Internet lo hacen negativamente, también eres un candidato, pero desde luego tendrás que cambiar la forma en la que ves los negocios y las relaciones con los consumidores. Si no lo haces vas a enfrentar situaciones bastante feas. Las estadísticas y las encuestas deben servir sobre todo para sacar a la luz lo que no funciona. Si las tuyas sólo dan cifras bonitas, cuestiónate los objetivos, la metodología o quién la está llevando a cabo.

 ¿Quién se lo puede permitir? Cualquiera. Desde unos cientos de euros no es algo que vaya a desequilibrar las cuentas ni de un autónomo. Pero si quieres saber a qué tienes que prestar atención en los próximos años, es un magnífico punto de partida. Llámanos si quieres charlar sobre estos temas u otros.

 

Imagen por: dampoint

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.