Estrategia digital: Publicidad online (SEM y PPC)

"En el círculo virtuoso de las búsquedas pagadas, son necesarios anunciantes. Cuantos más anunciantes tienen, más ofertas reciben. Cuantas más ofertas consiguen, más tráfico tienen. Cuanto más tráfico recibes, más dinero obtienes por cada búsqueda".

Gary Flake
Director de Microsoft Live Labs

El Search Engine Marketing o marketing en buscadores es posiblemente el método más extendido de publicidad pagada. Es otra forma de Pay per Click Marketing o PPC. Una Internet mayor, con más variedad de webs, aumenta la oferta de medios en los que las pequeñas empresas pueden competir por la publicidad con los grandes, además de en buscadores tradicionales como Google. La publicidad en Facebook, Linkedin, Youtube u otras redes sociales es un buen ejemplo del aumento de la oferta. Además tendríamos que incluir la publicidad en cualquier otro medio digital: webs especializadas, portales generalistas o en los boletines y la publicidad que recibimos en el email, por ejemplo.

La primera regla de cualquier publicidad online es que debes enviar al usuario a una página específica creada para la campaña, a la que se llama landing page. Siempre debes enviar el tráfico a una que haya sido expresamente diseñada para la campaña, no a tus páginas principales. Como verás en otra entrega a este proceso le llamamos conversión y es uno de los factores clave para mejorar el rendimiento de tus inversiones publicitarias. Para ello debes dar a tus visitantes mensajes específicos, contarles lo estrictamente necesario, para convertir al mayor porcentaje posible en clientes. Esto se consigue a través de una landing page.

Si el tiempo y el presupuesto lo permiten, y prevés hacer una inversión importante, continuada, no solo de forma puntual, crea diferentes versiones de tu landing page, para descubrir la que mejor aceptación tiene, aquella con la que consigues una mejor conversión.

Siempre es importante optimizar el presupuesto publicitario y probablemente no puedas hacer maravillas con unos pocos cientos de euros al mes, lo que es seguro es que puedes mejorar el rendimiento. Prueba diferentes horarios, segmenta a tus consumidores, por origen, edad, género, gustos… Y si tienes algo más de presupuesto deja ese análisis y supervisión a un especialista, le sacará mucho más rendimiento a tu inversión.

Un especialista médico, por ejemplo, podría plantear una campaña de publicidad en buscadores ofreciendo una consulta gratuita a potenciales pacientes de su zona. Si bien gratis es una palabra que hace milagros, necesitaríamos algo más: plantear algún aspecto de esa especialidad que sea importante o atractivo para el usuario ¿Te cuesta dormir? ¿Eres infeliz? El dolor tiene cura. Muestra tu belleza. Recupera una dentadura perfecta…

Es mejor tener un gran presupuesto, pero siempre puedes sacar más partido de uno pequeño. Es una cuestión de imaginación, método y seguimiento.

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.