Facebook en el negocio del amor

No deja de ser llamativo que Facebook, una de las organizaciones más timoratas, a la que le espanta la visión de un pezón en una fotografía, se vaya a meter en el negocio del ligoteo, con el lanzamiento de Dating, anunciado en la última conferencia de desarrolladores. Pero aunque es llamativo, es aplastantemente lógico. Además, va a hacerlo al modo Facebook. Tal y como afirmó Mark Zuckerberg “This is about building real longterm relationships”. Ya han decidido el tipo de relación que quieren que tengas.

Para que funcione, Facebook creará un perfil paralelo enfocado a la búsqueda de pareja. Establecerá conexiones en función de los intereses comunes, la proximidad y otros aspectos. Los usuarios se comunicarán por un sistema de mensajería diferenciado, que no permitirá el uso de fotos o videos… Y el servicio estará disponible en los próximos meses.

Facebook sabe más que nadie de ti, incluso más que tú mismo. No hay persona u organización en el mundo que tenga más información de cualquier de sus 2.000 millones de usuarios, o al menos de los más activos. Los robots de Facebook, sus algoritmos, construyen la imagen de cualquier usuario, en la que no hay lugar para prejuicios o falsas impresiones, excepto las que hayan podido colar los que han programado el sistema.

Por tanto tienen la información y la oportunidad, ¿no iban a hacerlo? Por supuesto que sí. Facebook sabe cuáles son tus inclinaciones sexuales, en qué momento se encuentra tu relación, si no la tienes o la estás buscando. Llevan más de dos años estudiándote. A ti y a todos.

Está tan claro qué son capaces de hacer, tal y como lo veo, que Facebook se convertirá en la principal causa de ruptura y la mayor celestina que el mundo ha conocido. ¿Nos interesa que alguien con esa moralina norteamericana, se apropie de algo tan íntimo y personal como es nuestra vida sentimental o sexual? Yo no lo tengo claro, aunque en principio me inclino por el no. Aunque no uso este tipo de servicios, nadie dice que no pueda hacerlo en el futuro y cuando ocurra espero que no haya un gran hermano vigilando cada acción que realizo.

La guerra del amor en Internet y otras batallas

De momento y como toque de atención, ahí tenemos los resultados de Match Group en la bolsa neoyorquina. Desde el anuncio de Facebook, ha pasado de 46,5 dólares a 34,8 y aún no ha parado de bajar. Match es la empresa propietaria de marcas tan conocidas como Meetic, Tinder o OkCupid, además de la propia Match. Como han hecho previamente Google o Amazon, desestabiliza completamente un pequeño pero significativo nicho de la economía.

Esto es una guerra entre grandes compañías y usuarios. Una competición también entre Facebook, Google y Amazon, los demás, incluidos Apple y Microsoft, no tienen sitio en esta partida. Y esto que puede parecer una enorme amenaza, en realidad podría ser una oportunidad. Hay que trabajar con aquellos que nos dejen espacio para interactuar para hacer negocios, sin censura, ni controles "amigables", que solo sirven para decidir quién puede hablar, de qué o cómo es aceptable hacer negocios. Es una magnífica ocasión para apostar por aquellos que no quieran comerse todo el pastel y de momento la única opción es Facebook. Es a los que se les puede meter miedo en el cuerpo. Han llegado los últimos y parece que Mark es más sensible a los vaivenes de sus acciones.

Por qué, ¿qué vendrá detrás? Todo lo que les dejemos manejar: compras, cuentas corrientes, incluso la salud. Es un movimiento imparable, por eso hay que dejarles claro hasta donde aceptamos que se inmiscuyan en nuestras vidas.

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.