¿Habrá futuro para Samsung?

Hace algunos días Samsung lanzaba al mercado el Galaxy S5, al mismo tiempo que gigantes productores de Smartphones como Apple, HTC, Huawei, Motorola y otros, anunciaban el lanzamiento de su competencia. Las marcas más reconocidas en uno de los mercados más grandes y atractivos del mundo.

Cualquiera creería que para Samsung su principal competidor es Apple, no sólo por la guerra de patentes que se lleva en los tribunales internacionales entre ambas partes, sino porque sus marcas encabezan la lista de los Smartphones más vendidos en todo el mundo. Tanto Apple como Samsung son precursores de una nueva generación llena de tecnología e innovación que nos deja anonadados con cada nuevo dispositivo que ponen en el mercado, porque siempre queremos más, y al parecer tanto los de Cupertino como los surcoreanos rompen con nuestras expectativas. 

Sin embargo, Samsung, la que parece una compañía prospera, registró pérdidas en sus ganancias por segundo trimestre consecutivo, el último del 2013 y el primero del 2014. Es poco creíble que un gigante como Samsung, con el posicionamiento en ventas que tiene y la innovación que lo caracteriza, tenga pérdidas por dos trimestres consecutivos y espere con temor a que el nuevo Galaxy S5 evite que exista un tercero. ¿Son realmente Apple, HTC, Huawei, Motorola y otros quienes hunden las ganancias de Samsung?…No, la respuesta es China. El gigante asiático que ha derribado a un sin número de mercados en todo el mundo, ubicada justo en el mercado local de Samsung, Asia. 

Reporte financiero de Samsung 

Samsung Reporte Financiero

Para nadie es un secreto la creciente producción de Smartphones chinos basados en el sistema Android a bajos precios. Mientras en el cuarto trimestre del 2013 Samsung mantuvo su ventaja sobre Apple, respecto al mismo trimestre del 2012, simultáneamente perdía su cuota de mercado en China. Según datos del IDC, los dispositivos chinos impulsan el mercado de Smartphones con un gran volumen de sus unidades… ¿Cantidad vs calidad? lo cierto es que Asia se está saturando de estos celulares inteligentes, a tal punto de que Samsung que es productor local y el primero en ventas a nivel mundial, sólo posee el 19% de la cuota de mercado en China, siendo el líder de la lista, seguido por Lenovo con el 13%, y unos puestos más abajo, Apple, con el 7%. Lo irónico es que Europa en su totalidad tiene menor población que China, y Samsung acapara más del 50% de las ventas en toda su región. Claro está que si habláramos del PIB per cápita tanto de Europa como de China, y la notable diferencia entre ambos, podríamos decir que un ciudadano chino adquiere con mayor facilidad un dispositivo de Xiaomi o Huawei que uno de Samsung o Apple, por lo que todo parece jugar en contra de los surcoreanos.

Las ventas de Smartphones no se concentran en una sola marca y más del 50% de la cuota del mercado en China está distribuida entre un gran número de fabricantes, lo que muestra una vez más que son productores a escala de dispositivos tecnológicos, y esa gigantesca oferta de Smartphones que atesta al mercado es la que obliga a bajar los precios en el mismo. Es esa la razón por la que una compañía como Apple no podría competir nunca en China, iPhone no compite por precios, su estrategia es otra, es casi que un bien de lujo, por lo que su target es muy reducido y exclusivo allí. Es casi el mismo caso de Samsung, crear exige investigación y materiales de alto nivel, por lo que entrar a la competencia por precios le costaría retroceder en calidad e innovación. Sin embargo, Apple tiene una ventaja sobre Samsung, además de la fidelidad de sus usuarios, y es su sistema operativo, la exponencial producción de Smartphones por parte de un gran número de diferentes fabricantes está basada en el sistema Android, por lo que es Samsung el principal afectado.

¿Se inundará el mundo de Smartphones de todas clases? ¿Los celulares inteligentes de bajo costo acabaran con Samsung o Apple? …..El reto para el futuro es encontrar tecnologías que reduzcan el uso de componentes, tan avanzadas que cada vez puedan hacer más con menos. De todas formas en un negocio con unos retos semejantes la mayor parte de los fabricantes chinos no existirán en unos años, desaparecerán o serán absorbidos por otras empresas. El reto de cualquier gran marca es crear usuarios fieles. Samsung tendrá que encontrar un modelo de negocio, una línea de productos, en el que sus consumidores entiendan que merece la pena seguir pagando lo que la marca coreana les pide. Si lo consiguen serán una empresa exitosa, si no fuera así serán como cualquier otro de los gigantes de la tecnología o las comunicaciones, que se han visto desbordados por las condiciones de un mercado en el que sólo sobreviven los mejores. 

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.