Hitos del ecosistema digital. Los porqués.

Hace tiempo me propusieron participar en un proyecto en el que se desarrollaría un servicio muy interesante. Sobre el papel estaba todo bien definido: el producto, las necesidades según los clientes, el modelo de negocio… Me dieron un análisis, pantallas y me dijeron desarrolla esto en cuatro meses. Así que voy y lo hago.

En la primera reunión con los usuarios me di cuenta de que nos habíamos equivocado. Nadie les había tenido en cuenta. Mea culpa ya que no se me ocurrió preguntar de donde había salido aquel análisis. Pero los usuarios necesitaban una herramienta diferente. Luego estaba lo de que no querían cambiar y muchos otros temas habituales, pero en lo básico habíamos fallado: no habíamos considerado a los usuarios.

Viene a propósito de lo importante que es estar al día de lo que hacen los usuarios. Observándoles hemos apreciado cambios notables notables en su comportamiento en los últimos tiempos, algo se está acelerando en lo digital, en sus vidas en general. Pero posiblemente esto tenga poco sentido sin un rápido repaso por ciertos hitos, que evidencian los cambios que han ido ocurriendo.

Principales hitos de Internet

La llegada a nuestras casas del PC a lo largo los 90, define el primer hecho significativo. Aunque llevase con nosotros más de 15 años, lo hace al mismo tiempo que los teléfonos móviles. La popularización de ambos se da casi simultáneamente para una mayoría de usuarios. El PC en el hogar es un instrumento de ocio, de trabajo y comunicación. El teléfono móvil empieza siendo una mejora del tradicional, aunque rápidamente incorpora nuevas funcionalidades, empezando por los SMS.

La implantación masiva de Internet a partir del 2000 es otro punto destacable en esta cronología, para mí el elemento clave desde un punto de vista técnico y social. Con la rápida aceptación de la Red de redes, el acceso a la información, a nuevos servicios y formas de relacionarnos, ha cambiado notablemente nuestras vidas en la década que se inicia en 1995.

Pero es el lanzamiento de los teléfonos inteligentes a partir de 2005, y su fulgurante incorporación, gracias sobre todo al iPhone, lo que empieza a darnos una idea de en que iba a consistir eso de la transformación digital. Los smartphones unen todo lo qué habíamos descubierto en las dos décadas previas: PC, teléfono móvil, internet, música, fotografía… y encima nos permiten llevarlos a cualquier parte, a nuestra disposición las 24 horas.

De ahí a la rápida y masiva aceptación de las redes sociales a partir de 2010 hubo solo un paso. Cubrían mucho mejor una necesidad de comunicación, de interacción, de reconocimiento, que otras herramientas habían apuntado antes. La importacia que tienen en el día a día Facebook, Twitter, Youtube o tantas otras, a la hora de relacionarnos, es clave para comprender el momento que vivimos.

La transformación digital no es casual

…tres elementos que forman, y dan sentido, a este mundo digital que llevamos construyendo desde hace un par de décadas: usuarios, comunicación y ubicuidad.

Evidentemente la transformación no es algo casual, es un cúmulo de factores que se han ido alineando desde que surgieron los primeros ordenadores personales. Empieza con los usuarios y acaba en las organizaciones. Estas se ven obligadas a convertirse también digitalmente, por ellos, que dirigen el baile de las herramientas que triunfarán, de la información que merece ser vista y compartida, con el resultado del fantástico cambio que vivimos.

Tal vez los usuarios no sean siempre conscientes de sus necesidades, pero cuando ven un nuevo aparato, un servicio diferente, lo saben: lo quiero. Y para rematar, a menudo van y se inventan como utilizarlo, con lo que el baile continua, la adaptación de unos y otros. No hay una transformación digital porque las empresas quieran, es que es la única alternativa. Si el consumidor se mueve, a las organizaciones no les queda otra que hacerlo también.

Un escenario en el que han ocurrido cosas maravillosas, parafraseando el anuncio de Telefónica de finales de los 80, y en el que debemos estar preparados para lo increíble. En el siguiente artículo desarrollo los tres elementos básicos y te voy contando algo más de todo esto.

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.