¿Necesitas una buena imagen digital? III-Conseguir nuevos clientes

Este artículo se divide en seis partes:

1 El mundo es digital
2 Tu imagen lo es todo, o casi
3 Conseguir nuevos clientes
4 Fidelizar a tus clientes
5 Mostrar el profesional que eres
6 Destacar de la competencia

¿Qué es para ti un cliente? Para mi el sumun, el no va más, el orgasmo de cualquiera que venda. Cerrar una operación es lo más. Y tan importantes son las de miles de euros, como cada uno de esos pedidos de 9 euros que entran automáticamente en tu cuenta. ¿No es fantástico?

Pero además de la experiencia emocional, sería como ligar, como encontrar novia o novio, está la parte pecuniaria: vivimos gracias a nuestros clientes. ¿Mimaste a tu novia? Pues no te cuento lo que vas a tener que hacer a tu cliente.

Y tal como están las cosas conseguir nuevos clientes no es fácil, porque cada día el usuario, que está extraordinariamente entrenado, se cruza con centenares de nuevas empresas y ofertas de todo tipo. ¡Todo el mundo quiere ligar con él!

La ventaja es que la mayor parte de estas propuestas no merecen ni unas décimas de segundo de su tiempo. Nuestro cerebro no podría manejar tanta información y simplemente la deja pasar. El usuario, tu potencial cliente, solo está abierto a lo que realmente merezca la pena.

El cliente te busca, no lo sabe, aún no te conoce

Solo aquellos planteamientos que destacan por alguna razón se toman en consideración. Y eso no significa ser el más llamativo, simplemente encajar en lo que el usuario considera interesante: dar la información precisa, estar en el lugar y la forma apropiados, parecer un socio fiable.

Lo más importante de todo lo que me gustaría dejarte, es que tu presencia digital es siempre una vía para conseguir nuevos clientes. No importa lo que hagas, independientemente de lo que vendas, el precio o la forma de entregarlo, en el medio digital los usuarios se dejan centenares de miles de millones al año. Un pastel enorme, en el que los comensales te están buscando. ¿Te lo vas a perder?

Y no significa que la venta tenga que producirse ya, puede ocurrir en otro momento, cuando el consumidor esté preparado, cuando tenga la necesidad. O incluso puede que quien te vea no sea el comprador, pero sí la persona con capacidad para recomendarte a quien será tu cliente.

¿Sabes lo mejor de todo? Que una buena parte de este trabajo ocurre de forma automática, desatendida, en algunos casos la venta se va a cerrar sin que tengas que hacer nada. En otros simplemente te permite estar disponible 24 horas al día, 365 días al año. ¡No se ha inventado nada mejor!

En el siguiente capítulo hablamos de fidelizar a los clientes que tienes. Y recuerda que si necesitas ayuda puedes dejar las preguntas aquí o estoy a tu disposición en la web. Me alegrará saber que he sido útil para ti.

 

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.