¿Quién recoge tu compra online?

Se puede comprar en cualquier sitio a cualquier hora del día o de la noche, lo que sea, es cuestión de minutos. Pero después, ¿quién recepciona esa compra? Tiene que haber alguien en casa para recoger el pedido. Y es algo que no siempre sucede: lo más habitual es que el horario de reparto coincida con la propia jornada laboral. 

Esto puede suponer un problema para realizar una compra online, y las compañías han encontrado una solución: los puntos de entrega. Son básicamente locales o receptáculos en los que se puede retirar el paquete en el horario deseado por el comprador. Están cerca del domicilio y con un horario amplio que facilita la recogida. Cuando llega el paquete a su destino el cliente recibe un SMS o correo electrónico avisándolo.

Amazon Locker

Es la solución que ofrece Amazon. Son armarios automáticos en los que se depositan los paquetes, normalmente ubicados en comercios o locales con amplios horarios. En España ahora mismo hay 200 repartidos entre 50 ciudades, número que aumentará en breve. El cliente recibe una notificación de entrega tras la cual puede acceder al armario correspondiente a través de un código de barras o mensaje al móvil. 

CityPaq

Es la apuesta de Correos, que ya ofrece sus oficinas como punto de recogida, y que además ha creado su propio punto de entrega y recogida de paquetería. Son armarios automáticos en los que el cliente introduce un código o emplea un lector para recoger o devolver un paquete. De momento solo se encuentra en una red de comercios asociados, pero permite utilizar el servicio para cualquier envío de paquetería ajeno a la red utilizando un código único que recibe el cliente cuando se registra. Con eso es suficiente para recoger un pedido.

Puntos Kiala, Seur Pickup y Celeritas

Resulta costoso iniciar de nuevo un proceso de entrega cuando el destinatario está ausente. Por eso una solución interesante es la que han encontrado SEUR con Pickup, Celeritas o Ups con puntos Kiala: puntos alternativos o intermedios para recoger las entregas fallidas. Depositando el paquete en uno de estos puntos las compañías solo tienen que pagar una comisión al propietario del local, que resulta mucho más barato que volver a empezar de nuevo. 

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.