Sobre los derechos de autor en el mercado único digital, artículo 13 

La Unión Europea ha aprobado la reforma de la Ley de copyright y dos artículos, el 13 que regula los derechos de autor, y el 11, que ha implantado la tasa Google, han desatado la polémica. Esta directiva, pensada para reformar los derechos de autor en el mercado único digital, comenzó a desarrollarse en 2016, aunque no se ha votado hasta septiembre de este año. En enero se producirá la segunda votación y es posible que se puedan impugnar estos dos artículos.     

Con la propuesta de este artículo las plataformas donde se suban contenidos de forma masiva, como YouTube, Facebook, Wikipedia o cualquier foro de Internet, deben tener un filtro que vele por que el contenido que alojan no viole en copyright. Para ello tendrán que vigilar todo aquello que publican y monitorizar los contenidos con sistemas que detecten y eliminen los que no cumplan con los requisitos. De no hacerlo, las sancionadas podrían ser ellas. Las plataformas se convierten en las responsables de lo que hospedan. Las grandes pueden permitírselo, las pequeñas tendrán dificultades debido a su elevado coste. 

Los medios cobrarán a los que agreguen noticias que copien extractos en su contenido. Algo tan habitual como copiar un párrafo de un texto y poner el enlace a la noticia original, permitirá al medio en el que se ha publicado reclamar sus derechos.

¿Qué consecuencias tiene el artículo 13?

Si sale adelante cambiará la forma en la que se consumen ahora los contenidos. Habrá diferencias entre lo que puede ver un usuario en Europa y lo que pueda otro en cualquier lugar del mundo.

Además, al tratase de una directiva, es decir, que la Unión Europea obliga a que se alcancen unos objetivos, pero deja que cada país decida cómo, no se aplicará por igual en todos los países, aunque el resultado deba ser el mismo.

La censura supone prohibición, limitación. La esencia de Internet es ser un espacio libre, abierto, y de esta forma pasará a estar controlado y censurado.

Se restringe el acceso a información, a la cultura y al conocimiento. El dominio público, pensado para disfrutar del contenido creado a lo largo del tiempo se verá afectado cada vez más. Un contenido que se difunde a través del medio más habitual para hacerlo, Internet, y que se verá limitado. 

La regulación no afecta solo a vídeos y audios, también a cualquier tipo y forma de derechos de autor. Comentarios, enlaces, críticas, memes, también serán revisados y censurados. El principal afectado será el usuario, que verá notablemente mermada y filtrada la oferta multimedia. 

Por otra parte, las plataformas dejarán de percibir ingresos por publicidad y si se reduce la cantidad de contenidos, el volumen de información, el tráfico… todo el ecosistema de los gigantes de los contenidos se verá afectado.

Se producirá una brecha entre las grandes plataformas, que ya han desarrollado la tecnología necesaria para cumplir con la ley, y las más pequeñas que si no pueden monitorizar sus contenidos, desaparecerán. 

¿Qué ocurrirá finalmente? Habrá que esperar a enero para saber si habrá algún tipo de modificación. 

You may also like...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.