No hay controversia que pueda con Nike… JUST DO IT

Nike lo ha logrado nuevamente, a tan solo 10 días de su última campaña “Just do it” sus acciones han cerrado en el punto más alto de toda su historia.

Este jueves han cerrado con un valor de 83,47$ pese a los malos pronósticos y a la polémica levantada por su decisión de poner al frente a un atleta que se ha convertido en un símbolo de resistencia y de lucha por los derechos de la comunidad afroamericana.

Una vez que Nike se encargó de posicionar el rostro de Colin Kaepernick junto a la emblemática e histórica frase las críticas no se hicieron esperar.

Llovieron los señalamientos, las amenazas de boicot a sus productos e incluso un llamado de atención del mismísimo Presidente Trump:

“¿Qué estaba pensando Nike?”

¿A qué se debe tanto odio e incomodidad?

Frente a un país cada vez más polarizado y dividido la presencia de Colin Kaepernick genera molestia en muchísimas personas debido a sus posturas políticas y sus señalamientos.

El escándalo comenzó el Desde que el jugador de la NFL tomó la decisión de arrodillarse cada vez que el himno de los Estados Unidos era entonado lo cual fue calificado como grosero, irrespetuoso y antiamericano.

"No me voy a parar para demostrar orgullo por la bandera de un país que oprime a las personas negras y gente de color"

Estas declaraciones solo avivaron el fuego, los grupos Black Lives Matter le dieron todo el respaldo al jugador de fútbol americano mientras que otros jugadores y máximas autoridades de la NFL lo criticaron fuertemente.

Existen incluso teorías de que el jugador no ha sido contratado nuevamente debido a sus continuos pronunciamientos en contra del gobierno estadounidense y de sus políticas.

Pero esto no ha asustado a la famosa marca de zapatos, y no es la primera vez que toman este tipo de riesgos.

Nike es históricamente conocida por sus campañas de marketing.

Durante los 90 compartieron un anuncio protagonizado por Ric Muñoz, corredor abiertamente gay y portador del VIH.

Nike no es el tipo de compañía que le teme a las controversias y de acuerdo a expertos en el marketing no esperan participar en el debate actual, se están adueñando de él.

A pesar de que sus decisiones pueden no gustarle a todos los sectores demográficos estadounidenses su público más importante ahora mismo es el público joven, los millenials, y hacia allá están apuntando.

Nike demuestra entonces que participar en las discusiones sociales actuales y no ser necesariamente políticamente correcto de forma ingeniosa y valiente, genera más ganancias que pérdidas.