¿Tienes 8 segundos?

Parece poco tiempo. Realmente lo es, pero según un estudio de Microsoft es tiempo suficiente para captar la atención de un usuario. Y si la consigues tienes más de la mitad de la partida asegurada. Si eso no ocurre, da igual el dinero que hayas invertido en producto, marketing o publicidad. Si el cliente se marcha, ya no verá nada de eso. 

¿Cómo captar la atención de un cliente?

Ponte en su lugar

Al cliente le gusta pensar que las empresas se preocupan por ellos. De verdad. Que no se les ve solo como una caja registradora. Para ello es fundamental ponerse en su lugar, conocer hasta los más mínimos detalles. Saber qué les gusta y también qué les molesta.  Como dijo Steve Jobs, "hay que empezar con lo que quiere el cliente y luego seguir con la tecnología". 

Personaliza los mensajes

Según datos de Kissmetrics al 74% de los usuarios les molesta ver ofertas y contenidos que no les interesan. Por tanto hay que personalizar para tener al menos la predisposición del usuario a dar un vistazo, a que te preste atención. 

¿Cómo consigues personalizar las ofertas? Necesitas información de los usuarios, conocer sus preferencias, cómo se comportan. Eso te permitirá ofrecerles los productos o servicios que de verdad les importen. Algo que hay que hacer continuamente porque sus necesidades cambian según la edad, el lugar donde estén ubicados, la fecha del año, si están trabajando o no y muchas variantes más. Tienes que estar al tanto de ello. Siempre

Ponérselo fácil al cliente

La experiencia para el cliente debe ser fácil, intuitiva. Los usuarios acceden a las páginas desde diferentes dispositivos y esperan que en todos las cosas funcionen igual manera. Las empresas tienen que conseguir que esto sea así. Perder un posible cliente porque el acceso a tu web desde un móvil es desastrosa, es sencillamente imperdonable. Que la navegación de tu página sea ágil y rápida es algo que por repetido no deja de ser fundamental y que tenga textos fáciles que resalten la información que le interesa al usuario. Si hay una opción de compra que esté a un golpe de click. 

Invertir

Las empresas tienen que crecer comercialmente, pero tienen que estar preparadas para atender al cliente y ofrecerle una buena experiencia. Sin perder de vista que la prioridad es ponerse en lugar del usuario. Si el desafío de modernizarte te hace perder el contacto con él tendrás un problema. Recuerda que sin cliente no tienes negocio.