¿Qué es el Marketing B2C?

Es el marketing B2C es el que se utiliza para llegar al consumidor, final Business to Consumer. Para el usuario lo importante del producto o servicio no son tanto las características ojetivas como lo que le aporta, las sensaciones que le produce. Por eso aquí hay que jugar con el componente emocional, porque las ventas son más impulsivas, de consumo inmediato. Hay que echar mano de la creatividad, de incitar el deseo. En este mercado hay más clientes pero el volumen de compra es menor y los clientes están dipersos.

Como el público está más disperso, no son unas empresas en concreto, es necesario encontrar y segmentar a los usuarios. Es preciso saber qué tipo de cliente es el tuyo, al que te diriges: edad, sexo, gustos, ingresos. Y una vez tengas esto solucionado debes elegir un tono adecuado para esa audiencia en concreto.

¿Qué métricas se utilizan en B2C?

Averiguar la notoriedad de tu marca. ¿Cuánta gente te conoce? ¿Qué opinan de ti? Es complicado controlar esta información, que puedes averiguar sabiendo cuantas búsquedas tienes en Google, menciones en redes, etc.

Ratio de conversión. Esta métrica indica qué cantidad de los usuarios que visitan tu web ahora son clientes. Es interesante saber por qué se convierten exactamente en clientes y si sigues sus pasos sabrás el recorrido necesario para que cualquier usuario se convierta en cliente. En algunos rankings como Alexa tienes la opción de saber qué buscaba el usuario cuando llegó a tu página y también dónde fue después. 

Coste de adquisición de clientes. Se trata de todo el gasto que tienes que hacer para conseguir un cliente nuevo. Cuanto más barato te cueste más beneficios obtendrás. 

Imagen: https://vimeo.com/91546872

B2C y redes sociales

El e-commerce B2C a nivel mundial ascendió a 1.7 billones de dólares en el 2015, y se prevé una cifra de 1.9 billones para el 2016. El comercio en línea ha tenido un ascenso vertiginoso y las redes sociales han sido uno de los canales para llegar a potenciales consumidores. Sin embargo, no siempre son aprovechadas de manera óptima,  es importante entender que pueden ser un medio de comunicación, un generador de engagement y una plataforma de atención al cliente. Pero sobre todo, una herramienta para conectar con tus compradores.

Redes sociales como Facebook y Pinterest son apropiadas para publicar el catálogo de productos y servicios que tienes en tu web. Además, la interacción con otros usuarios es mucho más cómoda que en sitios como Twitter. Claro está que son de carácter distinto. Pero Facebook, a diferencia de Pinterest y de cualquier otra red social, te permite promocionar un sitio web con presupuestos diarios de 1 dólar en adelante, y escoger a quienes quieres llegar mediante un filtro de género, edades, intereses y ubicación. Este tipo de promoción envía cualquier clic en el anuncio a tu página web. Un estudio realizado por Shareaholic en el 2014, reveló que el 24.63% del total del tráfico en sitios web, proviene de Facebook, seguido de Pinterest con un 5.06% y Tiwtter con 0.82%.

Facebook, Pinterest y Twitter son recursos que no implican una mayor inversión que otros canales de Marketing online y offline, y un punto de partida que puede acabar en una venta. La estrategia del Social Media debe ir enfocada en generar tráfico, aumentar el tamaño de seguidores y conservar el posicionamiento de tu marca. Cualquier objetivo debe estar basado en el tipo de negocio que tengas. Existen redes sociales en las que una compañía de servicios no tiene el mismo impacto que una de bienes, y su visibilidad dependerá de cuál sea la estrategia usada para hacer presencia en una determinada red.