La semana: entrevista a Tomás Santoro y apps para acercarse a Dios y a la revolución

Tomás Santoro, CEO de Suma CRM nos cuenta cómo llego a su creación

Entrevista a Tomás Santoro, el creador de SumaCRM. Un CRM pensado para su propia empresa que terminó vendiendo a otros. Tomás nos habla de las características que hacen a su CRM diferente, como el asesoramiento en ventas, y de como está yendo la venta de SumaCRM a una empresa competidora de Bélgica.

Rezar el rosario nunca fue tan fácil

Click To Pray eRosary es el dispositivo que enseña a rezar el rosario. Se activa automáticamente con el gesto de santiguarse, y pretende acercar a los más jóvenes a los rezos. Una forma curiosa de como aplicar la tecnología a cuestiones tan tradicionales como la práctica religiosa.

Tsunami Democràtic, la app del secesionismo

Y hablando de religión, Tsunami Democràtic se ha creado para coordinar las acciones de desobedicencia civil del secesionismo. A través de la app se conoce la disponibilidad del usuario para acudir a las acciones. Solo se puede descargar en Github si alguien de confianza proporciona previamente un código QR. La tecnología con todas sus posibilidades aplicadas para un fin discutible.

El Pentágono estudia que sus soldados puedan controlar los drones con la mente

Hay varios equipos del Pentágono estudiando una tecnología que permita a sus militares manejar estos dispositivos con la mente. El avance de las tecnologías conectadas con el cerebro, física o virtualmente, traerá enormes avances en la próxima década. Desde Facebook a Google, pasando por IBM o Microsoft todos están apostando fuerte por entrar en nuestros cerebros.

Imagen: Nick Youngson

Nos rodean los drones

Los drones, esos pequeños aparatos voladores controlados de forma remota y equipados con cámaras, GPS y sensores, son algo habitual en nuestra vida y lo serán aún más aunque no seamos conscientes de ello. En origen estaban pensados para fines militares, pero su uso ha rebasado ese ámbito y a diario se adaptan a otros campos. En la actualidad se utilizan para hacer todas aquellas tareas que el hombre no puede o no quiere hacer, por su peligrosidad o dificultad en el acceso, desde tareas en el hogar hasta en el ejército.

Entre sus ventajas se encuentra su coste, mucho más barato que un helicóptero, su flexibilidad y el hecho de que al controlarse a distancia la persona que lo maneja queda fuera de cualquier situación de peligro. 

¿En qué lugares se utilizan drones?

Utilizarlos en eventos ha sido uno de sus primeros usos. En grandes acontecimientos deportivos, conciertos, manifestaciones se ha visto de forma habitual a drones tomando imágenes espectaculares.  

En agricultura, donde consiguen mejorar procesos y optimizar la producción, ya que permiten controlar los cultivos de forma mucho más rápida y eficiente que con los métodos actuales. Un dron puede monitorizar grandes extensiones de terreno de forma rápida que de otra forma no sería posible. Es muy útil por ejemplo, para esparcir pesticidas y fertilizantes. También en ganadería y pastoreo de rebaños. 

Los drones son la herramienta perfecta para prevenir los incendios forestales, como ya ocurría con los primeros VANT, ya que recogen una información muy valiosa que sirve para prevenir situaciones de riesgo y actuar.

Control y limpieza de materiales nocivos y contaminantes. De cualquier naturaleza, en entornos en los que sería peligroso para el hombre. En Fukushima por ejemplo, se utilizó un T-Hawk para comprobar el estado de los reactores, algo que hubiera puesto en peligro la vida de cualquier ser humano que se acercara. En cualquier tipo de tragedia es muy útil para sobrevolar las zonas afectadas y estimar daños puesto que pueden recorrer largas distancias en poco tiempo.

Búsquedas de personas. Los drones vuelan a poca altura y eso permite reconocer los rostros de forma inmediata. En España LifeSeeker permite que las personas puedan conectarse con móviles que se han quedado sin señal e informar de su ubicación exacta

Como repartidor de mensajería. A pesar de que Amazon ha promocionado un reparto de productos en media hora por medio de drones, los chinos, pioneros en tantas cosas, se le han adelantado. SF Express, empresa china, ya ha comenzado a hacerlo. En Rusia e Israel las pizzerias hacen sus entregas con drones. Amazon tendrá que esperar a que la ley se lo permita.  

Seguridad. La Guardia Civil los utilizará para la vigilancia de fronteras, al igual que ya lo hacen para controlar la circulación en carretera. En Inglaterra e India se está desarrollando un prototipo que ayudado de la IA pretende detectar los comportamientos violentos en grandes aglomeraciones. Se trata de un quadcopter Parrot AR de apenas 200 dólares que transmite vídeos en tiempo real y que estima los movimientos comparándolos con los designados como violentos. Si se afina, se podrían detectarán automáticamente y prevenir los comportamientos sospechosos.

En Arqueología, geología. En Perú se han utilizado para buscar y analizar restos arqueológicos y tomar fotografías en lugares de difícil acceso. Los drones también pueden acceder al interior de los huracanes, analizando datos que permitirían alertar a la población en caso de erupción, lo mismo que con los huracanes. Algo imposible en otro tipo de tecnología.

Por supuesto, la idea es que lleguen más y más lejos, probablemente en breve tiempo llegarán al espacio, gracias a su bajo precio, gran movilidad y la posibilidad de utilizar energía solar. Pero antes cuidarán de nuestras mascotas, acompañarán a nuestros hijos al colegio y cuidarán de nuestros familiares enfermos. 

Esto no ha hecho más que empezar…