¿Qué significa Fintech y en qué pueden ayudarnos?

Fintech es un término que une otros dos, finance y technology. Una fintech es una startup que utilizando la tecnología ayuda al usuario creando servicios financieros fáciles de entender, de contratar y a buenos precios. Créditos online, cambios de divisas, banca digital entre otros servicios. Se trata de organizaciones con filosofía customer centric, que tienen gran acogida por los usuarios justamente por el gran conocimiento que tienen de sus necesidades.

El crecimiento de las fintech se debe básicamente a las ventajas que ofrece frente a las entidades financieras tradicionales. Su fortaleza está en la oferta de soluciones, más rápidas utilizando menos recursos. Procesos más simples, servicios más baratos y acceso inmediato desde cualquier dispositivo en cualquier lugar del mundo y momento del día. 

¿En qué áreas funcionan las Fintech? 

  • Neobanks y Challenger Banks, los primeros ofrecen una experiencia de 100% de banca. Trabajan con un banco tradicional que gestiona las operaciones, vigila el cumplimiento de las normas, procesos, controles y restricciones legales. Ofrecen mejor servicio, mejor precio o ambas cosas. Los segundos aspiran a ser una entidad bancaria, para manejar dinero físico y proponer nuevos productos, servicios y precios, propios o de terceros.
  • Compliance, ayudan a las empresas a seguir los procedimientos adecuados para identificar y clasificar los riesgos operativos y legales y establecer mecanismos de prevención, gestión, control y reacción frente a los mismos.
  • Crowdfunding, o micromecenazgo, en las que se financia un proyecto a cambio de una recompensa.
  • Crowdlending, que permite que numerosos inversores financien un proyecto, empresa o persona entre todos sin acudir a un banco tradicional.
  • Criptomonedas y monedas alternativas, son monedas virtuales, intangibles, que no se pueden retirar del banco, pero que se pueden utilizar como medio de pago, a través de la tecnología que las sustenta, el blockchain.
  • Mercado de divisas, entidades que eliminan los costes que supone la intermediación de un banco.
  • Distribución de Productos Financieros, son comparadores. Se dedican a recopilar toda la oferta que encuentran en Internet y presentan la información de forma simple para que el usuario entienda rápidamente los pros y contras. Hay comparadores financieros, de lending, de depósito o agregadores de oferta inmobiliaria.
  • Minicréditos o minipréstamos, los primeros permiten recibir un pequeño préstamo rápidamente, pensado para devolverlo a corto plazo. Los segundos son pequeñas cantidades que se prestan a una persona o empresa para que inicie un proyecto. Es fácil de conseguir si hay un aval.
  • Inversión, mediante plataformas que permiten invertir en negocios o empresas.
  • Equity Finance con el que se obtiene capital a través de la venta de acciones en una compañía. Comprende actividades diversas en alcance y escala. Se suele aplicar a empresas públicas cotizantes de bolsa, pero también sirve para financiar empresas privadas.
  • Pagos y cobros que se realizan a través de aplicaciones móviles.
  • Transferencias, plataformas que permiten transacciones de dinero con menores costos, por ejemplo,  Transferwise, Kantox y Flywire.
  • Financiación de particulares y empresas, empresas que asesoran y apoyan financieramente a pymes a través de webs especializadas. Suelen funcionar a través de apps y permiten que los usuarios entiendan con facilidad sus cuentas.
  • Asesoramiento financiero y en inversiones, también se conoce como Robo Advisor. Estas Fintech han automatizado los procesos de asesoramiento, con lo que se han reducido los costes y han eliminado las comisiones. 
  • Préstamos P2P, los que se realizan entre dos personas sin que medien entidades bancarias en las que la plataforma online hace de intermediario.
  • Factoring, la entidad financiera adelanta a la PYME fondos, a cambio de una comisión, antes de que realice sus cobros, para que tenga liquidez para realizar las operaciones cotidianas.
  • Financiación en venta, financian a los clientes para comprar un activo, permitiendo que no desembolse el dinero de una sola vez.
  • Desembolsos, plataformas a través de las que se domicilian pagos, incluyen domiciliación de facturas, plataformas de pago, como PayPal o pagos colectivos.
  • Gestión automatizada de procesos y digitalización​, empresas que dan soporte a entidades en su operativa habitual y servicios.
  • Trading, plataformas que ayudan al usuario a realizar una análisis técnico y aplicar una estrategia concreta en el mercado de valores.
  • InsurTech, compañías que aplican la tecnología al sector de los seguros.
  • Big data y modelos predictivos, empresas que recogen y gestionan datos, que utilizan la Inteligencia Artificial para crear servicios basándose en ellos.
  • Seguridad y privacidad

¿Qué objetivos se plantean las Fintech?

  1. Innovar en nuevos servicios financieros
  2. Mejorar los actuales, reduciendo los costes
  3. Utilizar la tecnología para ofrecer mejores soluciones
  4. Ofrecer servicios entre personas sin intermediarios
  5. Ampliar el acceso a los servicios financieros con mayor transparencia

Según un estudio de el Observatorio de la Digitalización Financiera Funcas-KPMG con datos de 2018, hay más de 15.000 Fintech en el mundo, principalmente en Estados Unidos y Reino Unido.  

En España hay más de 300 Fintech que facturan alrededor de 100 millones de euros y emplean a más de 3.500 personas, lo que nos sitúa en el sexto país en el ranking mundial. De estas empresas el 52% tienen un modelo de negocio B2B, un 34% B2C y un 4% C2B. 

¿Quiénes son los clientes de las Fintech?

La mayoría de usuarios de las Fintech son particulares, un 74%, seguidos de autónomos o pymes, con un 59% y entidades financieras con un 33%. El hecho de centrarse en un segmento muy concreto hace que se adapten rápidamente a cualquier necesidad que pueda surgir, puesto que conocen muy bien a sus clientes.

¿A qué sectores se enfocan las Fintech?

Un 28% se dedica al sector de los préstamos, un 19% a pagos y un 16% a inversión. Después tenemos un 8% que se enfoca a la estructura financiera, un 7% a divisas y gestoría. Empatados con un 5% las dedicadas a Equity Finance y a Finanzas personales, un 4% a distribución de productos financieros y por último un 1% se dedica a Neobanks y Challeger Banks.

¿Qué ventajas competitivas ofrecen frente al modelo tradicional?

Si se pregunta a las fintech, la respuesta a qué ventaja competitiva ofrecen frente a los modelos tradicionales, es decir, por qué les eligen los clientes a ellos y no a otros, un 89% contestan que por la calidad del servicio. Después se sitúa la atención al cliente, con un 59% y la reducción de costes el 44%. Un 37% cree que por los servicios añadidos y un 33% porque no hay otra oferta igual en el mercado. Finalmente la opción precio representa un 30% de las elecciones de los clientes. Es decir, los usuarios no las eligen por los precios, sino por otros factores.

¿Cómo se comercializan las Fintech en España?

Un 76% son de pago, un 21% ofrecen servicios gratuitos, y un 3% servicios Freemiun. Dentro del primer grupo los ingresos provienen básicamente de comisiones por servicios financieros, 45%, un 25% de los pagos por su uso y comisiones por transacciones. Un 20% recaba ingresos por subscripciones, un 15% por venta del producto y otro tanto por licencias y royalties. Un 10% por el margen de intereses, un 5% por publicidad y por venta de datos.

¿Qué retos se plantean las Fintech para el futuro?

Según el mismo estudio, lo que más preocupa a un 63% de las Fintech en el futuro es su estrategia de internacionalización. Un 75% de ellas tiene en sus planes operar en otro país europeo, Reino Unido o Estados Unidos.
Otra cuestión importante para el 54% de las fintech es la evolución de su regulación, que puede afectar negativamente a su crecimiento.
Al 42% de las Fintech les preocupa la financiación e inversión, ya que se está produciendo una ralentización en las inversiones y el seed capital, que para las primeras rondas de inversión oscila entre los miles de euros y los 5 millones de euros. Si se bonificaran estas inversiones los flujos de capital crearían valor para el inversor, la startup y la economía del país.

Fintech relevantes a nivel internacional

Adyen Servicio de pagos multicanal, ofrece servicios de pago a cerca de 3.500 empresas, incluidas Facebook, Uber y Airbnb.
AvantCredit Préstamos a consumidores Online, ofrece préstamos personales personalizados.
Betterment Inversión automatizada,,Robo Advisors, que simplifica el proceso de inversión.
CommonBond es un mercado de préstamos P2P a estudiantes que calcula mediante algoritmos el riesgo financiero.
Etoro es una red social de Inversión, la plataforma ofrece a sus usuarios acceso a los mercados globales, de esta manera pueden ver lo que hacen otros y copiar sus operaciones.

Fintech en España

Arboribus (Crowdlending)
Captio (Gestión de gastos de empresa)
Kantox (Cambio de divisas)
Exaccta Tax (Facturación y contabilidad automática para autónomos)
Zank (Financiación para particulares)
Lanzanos (Crowdfunding)
Bestaker (Equity Crowdfunding)
Fintonic (Agregadores financieros)
Finanzarel (Descuento de facturas y pagarés)

¿Hacia dónde van las Fintech?

Este sector recibe un buen porcentaje de la inversión que se hace en tecnología. Según datos de KPMG, en el primer semestre de este año ha ascendido hasta los 120.000 millones de dólares, incluyendo operaciones de capital riesgo, fusiones y adquisiciones. Si se compara con los 19.000 que se invirtieron en 2013, la diferencia es brutal, además de haberse prácticamente doblado el número de operaciones, 1.132 frente a las 2.196 con las que finalizó 2018.

Las Fintech tienen un panorama casi imparable de crecimiento si se tiene en cuenta los cambios que se producen constantemente y que los clientes requieren respuestas rápidas. Ya son muchos los que acceden a servicios financieros de forma digital y cada vez quieren productos más eficientes y pulidos.

Los mayores niveles de inversión e innovación se han producido en el segmento de los pagos. Aún hay 1.700 millones de personas en el mundo que no tienen cuenta en el banco, ni acceso a suministradores de efectivo móvil. Empresas como M-Pesa, en Kenya, o Prisma Medios de Pago en América Latina, permiten que esa exclusión financiera se vaya reduciendo. En Kenya, según datos del Banco Mundial y FSD Kenya, se ha cuatriplicado el número de personas que tienen cuenta bancaria desde 2006 a la actualidad.

Aumenta la preocupación de los usuarios por la privacidad y en concreto por el uso de la ciberseguridad en las finanzas. El estudio de KPMG asegura que además del sector pagos y la ciberseguridad, otros sectores como el regtech, cumplimiento normativo, la gestión patrimonial, wealtech y el sector inmobiliario, proptech, irán adquiriendo mayor importancia.

La ciberseguridad es uno de los aspectos que más dinamiza la tecnología financiera debido a los riesgos que afectan a la seguridad digital y la necesidad de medidas de protección contra los fraudes y robos de identidad. Su prevención se está convirtiendo en uno de los principales puntos de las estrategias de los servicios financieros.

Regtech es el mercado de la tecnología que se centra en el cumplimiento normativo. Ya en 2018 tuvo un gran crecimiento que ha continuado este año. La aprobación de las directivas GDPR, PSD2 y MiFID II, permitirá que el cumplimiento de las normas sea una prioridad en los inversores. El mayor impulsor en este ámbito es Europa, aunque también está aumentado el interés en Singapur y China.

Wealthtech es la tecnología financiera enfocada a mejorar la gestión de las inversiones y el patrimonio personal y profesional. Ha tenido un gran volumen de inversión en 2019, disparando la inversión en el último semestre y todo apunta a que se acerca a una etapa de madurez en la que se consolidará y alcanzará un punto de equilibrio. Aún así las posibilidades de acceder a la financiación son interesantes. En la primera mitad de 2019 se han cerrado 45 operaciones por un total de 2.200 millones de dólares, frente a las 88 operaciones por 1.800 millones del año anterior.

Proptech la tecnología destinada a modernizar la compraventa o alquiler de propiedades inmobiliarias. Su crecimiento puede ser infinito. El año pasado se realizaron 82 operaciones por un total de 1.400 millones de euros.