Habilidades y aptitudes para trabajar en el mundo digital

Internet ha abierto una ventana de nuevas oportunidades gracias a la creación de una inmensa variedad de empleos que van, desde trabajos en empresas tecnológicas y/o digitales, hasta agencias de marketing online, pasando, siempre, por la figura del freelance que tanta importancia ha adquirido en este medio con empleos de diseño web, diseño gráfico, redacción de contenidos o cualquier composición audiovisual.

Como en cualquier otro sector, trabajar en el mundo online tiene unas determinadas habilidades y aptitudes que te harán destacar por encima de otros “rivales” de profesión a la caza de un empleo. ¿Cuáles son las más demandadas? Atento:

1. Poseer un perfil multitarea

Estar formado en varios campos y saber desenvolverte como pez en el agua desde el posicionamiento SEO hasta el diseño gráfico, es un factor importante para trabajar en el mundo online. Cuantos más, mejor.

Entre los campos más demandados destacan conocimientos en SEO, en Community Management, en redacción y gestión de contenidos, en diseño web, en diseño gráfico, en analítica, en edición de vídeo o en publicidad y marketing (no sólo online).

2. Tener la mentalidad de un nativo digital

Debes ser un apasionado por el mundo digital y por el mundo de Internet. Un perfil digital es necesario, es decir, aquel que está acostumbrado a pensar en términos web, que sigue las tendencias y que está familiarizado de antemano con diversos proyectos en este medio.

Esta mentalidad incluye la habilidad de reinventarse y adaptarse a los nuevos cambios que vienen con las modas de Internet. La adaptabilidad a las nuevas tendencias digitales te permitirá ver de primera mano el comportamiento de los usuarios (de la sociedad) para estar un paso por delante de todos.

3. Ser un buen comunicador

Al fin y al cabo, Internet es un medio de comunicación y si ni tú mismo sabes transmitir tus ideas a los usuarios o a tus clientes, te vendrá grande todo este mundo. Ser empático y tener un buen trato con las personas tiene aquí gran relevancia, sobre todo a la hora de manejar cualquier acuerdo y/o cualquier mediación entre clientes.

4. La creatividad que no falte

Tener un buen trato con tus clientes nos lleva a este punto.

Por un lado, tenemos a los clientes que nos proporcionan trabajo, pero por otro, también tenemos a los usuarios a los que les hacemos llegar información a través de Internet. A éstos jamás hay que olvidarlos. Hay que atraerlos y fidelizarlos, por eso, la creatividad en los candidatos es un factor diferenciador que buscan las compañías que operan en el mundo online.

Puede ser creatividad basada en la generación de contenidos, ya sea textual o audiovisual, o puede ser, también, creatividad basada en acciones de marketing y publicidad. Con este punto a tu favor, sorprender a los usuarios gracias a tus ideas atrevidas permitirá traer un mayor número de tráfico a tus dominios.

5. Ser un administrador de tu tiempo

Tienes que ver tu jornada laboral totalmente distinta al de la del resto de oficios. El planning, como sucede en periodismo, lo marca la actualidad. Has de hacerte a la idea de una disponibilidad de tiempo total, ya que los horarios laborales, tal y como los has conocido hasta la fecha, no tendrán ningún sentido.

Además, tu tiempo es oro, debes trabajar lo más eficientemente posible en el menor tiempo estipulado.

6. Tener habilidades emprendedoras y de freelance

Por último, tienes que tener dentro de ti el espíritu del emprendedor sumado al espíritu del freelance. Emprendedor porque siempre que empiezas un nuevo proyecto personal ya estás pensando en el siguiente; y freelance, porque sabes que las oportunidades de Internet son infinitas, siempre estás abierto a más y más propuestas.

Eso sí, jamás sigas con algo que no te apasione. Cada proyecto que embarques debe entusiasmarte y debes darle el tiempo que se merece. Y no lo olvides, paciencia. Esto es una carrera de fondo los frutos llegarán más pronto que tarde.

Imagen: Steve Koukoulas