Estrategia digital: Optimización de la conversión (CRO)

"Una medida exacta vale más que las opiniones de un un millar de expertos".
Almirante Grace Hopper

La CRO, Conversion Rate Optimization, es el conjunto de métodos que utilizamos para conseguir que los usuarios realicen una determinada acción. Mediante la CRO y la analítica web analizamos el comportamiento del usuario, desarrollando diferentes alternativas para conseguir que el mayor porcentaje posible realice la acción perseguida. En la generación de oportunidades, los famosos leads que mencioné en una entrega anterior, la acción que queremos lograr es que el usuario nos facilite el email o determinados datos de contacto. Esta es la conversión más analizada y no la compra online como se podría pensar.

Por tanto la CRO persigue una mejora de los resultados, mediante un procedimiento sistemático, a partir de la información que generan las herramientas analíticas.

Un ejemplo de algo que a menudo se olvidaba incluir en la CRO y que me parece muy importante, es el tratamiento de la información que facilita el usuario. Los comentarios, quejas o sugerencias son una parte fundamental de la operativa de cualquier organización actual. Y si bien esto conecta con otros métodos indicados anteriormente, el análisis de esta información es fundamental para la mejora de la conversión de cualquier proceso, así como el desarrollo de nuevos productos y servicios.

El incremento de la inversión en publicidad suele reportar menos beneficio que la mejora de la conversión. Si con 100 euros invertidos consigues una venta, con 200 podrías obtener dos. Sin embargo si multiplicas por 2 o más el factor de conversión, conseguirías 2 o más ventas por cada 100 euros invertidos.