¿Necesitas una buena imagen digital? IV-Fidelizar a tus clientes

Este artículo se divide en seis partes:

1 El mundo es digital
2 Tu imagen lo es todo, o casi
3 Conseguir nuevos clientes
4 Fidelizar a tus clientes
5 Mostrar el profesional que eres
6 Destacar de la competencia

¿Cómo puedes evitar que tus clientes se echen en sus brazos cuando remodela su tienda, o cuenta con empleados atractivos y que aparentemente sirven mejores productos, que le entregan más valor?

Sea o no cierto lo que ofrece, ha conseguido captar la atención de tus clientes y eso no es bueno. Probablemente tendrás que hacer algo en tu negocio físico, pero las herramientas digitales también son la vía para conseguir batirle, además te ayudarán a dar forma al resto de tu estrategia. Y si no lo tienes claro o no te lo crees, pregúntame.

La fidelización es la clave

Hacer un cliente nuevo es mucho más caro que venderle a un cliente existente. Sé que a veces no hay tiempo material para hacer todo lo que debemos, pero los negocios que funcionan es porque tienen al frente a alguien que toma las decisiones. El negocio no debe decidir por ti.

Por ejemplo puedes mantenerles informados de novedades que les resulten interesantes. Contarles sobre esas nuevas madejas de lana que has recibido, las maravillosas características de la última colección de lencería, lo que se te ha ocurrido para sacarle más provecho a los viejos armarios o para dar unos años más de vida al coche. No están los tiempos para malgastar ni un céntimo, y al usuario le interesa cualquier oferta que objetivamente le beneficia.

Ojo, cualquier cosa que les beneficie a ellos, si les saturas con temas que no les resultan interesantes, dejarán de seguirte. Tienes que entregar la información adecuada a cada uno, recuerda que estamos saturados. Porque tú también estás hasta arriba de correos que no te interesan,¿verdad?

Revisar lo que ofreces, cómo lo haces, poner al día tu estrategia y mensajes te ayudará a estar más cerca de tus clientes. A través del mundo digital puedes establecer una comunicación con ellos, automatizarla y ser mucho más productivo. Es el único método para lograr objetivos ambiciosos con pocos medios. Al fin y al cabo esto trata de vender.

Tan importante como mostrar que tipo de profesional eres, es fundamental. Hablaremos de ello en la siguiente publicación. Si puedo ayudarte aquí estoy o en la web de El Super. Hasta pronto.

Imagen: US Department of Agriculture CC By 2.0

Marketing Multinivel y Piramidal, ¿legal o ilegal? Su salto a Internet

El Marketing Multinivel, o Marketing en Red, es una de las estrategias de marketing más controvertidas por su peligrosa aproximación a las prácticas y a los esquemas piramidales. Pero dejándolo claro desde ya: el marketing multinivel, si sigue las pautas adecuadas, es legal; el marketing piramidal, jamás.

Aun así, la mayoría de empresas multinivel gozan de tan mala reputación debido a, la ya mencionada proximidad a las ventas piramidales (guardan muchos de sus peligros); y, sobre todo, al camuflaje que muchas de estas empresas ilegales utilizan para entrar dentro de la legalidad, manchando así la imagen de las empresas multinivel.

A continuación os desglosamos algunas de las diferencias entre el Marketing Multinivel y las ventas piramidales, que a uno lo convierten en legal y al otro en ilegal:

En teoría, la principal diferencia proviene del carácter de los beneficios obtenidos por la creación de una red de vendedores. En el Marketing Multinivel, los vendedores, además de recibir beneficio por sus ventas, también lo hacen por las ventas generadas por los vendedores que forman parte de su esquema organizativo. Mientras que en el marketing piramidal, el beneficio surge por la entrada de nuevos vendedores a la red. Es decir, con el Marketing Multinivel es necesaria la interacción y captación de clientes para obtener beneficios; en el piramidal, lo más importante es la participación de nuevos vendedores dejando a un lado las ventas y la captación de clientes.

¿Y cómo ganan dinero las empresas piramidales? Muy fácil. La cuota de ingresos prometida es tan elevada que, la captación de nuevos vendedores resulta muy fácil. Si entra gente nueva e invierte dinero, todos, en especial las partes más altas de la pirámide, irán consiguiendo beneficios y beneficios. Obviamente ilegales. Tan ilegales que nos lleva al siguiente punto: las empresas de marketing multinivel declaran a Hacienda; las piramidales, no. Todos sus beneficios los obtiene a través de las llamadas donaciones, es por ello que las empresas piramidales son, a diferencia de las empresas multinivel, un negocio a corto plazo. Esas promesas que vemos de “hazte rico al instante” o “gana dinero sin hacer nada”, claramente corresponden a este tipo de prácticas. Las empresas multinivel legales son un negocio a largo plazo con beneficios acorde a tu esfuerzo y a tu perseverancia, en las cuales, además, puedes obtener más ingresos que algunos vendedores que entraron antes que tú. Algo impensable en las ventas piramidales, donde ocupas un puesto fijo acorde a tu inversión.

Por último, un dato revelador y decisivo para decidir si se trata de una estafa o no, procede de la gama de productos ofrecidos. En el marketing multinivel, los productos son de gran calidad y con una garantía legal de devolución, a diferencia de los productos de dudosa calidad o incluso inexistentes del marketing piramidal.

Dicha técnica de marketing se lleva practicando desde antes de la incursión del mundo online, así que, obviamente, con la llegada de las nuevas tecnologías este debate ha saltado también al mundo digital, donde, naturalmente, se han abordado innumerables negocios.

En Internet, a la hora de embarcarte en un negocio multinivel, con las empresas de Networking especialmente, los consejos y las recomendaciones son las mismas que las comentadas anteriormente. Huye de los anuncios de “dinero fácil” y “dinero instantáneo”. Infórmate, analiza el mercado, los productos ofertados, la competencia, comprueba la legalidad del negocio y, sobre todo, no te dejes influenciar por aquellos “líderes” que, más que una empresa, parece que estén dirigiendo una secta.

Imagen: Great Beyond

B2C y redes sociales

El e-commerce B2C a nivel mundial ascendió a 1.7 billones de dólares en el 2015, y se prevé una cifra de 1.9 billones para el 2016. El comercio en línea ha tenido un ascenso vertiginoso y las redes sociales han sido uno de los canales para llegar a potenciales consumidores. Sin embargo, no siempre son aprovechadas de manera óptima,  es importante entender que pueden ser un medio de comunicación, un generador de engagement y una plataforma de atención al cliente. Pero sobre todo, una herramienta para conectar con tus compradores.

Redes sociales como Facebook y Pinterest son apropiadas para publicar el catálogo de productos y servicios que tienes en tu web. Además, la interacción con otros usuarios es mucho más cómoda que en sitios como Twitter. Claro está que son de carácter distinto. Pero Facebook, a diferencia de Pinterest y de cualquier otra red social, te permite promocionar un sitio web con presupuestos diarios de 1 dólar en adelante, y escoger a quienes quieres llegar mediante un filtro de género, edades, intereses y ubicación. Este tipo de promoción envía cualquier clic en el anuncio a tu página web. Un estudio realizado por Shareaholic en el 2014, reveló que el 24.63% del total del tráfico en sitios web, proviene de Facebook, seguido de Pinterest con un 5.06% y Tiwtter con 0.82%.

Facebook, Pinterest y Twitter son recursos que no implican una mayor inversión que otros canales de Marketing online y offline, y un punto de partida que puede acabar en una venta. La estrategia del Social Media debe ir enfocada en generar tráfico, aumentar el tamaño de seguidores y conservar el posicionamiento de tu marca. Cualquier objetivo debe estar basado en el tipo de negocio que tengas. Existen redes sociales en las que una compañía de servicios no tiene el mismo impacto que una de bienes, y su visibilidad dependerá de cuál sea la estrategia usada para hacer presencia en una determinada red.