Comparte vuelo con Wingly

Wingly es una startup francesa que nació con el objetivo de demostrar que la aviación privada puede ser accesible para todos. El emprendedor y piloto Emeric de Waziers pensó en 2015, que habría que buscar una manera de contratar trayectos cortos en avión, con las ventajas de los vuelos privados pero a precios más populares. Por eso fundó esta compañía junto a Lars Klein y Bertrand Joab-Cornu. 

El funcionamiento es similar a Bla Bla Car, se trata de poner en contacto a pilotos y pasajeros para compartir gastos de viaje. Eso sí, de momento no hay aplicación móvil de reserva. Los usuarios disponen de una web en la que se pueden ver los viajes propuestos por los pilotos. Si no se encuentra el deseado existe la posibilidad de solicitarlo por si algún piloto puede ofrecerlo. Wingly ofrece un presupuesto de la duración y el precio, dependiendo de las personas que lo contraten. 

La plataforma se lleva 5 euros de cada viaje además del 15% del coste del vuelo. Esa es básicamente su fuente de financiación, aunque este mismo año consiguió reunir dos millones de euros en una ronda de financiación entre inversores. De esta manera podría duplicar su tamaño y escalar su modelo de negocio. Según datos de la empresa tienen registrados 10.000 pilotos y 150.000 usuarios. Estiman que en Europa hay una media de 2,5 millones de plazas vacías anuales, que se podrían compartir y así reducir costes.