¿Es una amenaza la concentración en Internet?  

Si utilizas la aplicación de Youtube en el móvil, imagino que has visto los mensajes de la plataforma proponiendo que utilices una versión gratuita de prueba, para abonar más tarde una cuota, como haces con Spotify por ejemplo. Nada nuevo bajo el sol, con una salvedad, Youtube no tiene bastante con lo que ingresa por publicidad -entiendes por qué nos han estado machacando últimamente- y quiere conseguir más ingresos al tiempo que se ventila a un par de competidores.

El primero es obvio, el que mencionaba antes: Spotify. Pero para averiguar cuál es el segundo tampoco hay que echarle mucha imaginación, ¿verdad? Sí, se trata de Netflix. Papá Google, tiene hambre, ya dijeron en su momento que lo de ser evil, bueno, no está tan mal. Y ahora que se ha puesto del lado de los chicos grandes de la defensa, es lógico que vayan dando algún paso más.

El problema que nos plantea Google o Facebook no es que hagan más y en muchos casos gratis, eso les encanta a los usuarios. Para mí ni siquiera lo es que tengan más información o más dinero nuestro, allá cada uno con quien se casa. El principal escollo que presenta el modelo es que eliminan a la competencia y no dejan espacio a nadie, salvo en nichos o negocios tan específicos, que ni siquiera son significativos desde un punto de vista global. ¿Alguien se acuerda de la época anterior a Analytics? Pues eso.

Esto ya era importante hace 10 o 20 años, pero considerando el papel que tiene actualmente Internet en nuestras vidas y hacia donde vamos, está claro que hay que analizar el papel de los grandes actores urgentemente. Google no se convirtió en Alphabet porque le gusten los nombres chulos. Es evidente que nos llevan años de ventaja y que es probable que en las líneas generales de su plan maestro el usuario sea una pieza más. Yo no tengo ninguna duda desde el lanzamiento de Gmail, pero como algunos aún les siguen defendiendo, pues eso.

No seamos inocentes, su apuesta va mucho más allá de la Internet común, las redes sociales o cuatro ocurrencias que son solo cosa de frikis. Amazon quiere dominar la distribución mundial, Google y Facebook la información de los usuarios, Microsoft casi parece un actor menor a estas alturas, pero todos ellos están jugándosela con la Inteligencia Artificial y situando cacharritos a nuestro alrededor para hacer nuestra vida más fácil. O eso quieren que parezca.

Tal y como lo veo, tanto desde el punto de vista de competencia, como del de la innovación, aún más importante, el poder de los gigantes de Internet presenta más inconvenientes que ventajas. Si se pudo dificultar o eliminar la concentración en los ferrocarriles, las comunicaciones o el petróleo ¿por qué no en Internet? Yo lo tengo claro. El cómo bastante menos, la verdad. Se lo dejo a los que pagamos para resolver problemas.

 

YouTube ofrece gratis el modo Picture in Picture

Los usuarios de YouTube en Android podrán activar el modo Picture in Picture para ver vídeos en segundo plano de forma gratuita. Hasta ahora solo podían hacerlo los clientes de pago, pero la empresa ha decidido que puedan hacerlo todos sus clientes. Empezarán por los estadounidenses. Solo habrá una excepción: la música, para la que seguirá siendo necesaria la suscripción. 

Así es que en breve, si utilizas un móvil que tiene instalado Android Oreo y estás viendo un vídeo de YouTube, solo tendrás que pulsar home, para que se minimice y se quede en la esquina de la pantalla, mientras utilizas el teléfono para otras funciones.

Imagen: Amit Agarwal

El día que Vevo quiso ser Youtube

Los vídeos de Vevo son probablemente una de las principales fuentes de ingreso para Youtube. Son miles de millones las reproducciones que tiene, por ejemplo, alguno de los temas más famosos de Luis Fonsi. Otros se conforman con otras cantidades algo más modestas, que aún así alcanzan las decenas de visualizaciones. Un gran negocio para Youtube, debieron pensar los de Vevo, el que están haciendo con nuestros videos.

Vevo acoge a algunos de los principales sellos musicales, como Sony o Universal y con ese pensamiento, se plantearon crear su propia plataforma para llegar directamente a los consumidores. Y seguramente habría tenido éxito, pero ¿tanto como el que tienen con sus videos en Youtube? seguramente no. 

Youtube no tiene competencia, igual que no la tienen los sellos que hay detrás de Vevo, no nos engañemos, pero separados son mucho más débiles. Y parece que se lo han vuelto a pensar. Así que siguen siendo amigos.

Imagen: pt-br.youtube.wikia.com

Te interesa por: Existe un consenso en el sentido de que los propietarios de los contenidos son los que tienen el valor. Pero en estos últimos quince años han cambiado muchas cosas y las plataformas que difunden los contenidos le han dado la vuelta a la situación. No hemos visto el último acto, tal vez esta batalla haya acabado en tablas, pero queda mucha guerra. Años apasionantes.

Youtube Music de Google

Google también quiere entrar en el negocio de la música por streaming y para ello tiene que hacer frente a su máximo rival, Spotify, con más de 75 millones de usuarios, 20 de ellos de pago. 

Para ello lanza Youtube Music, también con una versión Premium, que permitirá el acceso a Youtube Originals, con producciones exclusivas para sus usuarios. El servicio costará una cantidad muy parecida a la que ofrecen sus competidores, 9,99 euros mensuales. Spotify tiene una versión gratis, que incluye publicidad, Spotify Premiun, que cuesta 9,99 al mes y la versión familiar 14,99 euros. En parecidas cuotas se mueve Apple Music que además cuenta con una tarifa reducida de 4,99 euros para estudiantes. 

Se trata de una aplicación, también con versión escritorio, en la que se podrán buscar los temas por varios conceptos, como canciones, discos, artistas, remixes, covers o letras de las canciones, todo en la misma plataforma.

La apuesta de Google está enfocada principalmente al potencial tecnológico que representa y a la aplicación de la Inteligencia Artificial que la compañía aplica en todos los ámbitos. Youtube Music estará disponible en unos días en Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, México y Corea del Sur. A España seguramente a finales de año.